Colombia

Senadora de Uribe: "No vamos a votar el acuerdo con las FARC porque estaríamos prevaricando"

Charo Guerra, del Centro Democrático, asegura que el Congreso no está "facultado" para refrendar el acuerdo y que su partido buscará un nuevo mecanismo de refrendación popular.

Charo Guerra considera que Santos ha cometido un golpe Estado.

Charo Guerra considera que Santos ha cometido un golpe Estado.

La senadora del partido uribista Centro Democrático Charo Guerra ha asegurado a EL ESPAÑOL que su partido no se opondrá en el Congreso al recién firmado acuerdo con las FARC, sino que "no vamos a votar".

"El Congreso no está facultado, estaría prevaricando si votara este acuerdo. Y nosotros no vamos a conectar con violar la Constitución y la ley simplemente para darle el gusto al presidente Santos", ha afirmado en conversación telefónica.

La legisladora colombiana cree que tan pronto como el próximo martes se votará la proposición para ratificar el acuerdo de paz. No está claro si su partido se abstendrá en la votación o no hará acto de presencia.

Guerra ha explicado que la estrategia de su partido está por definir, pero avanza que saldrán a la calle para recoger firmas y buscarán un nuevo mecanismo de refrendación popular. También podrían llegar a contemplar acciones legales.

“La única manera para que esto sea estable, para que esto sea permanente, es que el pueblo colombiano se pronuncie”, ha afirmado la senadora, que considera que con la firma del acuerdo de paz entre el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de la guerrilla, 'Timochenko', este jueves ha producido un “golpe de Estado al pueblo colombiano”.

La legisladora considera que el nuevo acuerdo conserva los mismos problemas que hicieron que los colombianos rechazaran el pacto original el pasado 2 de octubre y que la decisión de llevar al Parlamento el acuerdo de paz es una “burla” a la ciudadanía.

Aunque los detractores del acuerdo reconocen mejoras en el nuevo texto, critican que los líderes de la guerrilla puedan ser elegidos en las urnas y consideran que se mantiene la “impunidad” de los responsables de delitos graves. Asimismo, los opositores denuncian que se les negó la posibilidad de lograr un consenso para obtener un acuerdo más inclusivo.

En el Congreso, Santos goza de una fuerte mayoría en ambas cámaras y se espera que apruebe sin excesivas dificultades el nuevo texto. “El único que da la legitimidad es el pueblo, que ya se pronunció en el plebiscito”.