Argentina

Washington destapa más documentos secretos sobre la dictadura argentina

Obama ha desclasificado este lunes más documentos de los servicios de inteligencia sobre la sangrienta dictadura de las juntas militares en Argentina (1976-1983).

Barack Obama durante una comparecencia en Virginia.

Barack Obama durante una comparecencia en Virginia. Reuters

  1. Argentina
  2. Barack Obama
  3. Servicios de inteligencia

El gobierno estadounidense del presidente Barack Obama ha desclasificado este lunes en Washington más documentos de los servicios de inteligencia de ese país sobre la sangrienta dictadura de las juntas militares en Argentina (1976-1983), que eran secretos y estaban almacenados en sus archivos.

Las copias de los documentos originales -1078 páginas en total- pueden leerse en la página web y abarcan papeles de las bibliotecas presidenciales de los mandatarios Jimmy Carter (1977-1981), Ronald W. Reagan (1981-1989) y George H. W. Bush (1989-1993)

Entre otros papeles, hay télex y mensajes diplomáticos sobre la visita que en 1978 hizo el ya entonces ex secretario de Estado Henry Kissinger (1973-1973) a Buenos Aires con su familia para presenciar el Mundial de Fútbol, que el régimen del dictador Jorge Videla usó como medio de propaganda y ganó el seleccionado argentino.

Kissinger aceptó una invitación de Videla a almorzar y allí el ex secretario de Estado felicitó al anfitrión “por vencer a los terroristas”, en referencia a la lucha anti insurgente con guerrilleros y militantes de izquierdas, aunque no consideró “justificable” la llamada ‘guerra sucia’ o sea los secuestros, torturas y ejecuciones sumarísimas.

También ha salido a la luz una carta que el entonces presidente demócrata Carter le envió a Videla agradeciendo una invitación del dictador a la boda de un hijo suyo en Buenos Aires pero rechazando el convite por razones de agenda.

Carter fue un fuerte crítico de la dictadura argentina de las juntas militares y envió en visita oficial a Buenos Aires a su secretaria de Derechos Humanos, Patricia Derian, para que ella recogiera testimonios directos de las víctimas de la ‘guerra sucia’ y sus familiares. También promovió condenas a Argentina en el comité de derechos humanos de la ONU.

Por el contrario, la Cuba de Fidel Castro y la Unión Soviética de Leonidas Breznev no tuvieron remilgos en apoyar a la dictadura ultraderechista de los uniformados argentinos, porque Moscú era el principal comprador de granos cosechados en la pampa. Incluso acordaban votaciones comunes en la ONU, OMS y ECOSOC.

Ya en 2002 los Estados Unidos habían desclasificado más de 4000 cables y documentos de la dictadura argentina. Pero en marzo último Obama visitó Buenos Aires y le prometió presidente Mauricio Macri que ampliaría esa acción. El viernes pasado, el secretario de Estado John Kerry se los entregó personalmente al mandatario en la Casa Rosada.

Estado norteamericano le entregó los archivos al gobierno argentino durante una reunión que mantuvo con Mauricio Macri en Casa de Gobierno. La entrega de la documentación es una respuesta a un largo pedido de los organismos de derechos humanos, aunque le fue entregada al presidente argentino.