Alemania

Lo que sabemos y lo que no sabemos del ataque de Múnich

Un germano- iraní mató a nueve personas a punta de pistola en las inmediaciones de un centro comercial al norte de la capital de Baviera el viernes. Tenía problemas psiquiátricos y ningún vínculo yihadista. Se pegó un tiro en la cabeza dos horas después de la masacre, tras ser localizado por la policía.

Imagen de Ali David Sonboly publicada por el medio alemán 'Bild'

Imagen de Ali David Sonboly publicada por el medio alemán 'Bild'

La capital de Baviera fue escenario en la tarde de este viernes de un tiroteo que ha dejado nueve víctimas mortales, además de morir el propio agresor identificado en los medios locales como Ali David Sonboly, aparentemente por suicidio. El ataque se produjo en las inmediaciones y dentro del concurrido centro comercial Olympia al norte de Múnich.

La investigación no ha detectado ningún vínculo yihadista. El tirador, un germano- iraní de 18 años nacido y criado en Múnich, tenía problemas psiquiátricos y había acumulado material sobre "actos de locura de matanzas indiscriminadas", según la investigación. La Policía ha señalado la coincidencia del ataque con el quinto aniversario del atentado del ultraderechista Anders Breivik en Oslo y Utoya el 22 de julio de 2011. 

A continuación, repasamos los hechos comprobados y las incógnitas aún abiertas de este suceso:

Lo que sabemos

¿Cuántas víctimas hay?

El Gobierno de Baviera y la Policía de Múnich ha confirmado que el agresor mató a nueve personas en el tiroteo. El autor de la masacre también ha fallecido, según los primeros indicios, por suicidio. Sin embargo, los investigadores han señalado que esto lo tendrá que corroborar la autopsia, pues un policía había abierto fuego desde la distancia contra él.

Entre los nueve muertos hay tres de 14 años, dos de 15, uno de 17, uno de 19, uno de 20 y una de 45 años, todos de Múnich y alrededores. Hay, además, 27 personas heridas; 10 de ellas, graves (la más joven tiene 13 años). Sólo cuatro de las personas en estado grave tienen heridas de bala.

¿Cuántos atacantes han perpetrado el ataque?

Aunque durante unas horas la Policía centró su investigación en tres sospechosos, finalmente había un único agresor: un joven de 18 años de nacionalidad alemana e iraní que portaba una pistola y que ha terminado muriendo -con toda probabilidad por suicidio- en una calle cercana al centro comercial.

Las fuerzas de seguridad alemanas realizaron un gran despliegue de seguridad con 2.300 efectivos para detener al sospechoso y las autoridades recomendaron a los ciudadanos extremar la precaución. La consigna exacta fue: "Por tu propia seguridad se ha declarado un estado de emergencia, evita las calles. Los atacantes están a la fuga. Encienda la televisión y la radio".  

¿Dónde se ha producido el ataque?

El tiroteo comenzó a la salida de un McDonald's  frente al centro comercial Olympia. Este complejo se encuentra a 8 kilómetros del ayuntamiento, en el norte de Múnich. 

En varios vídeos que circulan por las redes sociales se puede ver el pánico de los primeros momentos. 

¿Qué se sabe del autor del tiroteo?

Ha sido identificado por las autoridades como un estudiante de instituto de 18 años que tenía doble nacionalidad: alemana e iraní, y que nació y creció en la capital bávara. En los medios locales identifican como Ali David Sonboly.

Ali David Sonboly, el joven germano-iraní identificado como autor de la matanza

Ali David Sonboly, el joven germano-iraní identificado como autor de la matanza

La Fiscalía ha dicho que "era una persona que tenía algún problema psiquiátrico" y aseguran que "se informó mucho sobre actos de locura en los que se mata indiscriminadamente a personas". En su casa han encontrado al menos un libro sobre hechos de este tipo.

Las autoridades no creen que contara con ayuda y han encontrado en su mochila unas 300 balas. 

¿Cómo murió el tirador?

La Policía de Múnich ha confirmado que el atacante se pegó un tiro en la cabeza ante la policía después de perpetrar el ataque. Una patrulla de agentes le localizó a las 20.30  y al ser interpelado se suicidó.

Cuando eso ocurrió, el atacante estaba a cierta distancia del centro comercial, donde se había producido el tiroteo unas dos horas y media antes, según especifica un comunicado de la policía de Múnich. Los agentes ya habían disparado contra el joven en el aparcamiento del centro comercial pero resultó ileso y logró huir.

¿Se trata de un atentado de Estado Islámico?

Era la gran pregunta en las primeras horas tras el tiroteo. Tras la confusión inicial y la cercanía en el tiempo del ataque del agresor del hacha también en Baviera el pasado lunes (que reivindicó el grupo terrorista), la Policía alemana ha negado que el tiroteo de este viernes tenga ningún vínculo con el yihadismo, aunque trató este suceso como un atentado inicialmente.

Lo que no sabemos 

¿Es un ataque racista?

"¡Yo soy alemán, he nacido aquí!". Son las palabras del agresor antes de comenzar a disparar cuando se encontraba en la azotea de un aparcamiento, según se oye en este vídeo.  

Una testigo ha declarado a un medio alemán que escuchó al agresor gritar "¡Extranjeros de mierda!" mientras disparaba. Este mismo lunes, un refugiado atacó con un hacha a varios pasajeros de un tren regional entre las ciudades de Treuchtlinge y Wurzburgo, en la región de Baviera. Aquel ataque fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico y su autor se había grabado en un vídeo en el que amenazaba con matar.  

¿Se inspiró en el ultraderechista Breivik?

El jefe superior de la Policía, Hubertus Andrä, ha señalado que el viernes "era el quinto aniversario (del ataque del ultraderechista noruego Anders Breivik) y quizá pueda tener algo que ver como acto de locura; es posible que haya habido alguna relación". Por el momento, los investigadores no han desvelado ningún artículo o contenido concreto que hubiera consultado el agresor. 

Breivik mató a 77 personas con una bomba en Oslo y un arma de fuego en un campamento juvenil en la isla de Utoya el 22 de julio de 2011. En su caso la justicia determinó que era plenamente consciente de sus actos, estaba cuerdo y por lo tanto le condenó a más de 20 años de prisión.

¿Una acción premeditada?

Se desconoce si el agresor había planeado su ataque aunque las autoridades ya han descartado que contara con ayuda para perpetrar el tiroteo. Pudo piratear una cuenta de Facebook para citar a gente en el lugar del suceso, pero la Policía no lo ha podido esclarecer por el momento.

¿Hay víctimas españolas?

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha habilitado varios teléfonos para dar información a los posibles afectados. Ankara ha informado de que tres de las víctimas eran turcas.