Un supremacista blanco se enfrenta a un manifestante de 'Antifas'.

Un supremacista blanco se enfrenta a un manifestante de 'Antifas'. Reuters

EEUU

Trump contra los supremacistas blancos: "Todos debemos condenar este odio"

Horas antes el alcalde de Charlottesville había culpado al presidente de EEUU, Donald Trump, de inflamar los prejuicios raciales durante su campaña electoral.

E.E.

El presidente de EEUU, Donald Trump, no quiere que lo relacionen con la manifestación de supremacistas blancos que se está produciendo en Chalottesville (Virginia) pese a que utilizan lemas muy próximos contra la inmigración en el país.

Por eso, ha utilizado su medio de comunicación favorito, Twitter, para condenar los enfrentamientos que han llevado a las autoridades de Charlottesville ha declarar el estado de emergencia en la zona.

"TODOS nosotros debemos estar unidos y condenar lo que representa el odio. No hay lugar para esa clase de violencia en América. ¡Vamos todos a una!", ha asegurado.

Horas más tarde, en un acto en Nueva Jersey, Trump calificó de "atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia" por "múltiples partes" estos enfrentamientos violentos."Condenamos en los términos más contundentes esta atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia por múltiples partes. Múltiples partes", dijo Trump.

En la manifestación que recorrió las calles de esta ciudad de Virginia el viernes por la noche, los supremacistas portaban carteles contra la inmigración y cantaban eslóganes nazis contra los judíos.

El alcalde de la ciudad, Michael Signer, ha lamentado que los supremacistas blancos hayan elegido Chalottesville para su encuentro y ha responsabilizado a Trump de estos choque por inflamar los prejuicios raciales durante su campaña presidencial el año pasado.

"Culpo de esto a muchos de lo que están viendo  en los Estados Unidos desde las puertas de la Casa Blanca y de la gente que rodea al presidente", ha asegurado Signer.

Antes de que Donald Trump condenara lo que está pasando en Virginia, ha sido su mujer, Melania, la que ha querido condenar estos choques.

"Nuestro país fomenta la libertad de expresión, pero comuniquémonos sin odio en nuestros corazones. Ningún bien viene de la violencia. #Charlottesville", ha asegurado la primera dama.

Otros de los que han lamentado la situación que se vive en Virginia ha sido Paul Ryan. El republicano ha sido el más duro asegurado que "las opiniones que alimentan el espectáculo en Charlottesville son repugnantes" y que para lo único que tienen que servir es para "unir a los estadounidenses contra este tipo de viles intolerancias".