Brexit

Margallo defenderá ante sus homólogos europeos la adhesión de Gibraltar tras el 'brexit'

El responsable español de Exteriores expondrá a sus socios por carta cómo mantener al Peñón en la UE intengrándolo en España.

José Manuel García-Margallo con su homólogo alemán en Potsdam (Alemania).

José Manuel García-Margallo con su homólogo alemán en Potsdam (Alemania).

  1. Brexit
  2. Gibraltar
  3. Unión Europea
  4. José Manuel García-Margallo
  5. Reino Unido

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha afirmado este jueves en Potsdam (Alemania) que en los próximos días enviará una carta a sus homólogos europeos para explicar la posición de España en las negociaciones sobre el 'brexit'. En esa misiva quedarán claras las intenciones españolas de conseguir la co-soberanía de Gibraltar. De esta forma, según García-Margallo, se pretende aportar una vía al territorio británico para que permanezca en la Unión Europea (UE) después de la victoria del leave en el referéndum sobre la salida del Reino Unido del proyecto comunitario.

“Dentro de dos o tres días tendrán una carta con un dosier en el que expondremos cuál es la posición de España en las negociaciones que tienen que empezar”, ha dicho García-Margallo, aludiendo a sus homólogos europeos y al escenario negociador que abre el resultado favorable al brexit registrado el pasado mes de junio. El jefe de la diplomacia española realizaba estas declaraciones en el marco de una reunión informal en Postdam que mantienen los ministros de Asuntos Exteriores de los países de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), cuya presidencia ocupa Alemania este año.

En esa reunión, el 'brexit' ocupará un lugar marginal, pues se ha convocado para avanzar mayormente en los ámbitos de seguridad y cooperación internacional. Pero el ministro español dio cuenta de que quiere preparar el terreno de cara a las negociaciones UE-Reino Unido sobre la salida británica de la Unión. “A los márgenes de esta reunión se hablará del brexit”, apuntaba García-Margallo, antes de antes de aclarar sus intenciones: “voy a hablar sobre las oportunidades que se abren para resolver el contencioso de Gibraltar como consecuencia del brexit”.

La salida del Reino Unido de la UE, según García-Margallo, “cambia radicalmente el problema de Gibraltar”. Tanto es así que, a su entender, “probablemente estemos ante la oportunidad histórica más importante que hemos tenido desde 1714” para resolver ese histórico contencioso que mantiene España y el Reino Unido, según el titular de Exteriores.

La propuesta que manejan los responsables de la diplomacia española no es nueva, según aclaraba el ministro. “La fórmula que hemos propuesto no es original, es la ya discutida en 2002 entre [Jose María] Aznar y [Tony] Blair, es una fórmula de co-soberanía”, ha expuesto el responsable de Exteriores en declaraciones a la prensa. “En ella España asumiría de forma mancomunal con el Reino Unido las relaciones exteriores de Gibraltar, por ello permanecería en la Unión Europea y tendría derecho al mercado interior y a las ventajas que se derivan de ahí”, según García-Margallo.

De acuerdo con las intenciones españolas, se ofrecería “un estatuto personal” a los gibraltareños para que pudieran conservar su nacionalidad británica y adquirir la española. Además, según recordó el responsable español de Exteriores, habría forma de que el territorio británico pudiera acceder a ser una Comunidad Autónoma con un estatus especial. “El artículo 144 de la Constitución española les permitiría tener un autogobierno en prácticamente todas las materias, salvo en Exteriores y Defensa”, apuntaba García-Margallo, que no obvió el que sería a buen seguro otro escollo para la resolución del conflicto: “no hay que olvidar que ahí hay una base militar [británica]”.

Para él, la iniciativa española permitiría resolver buena parte de los problemas que entraña la presencia británica en Gibraltar además de la incertidumbre que ha instalado a nivel internacional la decisión de los británicos de salir del proyecto comunitario. “El contencioso de Gibraltar está impidiendo que se aplique la legislación comunitaria en materia de pesca, de medioambiente, está creando dificultades en lo que toca a la prevención del contrabando, distorsiones fiscales muy importantes, porque Gibraltar es un paraíso fiscal con sociedades offshore”, enumeraba García-Margallo.

“A mi juicio esa formula resolvería el contencioso histórico, defendería los intereses de la población de Gibraltar – la cuarta economía del mundo en términos de renta per cápita – y evitaría discusiones que podrían ser muy agrias en la UE”, aseveraba García-Margallo sobre la propuesta española todavía en gestación. El titular de Exteriores también precisaba antes de la reunión en Potsdam que España defenderá que Gibraltar no puede formar parte de las conversaciones sobre la salida del Reino Unido de la UE. “Eso es una cuestión que debe resolverse bilateralmente, como indican las resoluciones de Naciones Unidas”, concluía el ministro en funciones.