Elecciones EE.UU. 2016

Trump y su 'guerra sucia': invitó a una víctima de Bengasi al último debate con Clinton

El candidato republicano también convidó al último cara a cara al hermanastro de Obama, que le ha expresado su apoyo. 

Clinton y Trum, durante el segundo debate

Clinton y Trum, durante el segundo debate

  1. Elecciones EE.UU. 2016
  2. Donald Trump
  3. Barack Obama
  4. Hillary Clinton
  5. Debates electorales

Donald Trump llegó al último debate presidencial cargado de escándalos y acusaciones sexuales pero dispuesto a continuar con su guerra sucia. Los penúltimos cartuchos contra su rival Hillary Clinton llegaron en forma de invitaciones para acudir al cara a cara. 

El candidato republicano invitó a Patricia Smith, madre de uno los fallecidos en el ataque de 2012 al consulado estadounidense en Bengasi (Libia). Una de las crisis más importantes del mandato de Obama en general y de la etapa de Hillary Clinton como secretaria de Estado en particular. 

Durante la convención republicana, Smith culpó directamente a la ahora candidata demócrata de la muerte de su hijo.

Acorde con su actitud desafiante del segundo debate, al que llevó a varias mujeres que han acusado de abusos sexuales al expresidente Bill Clinton, Trump decidió invitar en esta ocasión a Malik Obama, hermanastro del presidente de EEUU, quien expresó en julio pasado su apoyo al magnate.

La jefa de campaña de Trump, Kellyanne Conway, explicó en declaraciones a la cadena MSNBC que Malik Obama "quería" asistir al debate y que estaban "felices" de haberlo invitado.

Preguntado en su rueda de prensa diaria por esa invitación, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, comentó que Obama no se había puesto a pensar al respecto y que apenas existe relación entre el mandatario y su hermanastro.

Los invitados de Clinton

Por su parte, Clinton invitó al debate, entre otros, a la presidenta ejecutiva de Hewlett Packard (HP), Meg Whitman, una destacada donante republicana que hizo público en agosto su apoyo a la aspirante demócrata.

El multimillonario Mark Cuban, uno de los críticos más feroces de Trump y que apoya a Clinton, también presenció en directo el debate, al igual que hizo en el primer cara a cara entre los candidatos.

El debate ha estado moderado por el periodista Chris Wallace, de la cadena conservadora Fox News. Y lo más destacado es que Donald Trump ha amenazado con no reconocer los resultados si Clinton gana las elecciones.