Nuevo gobierno

Trump se reúne con Romney... ¿para ofrecerle ser su secretario de Estado?

Durante la campaña ambos republicanos intercambiaron fuertes críticas. Los medios de EEUU especulan con una oferta a Mitt Romney.

Donald Trump y Mitt Romney, en una imagen de archivo.

Donald Trump y Mitt Romney, en una imagen de archivo. Reuters

  1. Donald Trump
  2. Mitt Romney
  3. Casa Blanca
  4. Partido Republicano

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, se reunirá este sábado con Mitt Romney, una importante figura del Partido Republicano que tuvo un abierto enfrentamiento con el magnate neoyorquino durante la reciente campaña electoral.

La reunión, confirmada por fuentes políticas, ha desatado versiones sobre la posibilidad de que Romney, que perdió las elecciones presidenciales de 2012 contra Barack Obama, pueda ser nombrado titular de la Secretaría de Estado.

El equipo de transición ya anticipó que este fin de semana Trump seguiría con sus contactos para definir el equipo que le acompañará cuando llegue a la Casa Blanca en enero próximo, del que sólo se han dado a conocer hasta ahora dos cargos de alto nivel.

La entrevista entre Romney y Trump fue confirmada por Kellyanne Conway, que fue jefe de la campaña de Trump y está actuando como portavoz del equipo de transición presidencial. "Creo que será una productiva conversación", agregó Conway.

La cadena CNN y otros medios de comunicación apuntaron la posibilidad de que detrás de esta reunión esté el deseo de Trump de contar con Romney para que sea secretario de Estado, posibilidad que no ha sido confirmada oficialmente.

Romney se suma así a la lista de varias figuras que de una u otra forma han sido citadas para ese puesto, entre ellos el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani y hoy mismo la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley.

Sorpresa por las críticas

Pero la reunión entre Trump y Romney sorprende porque las fuertes rivalidades que hubo entre ellos durante la campaña electoral fueron muy intensas, en medio de los recelos que muchos dirigentes republicanos tenían hacia el magnate neoyorquino.

Romney llegó a calificar de "fraude" y "farsante" a Trump, y dijo que, de llegar a la Casa Blanca, llevaría al país al "abismo".

"Si nosotros, republicanos, elegimos a Donald Trump como nuestro candidato, las perspectivas de un futuro seguro y próspero se verán menoscabadas", afirmó Romney en llamadas telefónicas que hacía para impulsar la candidatura republicana de John Kasich.

Además de éste, Romney apoyó la candidatura presidencial de Marco Rubio, y cuando Trump ganó las elecciones internas le negó su apoyo, de la misma forma que lo hizo el senador John McCain, quien fue candidato presidencial republicano en 2008.

Trump también dedicó críticas a Romney por su fracasada campaña para llegar a la Casa Blanca en los comicios de 2012.

"Fue un candidato horrible y fallido", señaló Trump, quien agregó que los republicanos se sintieron "decepcionados terriblemente" por la campaña hecha en 2012 contra el "presidente fallido" Barack Obama.

"El hombre (Romney) desapareció. No hizo nada durante las últimas semanas. Mientras Obama estaba en todas partes. Aquella (la votación de 2012) fue una carrera que debía haberse ganado", agregó.

Hoy, en la Torre Trump, el senador Jeff Sessions, vicepresidente del comité ejecutivo del equipo de transición, acogió favorablemente la posibilidad de que se reúnan Romney y el presidente electo.

"Creo que es bueno que se reúna con gente como Romney. Hay un montón de gente talentosa con la que necesita relacionarse, y creo que Romney puede ser capaz de hacer varias cosas", agregó el senador Sessions.

La portavoz del equipo de transición, por su parte, agregó que el propósito de la reunión es "comparar notas" entre ambos políticos, y restó importancia a las censuras que ambos intercambiaron hace pocos meses.

Trump, dijo su portavoz, es "un buen negociador" y saber sortear ese tipo de contratiempos. "Encontrarán la forma de trabajar juntos", añadió.