Donald Trump

La primera mujer que Trump escoge para su Gobierno confesó no ser su “fan”

La india-estadounidense Nikki Haley, gobernadora de Carolina del Sur, representará a EEUU ante las Naciones Unidas. 

Haley criticó a Trump durante la campaña.

Haley criticó a Trump durante la campaña. Reuters

  1. Donald Trump
  2. ONU
  3. Partido Republicano
  4. Mujeres

La gobernadora de Carolina del Sur, la republicana Nikki Haley, será la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, informa la prensa estadounidense.

Haley, de 44 años y raíces indias, es la primera mujer que pasará a integrar la Administración de Donald Trump.

Durante las primarias, Haley apoyó al senador por Florida Marco Rubio y luego al senador por Texas Ted Cruz, ambos hispanos.

Cuando Trump anunció en diciembre su propuesta de prohibir a todos los musulmanes la entrada a EEUU, Haley se mostró muy crítica con ella. “Desafía todos los pilares de este país y simplemente está mal”, aseguró desde su estado natal, según recogió CNN.

A escasos días de las elecciones, Haley confesó que votaría por Donald Trump, no por su personalidad, sino por sus propuestas, y aseguró que la campaña electoral le había parecido una “vergüenza”.

“Para mí ya no depende de la personalidad, porque no soy fan de ninguno de los dos. Va de políticas (…) y el mejor en lo que respecta a medidas y a lidiar con cosas como el Obamacare es, aun así, Donald Trump”, dijo ante las cámaras.

Nikki Haley es uno de los nombres que habían sonado estos días como posible responsable del Departamento de Estado.

La decisión de nombrarla representante estadounidense ante la ONU reduciría las opciones principalmente al excandidato presidencial republicano Mitt Romney, que se enfrentó a Barack Obama en 2012, y al exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani.

Haley es conocida por retirar la bandera confederada -ampliamente considerada como un símbolo racista- del capitolio de Carolina del Sur después de que un joven blanco matara a tiros a una decena de feligreses en una iglesia negra del estado el año pasado, pero se la criticó por actuar de manera reactiva y no haberlo hecho antes.