Elecciones EE.UU. 2016

Trump se busca una crisis de liderazgo dos semanas tras su nominación

Los líderes republicanos alzan su voz tras el desprecio del magnate a un militar musulmán fallecido.

Trump opina que la polémica esconde el problema del terrorismo islamista.

Trump opina que la polémica esconde el problema del terrorismo islamista. Reuters

  1. Elecciones EE.UU. 2016
  2. Donald Trump
  3. Islam
  4. Partido Republicano
  5. Ted Cruz

Donald Trump y polémica son prácticamente sinónimos. El candidato republicano a la Casa Blanca nunca se ha mordido la lengua ni ha sido amigo de lo políticamente correcto. Aún así, sus últimas declaraciones han causado probablemente mayor revuelo que nunca sólo diez días después de ser oficialmente nombrado representante de los republicanos.

"Muchos sacrificios (...). He creado muchos empleos", respondió Donald Trump en una entrevista en la cadena ABC a Khizr Khan, el padre de Humayun, un capitán del Ejército estadounidense que había muerto en el frente iraquí en 2004. Khan le había reprochado al adversario de Hillary Clinton en un discurso durante la convención demócrata no haber hecho sacrificios.

Trump también aventuró si habrían sido los "guionistas de Hillary" quienes escribieron un discurso para su gusto demasiado sentido. El militar fallecido era musulmán y el candidato republicano no dudó en reprobar que su madre, Ghazala, se hubiera mantenido en silencio junto al padre del fallecido, insinuando que su marido no la dejaba hablar: "Su esposa, si mira a su esposa, ella estaba allí de pie. No tenía nada que decir (...). Quizás no se le permitió decir nada (...). Estaba muy callada y parecía que no tenía nada que decir".

Trump también se está despachando en Twitter, donde el domingo reprochó a Khan haberle atacado "con saña" y recordó que "Hillary votó a favor de la guerra de Irak, no yo".

También argumentó que no se trata del "capitán Khan, asesinado hace 12 años, [y que] es un héroe, sino del terrorismo islámico radical y la debilidad de nuestros líderes para erradicarlo". (Un inciso: lo correcto en todo caso sería decir terrorismo "islamista" -que se deriva de la ideología política llevada al extremo de la violencia- y no "islámico" -relativo a la religión-).

Ambos mensajes los replicó este lunes de nuevo en su cuenta de la red social en respuesta a las críticas expandidas por los medios de comunicación y en su propio partido. Las redes sociales, por el contrario, también le han granjeado apoyos en forma de "me gusta": 136.000 acumulaban este lunes los cuatro tuits indicados.

El revuelo que causó Trump con estas declaraciones no sólo ha copado las portadas y tertulias de Estados Unidos, sino que muchos republicanos se han removido en sus asientos y han querido dejar claro que no comulgan con su controvertido líder en esto. 

Desautorizado por líderes republicanos

No han pasado ni dos semanas desde que el 19 de julio se hiciera oficial la candidatura de Trump como la apuesta republicana para la carrera a la Casa Blanca y ya le han desautorizado tres máximos referentes del partido. 

El candidato republicano a la Casa Blanca en 2008 y actual senador, John McCain, le desautorizó este lunes sin tapujos: "Aunque el partido le ha concedido la nominación [presidencial], eso no viene acompañado con una licencia sin límites para difamar a lo mejor de nuestro país. Espero que los estadounidenses entiendan que esas declaraciones no representan al Partido Republicano, sus funcionarios o candidatos".

McCain, veterano de la guerra de Vietnam y referente en asuntos militares para su formación política, agradeció al matrimonio Khan que emigrara desde Pakistán y manifestó que EEUU es "un país mejor gracias a ustedes". "Su hijo era lo mejor de Estados Unidos y la memoria de su sacrificio nos hará una mejor nación, y nunca le olvidaremos", remachó.

Ya antes se habían pronunciado en contra de las declaraciones de Trump los dos máximos representantes de los republicanos en sendas cámaras parlamentarias de Estados Unidos. Por un lado, Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes replicó tajante: "Muchos estadounidenses musulmanes han servido con valentía y han dado su vida. El capitán Khan era uno de esos ejemplos valientes. Su sacrificio -y el de Khizr y Ghazala Khan- deberían ser siempre honrados siempre. Punto".

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, afirmó estar "agradecido por los sacrificios y el altruismo de jóvenes hombres como el capitán Khan y sus familias en la guerra contra el terrorismo". Tanto McConnell como Ryan evitaron mencionar a Trump por su nombre. Pero la brecha en el partido es clara.

Su antiguo oponente en las primarias republicanas y gobernador de Ohio, John Kasich, tuiteó: "El capitán Khan es un héroe. Juntos, deberíamos rezar por su familia". Frente a los apoyos que recibió el candidato republicano a la Casa Blanca, Kasich únicamente acumuló 39.000 "me gusta" a su comentario hasta el momento.

Que en la propia convención republicana un compañero de primera fila del partido anunciara que no le apoyaba, dejaba claro que ni la nominación oficial iba a acallar las voces discordantes con el magnate. Para más inri, se trataba de Ted Cruz, el senador ultraconservador de Texas que fue su adversario en las primarias republicanas. Ni con Mike Spence, un candidato a vicepresidente del ala más dura del partido había logrado convencerle ni siquiera de cara a la galería.

“Sin decir nada, todo el mundo, todo Estados Unidos, sintió mi dolor”, respondió Ghazala en el Washinton Post a Trump este lunes. El magnate siguió sin recular ante este artículo de la madre del soldado fallecido e incluso mostró su indignación porque el matrimonio Khan haya hablado en varios medios de comunicación sobre el menosprecio que sintieron: "Esta historia no es sobre el Sr. Khan, que está por todas partes concediendo entrevistas, sino sobre el terrorismo islámico radical y EEUU. ¡Sed listos!".