Elecciones EE.UU. 2016

Soy mujer, soy latina y apoyo a Donald Trump

Denise Galvez, cofundadora de Latinas for Trump, cuenta a EL ESPAÑOL por qué respalda al candidato republicano.

Denise Galvez confía en Trump para reconducir la economía de EEUU.

Denise Galvez confía en Trump para reconducir la economía de EEUU.

  1. Elecciones EE.UU. 2016
  2. Donald Trump
  3. Latinoamérica
  4. Cuba
  5. Miami
  6. Marco Rubio
  7. Mujeres
  8. Hillary Clinton

“Los latinos me quieren y yo los quiero a ellos”, repite a menudo Donald Trump. El candidato republicano dice lo mismo respecto a las mujeres. Y aunque las encuestas sugieren que estos colectivos prefieren en su mayoría a Hillary Clinton, también hay quien le corresponde.

Es el caso de Denise Galvez, una estadounidense de padres cubanos creadora de la iniciativa Latinas for Trump, un grupo de apoyo al aspirante republicano con base en Florida.

Vecina de Miami de 41 años, Galvez confiesa que Trump no era su primera opción en las primarias republicanas: respaldó a su representante en el Senado federal, el cubano-estadounidense Marco Rubio, que se quedó relegado en la contienda y acabó tirando la toalla.

Fue tras perfilarse Trump como paladín de la formación cuando Galvez decidió hacer campaña por él. Cuenta a EL ESPAÑOL que la idea surgió al percatarse de que mujeres que apoyaban al magnate sentían vergüenza de expresar sus preferencias políticas en alto por miedo a ser estigmatizadas.

“Una amiga me dijo: 'Es ridículo, es como si estuviéramos en Cuba'. Y yo le dije: '¿Sabes qué? Yo también pienso que es ridículo'”, rememora. “Y, de próximo [SIC], me dijo '¿por qué no organizamos un grupo? ¡Cuántas mujeres más debe [de] haber como nosotras!”.

Acto seguido, Galvez y su amiga Ileana García, fiel a Trump desde el primer momento, decidieron dar un paso al frente para colocar al magnate en el Despacho Oval de la Casa Blanca y juntas lanzaron el grupo de latinas a favor de Trump. El grupo organiza eventos en Miami, pero coopera con organizaciones en otros estados y sus dirigentes intervienen en la prensa nacional, afirma.

Ni las promesas del republicano de construir un gran muro para evitar la entrada de mexicanos “criminales” a Estados Unidos, ni los controvertidos comentarios del republicano hacia las mujeres han logrado disuadir a Galvez.

Aunque no me encanta la personalidad, entiendo que hay algo mucho más grande, que son las ideas y la dirección en que va a ir el país

“Aunque no me encanta la personalidad, entiendo que hay algo mucho más grande, que son las ideas y la dirección en que va a ir el país. Y en cuanto me di cuenta de eso, empecé a apoyarle a él”, dice en perfecto castellano.

De Trump destaca que no es un miembro de la clase política, ajeno a las élites del país. También asegura que el magnate se postula “de corazón” a dirigir Estados Unidos porque quiere lo mejor para sus ciudadanos.

“Él no necesita esto. Lo que ha tenido que pasar con la familia durante esta campaña ha sido horrible. Yo he pasado por un mínimo comparado con lo que él ha pasado y no me imagino poner a mi familia en esa situación si no es porque quiero mejorar el país”, dice Galvez, madre de tres y esposa, que asegura haber sufrido rechazo por respaldar al magnate.

Como empresaria -dirige una empresa de publicidad y relaciones públicas-, Galvez coincide con el discurso del republicano acerca de que los puestos de trabajo estadounidenses se están fugando a otros países o se ven amenazados por la inmigración ilegal. De hecho, la cubano-estadounidense es dura con los inmigrantes indocumentados.

Ileana García (i) y Denise Galvez (d), fundadoras de Latinas for Trump.

Ileana García (i) y Denise Galvez (d), fundadoras de Latinas for Trump.

“Hay que tener procesos para que puedan entrar legalmente y la única manera de hacer eso es parar lo que está pasando ahora, primero que nada botar [echar] los criminales”, afirma la seguidora de Trump, quien asevera que muchos extranjeros que residen legalmente en Estados Unidos comparten su visión. “La inmigración es buena pero tiene que haber un control, no sólo por la seguridad sino por la economía”.

Preguntada sobre si le sorprende que las encuestas otorguen el voto latino a Clinton, Galvez argumenta que los medios hacen una cobertura sesgada del candidato republicano y que, en realidad, Trump no desprecia a los hispanos.

Les encanta repetir que va a deportar a todos los inmigrantes. Eso no es verdad

“Les encanta repetir que va a deportar a todos los inmigrantes. Eso no es verdad. Primero que nada, eso no lo puede hacer”, dice. “[Y] él nunca dijo que todos los mexicanos son criminales. Él dijo después de esa línea [frase]: 'Y me aseguro que hay muchos que son buenos'. Pero esa línea nunca se repite”.

Respecto a los polémicos comentarios de Trump sobre las mujeres en un vídeo de 2005 destapado por el Washington Post, Galvez asegura que no le gustan pero que se trata de una conversación privada de hace más de una década.

No me gusta cómo habló, ni quiero que nadie hable delante de mí así, ni delante de mis hijas, pero también entiendo que lo dijo en privado

“No me gusta cómo habló, ni quiero que nadie hable delante de mí así, ni delante de mis hijas, pero también entiendo que lo dijo en privado, entre sólo hombres, en una guagua [autobús] sin saber que lo estaban grabando”, justifica.

“Todo es parte de la campaña para desmotivar a la gente y, especialmente, a las mujeres. Pero para mí tienen que mantener en perspectiva el objetivo: no tener cuatro años más de Obama y no tener una persona como presidente que es capaz de hacer cualquier cosa que le dé la gana”.

A escasas horas de tener lugar el último debate presidencial en la noche de este miércoles antes de que los estadounidenses acudan a las urnas el 8 de noviembre, Galvez aconseja a Trump, con quien ha estrechado manos, que se centre en su discurso anti-establishment. “Si él sigue con ese mensaje, puede ganar, porque sé que hay mucha gente todavía indecisa”, asegura.

Por eso, Latinas for Trump estará llamando a las puertas y organizando actos en las próximas semanas, dice su cofundadora. “Las encuestas dicen una cosa y lo que nosotros vemos en persona es otra”.