Atentado en Niza

Alquiló su camión junto a un cine que proyectaba una película sobre un atentado el 14-J

Tenía que devolver el vehículo el mismo día que se estrenaba el filme 'Bastille Day' en el local de alquiler localizado por EL ESPAÑOL.

Camión atentado Nice

Camión atentado Nice REUTERS

A escasos 13 kilómetros de donde mató a sus primeras víctimas al volante de un gran camión frigorífico blanco Mohamed Lahouaiej Bouhlel alquiló el vehículo. Lo hizo el 11 de julio, tres días antes del ataque en Niza, según el fiscal de París, François Molins, que no ha duda en calificarlo de “terrorista” aunque por el momento las autoridades no le adscriban a ninguna organización.

Via Location es la empresa de alquiler que le proporcionó sin saberlo el vehículo con el que mataría a decenas de personas (hay 84 fallecidos, pero decenas de heridos en estado crítico y una veintena en coma). El negocio está en la localidad de Saint Laurent du Vals, colindante a Niza (prácticamente forma parte de la ciudad). Así se lo ha podido confirmar un responsable del establecimiento a EL ESPAÑOL vía telefónica.

“Sólo podemos responder a preguntas de la policía y la investigación judicial”, se ha excusado pacientemente un hombre al otro lado de la línea telefónica.

ASÍ ES EL CAMIÓN

Via Location alquila dos tipos de camiones frigoríficos de 19 toneladas, “mono temperatura” y “multi temperatura”. A falta de poder confirmar el modelo particular que eligió Bouhlel, éstas son sus características más relevantes para el caso, de acuerdo con sus fichas técnicas:

- puede transportar hasta 11 toneladas de mercancías en un tráiler de 40 a 50 metros cúbicos;

- se puede alquilar por sólo un día hasta varios meses;

- posee un “regulador de velocidad” (Bouhlel aceleró para embestir a la multitud a gran velocidad, según los testigos);

- elevalunas eléctrico (Bouhlel disparó repetidamente a tres policías desde el camión antes de ser abatido);

- cierre centralizado con mando a distancia.

.

.

DEBÍA DEVOLVERLO EL DÍA ANTES

El local a donde acudió Bouhlel a por el vehículo está situado frente al centro comercial Nice Lingostière, el más grande de la segunda ciudad más turística de Francia, con un Carrefour y un Decathlon incluidos. También hay un cine, donde el día anterior al ataque -que se produjo el 14 de julio, fiesta nacional por el Día de la Bastilla- se estrenó la película Bastille Day.

La escalofriante coincidencia se torna más familiar todavía al descubrir que el largometraje -producido entre Francia, EEUU y Reino Unido- versa sobre una trama terrorista para atentar el 14 de julio en París. Además, es una joven francesa la que planifica el ataque el día de la fiesta nacional, ha desvelado Le Figaro. “Este año los fuegos artificiales son ellos”, fue el eslogan de lanzamiento para una película que se estrenaba 8 meses después del 13-N en la capital francesa.

Bastille Day se proyectó el 13 de julio en aquellos cines frente al lugar donde Bouhel debería haber devuelto el camión ese mismo día, cuando finalizaba el contrato de alquiler, según la Fiscalía. Pero no lo hizo. Se desconoce si Via Location lo había llegado a denunciar. Al día siguiente emprendería su recorrido asesino desde el número 11 hasta el 147 del paseo de los Ingleses, el paseo marítimo de la ciudad.

Bouhlel era conductor profesional de camiones, padre de tres hijos y se había separado. “Nunca había mostrado signos de radicalización”, según el fiscal, que ha admitido que el hombre es “totalmente” desconocido para los servicios de Inteligencia. 

Las autoridades estudian sus posibles motivaciones y no descartan ninguna hipótesis. Aunque el modus operandi pueda parecer novedoso para un posible atentado de corte islamista, lo cierto es que tanto Al Qaeda como el Estado Islámico han animado en el pasado a matar atropellando.