Tribunal Supremo

El Supremo paquistaní no inhabilita al primer ministro pero sigue investigándolo por corrupción

Los jueces consideran que no existen pruebas para inhabilitar a Nawaz Sharif, pero las investigaciones realizadas hasta el momento tampoco prueban la procedencia de los fondos desvelados en los Papeles de Panamá.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif. Reuters

  1. Tribunal Supremo
  2. Pakistán
  3. Corrupción
  4. Escándalos políticos
  5. Papeles de Panamá

El Tribunal Supremo paquistaní decidió este jueves ordenar la formación de una comisión formada por civiles y militares para aclarar la procedencia de los fondos de las sociedades de la familia del primer ministro, Nawaz Sharif, desveladas por los Papeles de Panamá.

Los cinco jueces a cargo del caso concluyeron que no existen pruebas suficientes para inhabilitar a Sharif, pero consideran que las investigaciones realizadas hasta ahora no han probado la procedencia de los fondos, dijo el magistrado Asif saeed khosa al leer la sentencia.

Dos de los cinco jueces del tribunal han recomendado que Sharif dimita, pero su propuesta ha sido rechazada. La Corte ordenó que se formara un equipo de investigación conjunto para esclarecer las denuncias sobre las sociedades familiares basadas en el extranjero que se habrían utilizado para adquirir propiedades en Londres.

Si el tribunal hubiera optado por expulsar a Sharif del poder, su partido (PML-N) se habría mantenido en el Gobierno, pero habría generado un gran revuelo en un momento en que Pakistán experimenta un modesto crecimiento económico y ha mejorado su seguridad después de años de violencia y parece que el Gobierno y el Ejército han suavizado su relación. 

El Supremo inició el año pasado una investigación sobre las sociedades que la familia de Sharif tiene en el extranjero después de que los miembros de la oposición amenazaran con realizar manifestaciones. Se le acusa de haber mentido sobre las propiedades de sus hijos, en particular de su hija Maryam, considerada su sucesora política, recoge AFP.

El caso estalló en 2016, cuando el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICJ) publicó cerca de 11,5 millones de documentos filtrados de un gabinete de abogados panameño Mossack Fonseca que revelaban las sociedades en paraísos fiscales de líderes políticos y personalidades de todo el planeta.