Brexit

Londres abre dos frentes para liderar las negociaciones del 'brexit'

Así son los candidatos que lucharán por suceder a Cameron en las primarias 'tories', divididos entre europeístas y euroescépticos.

Gove defendió la salida de la UE mientras May respaldó a Cameron.

Gove defendió la salida de la UE mientras May respaldó a Cameron.

  1. Brexit
  2. Boris Johnson
  3. Michael Gove
  4. Theresa May
  5. Referéndum
  6. Reino Unido
  7. Unión Europea
  8. Londres
  9. Bruselas

Theresa May y Michael Gove se convirtieron este jueves en los grandes favoritos para ser el nuevo líder del Partido Conservador y primer ministro, después de que el exalcalde de Londres y líder de la campaña por el brexitBoris Johnson renunciara inesperadamente en el último momento.

Al cierre del plazo para las candidaturas tories, se registraron cinco candidatos, dos del lado del remain -que abogaron por la permanencia en la Unión Europea de cara al referéndum- la ministra del Interior, Theresa May y el secretario de Estado para el Empleo y Pensiones, Stephen Crabb; y tres del leave - el ministro de Justicia, Michael Gove; la secretaria de Estado de Energía, Andrea Leadsom; y el exministro de Defensa Liam Fox.

El guión escrito para las primarias conservadoras se rompió el jueves por la mañana, cuando Johnson compareció en la rueda de prensa en la que debía anunciar su candidatura y dijo que no se presentaba. El que fuera alcalde de Londres durante ocho años y hasta el pasado mayo, afirmó que “los profetas de la destrucción [en referencia los que vaticinaron que la economía se hundiría fuera de la UE] estaban equivocados entonces y lo están ahora (…). Londres y el Reino Unido florecerán poderosamente fuera de la UE”.

Reclamó unidad al partido y al país y repasó su legado londinense, donde presume de haber reducido la pobreza y haber llevado a la cúspide al centro financiero conocido como la City. “Después de consultar a colegas y en vistas de las circunstancias del Parlamento he llegado a la conclusión de que esa persona no soy yo”, sorprendió.

El nombre de Boris Johnson sonaba desde hacía muchos años para suceder a Cameron y era conocida su aspiración para ser primer ministro. Johnson iba a presentar una candidatura conjunta con Michael Gove  —ambos fueron los grandes artífices del brexit— para convertirse en primer ministro y ministro de Finanzas respectivamente. Sin embargo, Gove había anunciado más temprano que iba en solitario a las primarias conservadoras y había pillado con el pie cambiado al que hasta ayer era su máximo aliado.

El nuevo líder conservador será elegido en las próximas semanas y se conocerá el 9 de septiembre. Se convertirá automáticamente en primer ministro y será el encargado de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, el mecanismo legal para iniciar las negociaciones del divorcio entre el Reino Unido que durarán un mínimo de dos años y que, según expertos, se podrían extender hasta siete años. Éstos son los cinco aspirantes, en dos bloques liderados respectivamente por May y Gove:   

Theresa May, preferida del bloque europeísta

Se la considera una de las más duras e inteligentes políticas conservadoras. Es la actual ministra de Interior, una cartera que ha dirigido con solvencia, como ella misma recordó en la presentación de su campaña este jueves, con logros como evitar la extradición a los Estados Unidos del ciberpirata británico Gary McKinnon, conseguir la deportación del clérigo radical Abu Qatada a Jordania, o reducir el crimen pese a los recortes en la Policía.

Es la candidata de consenso, era la candidata para frenar a Boris Johnson antes de la renuncia de éste. Tras la derrota de los tories en 1997, pronunció un famoso discurso en el que decía que su partido era visto como “un partido desagradable”. Al presentar su candidatura este jueves dijo que “hace tiempo que el partido dejó de ser desagradable”.

A los 59 años, May se ha presentado como una candidata seria, dura y trabajadora, el primer ministro capaz de sentarse frente a Angela Merkel y conseguir lo mejor para el país en las durísimas negociaciones que tendrá que lidiar el nuevo primer ministro con la UE.

May ha dejado claro que “brexit significa brexit” y ha afirmado que no habrá un segundo referéndum, que no habrá elecciones anticipadas -las siguientes son en el año 2020- y que no se activará el artículo 50 para salir de la UE hasta el año que viene.

También ha anunciado la creación de un nuevo ministerio del brexit, centrado sólo en las negociaciones con la UE. Sin Boris Johnson, es la favorita.  

Stephen Crabb, estrella emergente 

Es una de las estrellas emergentes del Partido Conservador. Este galés de 43 años, presenta una candidatura conjunta con el actual ministro de negocios Sajid Javid. Ambos participaron en la campaña para seguir en Europa.

Se crió con una madre soltera en un piso de protección social. Su familia dependía de las ayudas del Gobierno. Ha resaltado siempre la importancia del trabajo en casa, la educación y la fe cristiana.

Diputado desde 2005, en el año 2014 fue nombrado ministro de Gales y a principios de año, tras la renuncia de Iain Duncan Smith, le entregaron la cartera de Trabajo y Pensiones. Muchos consideran que la oportunidad le llega demasiado pronto. 

Michael Gove, favorito del bloque euroescéptico

El actual ministro de Justicia nunca se había planteado ser líder conservador. “He llegado a la conclusión que Boris Johnson no puede proveer el liderazgo o construir el equipo para el trabajo que hay por delante”, dijo el jueves en el escueto comunicado con el que anunció su candidatura tory. Gove fue el único que no hizo rueda de prensa ni presentó su programa, como el resto de candidatos. Fue una decisión de última hora.

El diputado tory Andrew Mitchel se mostró totalmente sorprendido por la decisión de Gove de desvincularse de Johnson en el último segundo. “Durante los últimos cinco años nos ha estado diciendo que no sería el primer ministro —dijo—. Sólo él sabe por qué lo ha hecho”.

De 48 años, es uno de los políticos mejor considerados del Partido Conservador. Es eficiente y discreto. Prefiere mantenerse en un segundo plano aunque tiene un gran discurso. Se le considera un brillante orador en Westminster y es uno de los ideólogos del ala más conservadora del partido, y el cerebro detrás de la campaña del brexit.

Nadie esperaba su candidatura, sobre todo después de haber mantenido que no quería ser primer ministro. Se mantuvo a la sombra de Boris Johnson durante los dos meses de campaña hasta este jueves por la mañana, cuando decidió presentarse en solitario.

Licenciado por la Universidad de Oxford, fue un reputado periodista y columnista de The Times antes de decantarse por la política. Fue ministro de Educación y preparó toda la reforma educativa de Cameron de las últimas elecciones hasta que Cameron le relegó en 2014 a jefe de disciplina de partido. Luego le entregó el Ministerio de Justicia. A diferencia de Johnson, tras el resultado del referéndum tendió la mano a Cameron y Osborne. Aunque no goza, ni de lejos, del carisma de Boris Johnson, genera una gran confianza dentro del partido.      

Liam Fox, el exministro de Defensa que defiende el cierre de fronteras

Licenciado en medicina, ejerció de médico de cabecera antes de dedicarse a la política. A los 54 años, es la segunda vez que se presenta a unas primarias tras quedar tercero en 2005, el año en que ganó Cameron.

Es un conocido ‘thatcherista’, del ala derecha del partido. En el año 2011 tuvo que dimitir como ministro de Defensa acusado de un trato de favor a un íntimo amigo.

Hizo campaña muy activamente por el brexit. En la presentación de su candidatura a suceder a Cameron, dijo que cualquier acuerdo con la UE que incluya el libre movimiento de gente sería una traición al resultado del referéndum. Se postuló como el candidato conciliador del brexit, en contraste con Boris Johnson, aunque sin él, ese rol podría asumirlo Gove.    

Andrea Leadsom, la economista que conquista a la cámara

Es la actual secretaria de estado de Energía y Cambio Climático. Con 53 años, es otra de las políticas emergentes del partido. Previamente fue la secretaria económica del Tesoro.

Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Warwick. Se dedicó a las finanzas antes de pasarse a la política desempeñando varios cargos ejecutivos en fondos de inversiones. Es parlamentaria desde el año 2010.

Ha sido una de las parlamentarias más activas durante la campaña del referéndum para la salida de Europa. Sus puntos fuertes son su competencia como economista y su buen hacer ante las cámaras como se demostró en los debates televisados de la campaña donde fue una de las representantes del brexit.

EL FIN DE BORIS JOHNSON

Incluso Theresa May, en la presentación de su candidatura (una de las primeras que se oficializó), atacó a Boris Johnson creyendo que sería su gran rival de campaña. El líder de la campaña por el brexit generaba una enorme división dentro del partido, pero tenía un elevado número de incondicionales y gozaba de un fuerte apoyo popular, como se comprobó durante la campaña del referéndum. Era el gran favorito.

Explican que había diputados llorando en la rueda de prensa de Johnson. Nadie sabe explicar qué es lo que separó a Johnson y Gove. Algunos dicen que fue un acto de traición de Michael Gove. Otros creen que detrás estuvo George Osborne, el ministro de Finanzas actual, que decidió no presentarse.

El exdirector de comunicación de Boris Johnson cuando era alcalde de Londres, Guto Hari, se mostró sorprendido por la decisión. En declaraciones a la BBC, expresó que si Johnson se echó atrás fue porque “debió sentir falta de apoyo en quienes antes sentía que estaban a su lado”. Considera que debió haber continuado y que “fracasó como político por haber calculado mal”.

Una fuente cercana a Johnson declaró también a la cadena británica que el político no ocuparía ningún cargo público ni se posicionaría a favor de ninguno de los candidatos. Aseguró que “Johnson estaba muy orgulloso por haber dado la voz a millones de personas que no eran escuchadas”.

Por su parte, Stanley Johnson, el padre de Boris, que en su momento criticó a su hijo por hacer campaña por el brexit, declaró que “hubiera sido el mejor líder del Partido Conservador”.

Y AHORA QUÉ

A partir de ahora se iniciaran tres rondas de votaciones postales entre los 331 parlamentarios del partido. En cada ronda se eliminará uno hasta que queden dos, que se enfrentaran en una ronda final como sucedió en el año 2005, la última vez que el partido tuvo que elegir a un líder. En aquella ocasión emergió un joven David Cameron, que se impuso a David Davis por un 68% frente a un 32%.

En la ronda final votarán los 150.000 afiliados del partido. El ganador se conocerá el 9 de septiembre, antes de la celebración del congreso conservador el 2 de octubre, fecha límite que dio David Cameron cuando anunció su renuncia el jueves 24 de junio tras confirmarse la salida del Reino Unido de la UE por un 52% frente a un 48%.

Los 27 líderes de la UE presionan a Cameron para que active ya el proceso de desconexión de Bruselas, pero el todavía premier británico se niega a hacerlo, porque considera que debe ser el nuevo líder quien establezca las bases de la negociación.