Donald Trump

El equipo de Trump dice ahora que nunca plantearon un registro de musulmanes

Hace un año aseguró que él "implementaría eso, absolutamente". Ahora mantiene cerrar fronteras a personas de países "peligrosos" tras atentados.

Donald Trump con su hija Ivanka Trump, durante la campaña electoral.

Donald Trump con su hija Ivanka Trump, durante la campaña electoral. Reuters

  1. Donald Trump
  2. Musulmanes
  3. Partido Republicano
  4. Terrorismo

"El presidente electo Trump nunca ha defendido una base de datos o ningún tipo de sistema para rastrear individuos en base a su religión, y decir lo contrario es completamente falso", ha asegurado el portavoz Jason Miller en un comunicado recogido por Efe.

Pero lo cierto es que Donald Trump sí planteó en noviembre de 2015, tras los atentados de París y ya en campaña electoral en EEUU, crear una base de datos para supervisar a los musulmanes del país, una propuesta que apartó tras numerosas críticas. El magnate dijo que era necesario "hacer cosas que nunca se han hecho antes" para vigilar a los musulmanes del país, cosas que "van a enfadar a la gente" y que eran "impensables hace un año".

Preguntado por periodistas sobre si esas medidas incluirían un registro de musulmanes, Trump respondió: "Ciertamente, yo implementaría eso, absolutamente".

Se desdijo pocos días después, escudándose en que era un periodista el que había sugerido la idea al preguntarle. "Si no podemos detener (la entrada de refugiados), absolutamente tomaré los datos de la gente que llega desde Siria, pero vamos a detenerla. Si yo gano, van a irse, no podemos tenerlos aquí", aseguró Trump en un mitin. EEUU había acogido a 10.000 refugiados sirios en agosto de este año.

SOLUCIONES DE TRUMP

Poco después de sus polémicas declaraciones sobre el registro de musulmanes, se produjo el atentado de San Bernardino (California) el 2 de diciembre de 2015. La campaña del entonces aspirante republicano a la candidatura republicana a la Casa Blanca emitió un comunicado donde reclamaba “un cierre total y completo a la entrada de musulmanes a Estados Unidos hasta que los representantes de nuestro país entiendan qué ocurre”. 

Trump dedica un apartado en su programa a esbozar su estrategia para llevar a cabo estos propósitos, que incluye colaborar con aliados en el mundo árabe y suspender “temporalmente” la inmigración a EEUU desde “regiones peligrosas y volátiles que tienen un historial de exportar terrorismo”. Tras cada atentado a gran escala en Occidente en el último año, sugirió soluciones en este sentido, como recoge Pablo Mayo Cerqueiro en EL ESPAÑOL.

Esta misma semana, el secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, que a lo largo de su carrera ha promovido leyes contrarias a la inmigración y que aparece en las quinielas como futurible fiscal general, planteó precisamente un registro para inmigrantes musulmanes.

Pero Miller niega que Trump haya defendido una base de datos para musulmanes, aunque ha recordado que el expresidente George W. Bush ya implementó un registro para inmigrantes procedentes de países con alta actividad terrorista. También ha dejado el anuncio de los planes de Trump en este asunto para cuando haya asumido la presidencia de EEUU el próximo 20 de enero.