Marruecos

Marruecos detiene a ocho sospechosos tras la muerte de un comerciante

El juez de instrucción de Alhucemas ha detenido a 8 personas por "falsedad de documento público" y "homicidio involuntario", y otros 3 individuos han quedado en libertad provisional.

Marroquíes en las calles de Rabat el pasado domingo, indignados por la muerte de Mohcine Fikri.

Marroquíes en las calles de Rabat el pasado domingo, indignados por la muerte de Mohcine Fikri. Efe

  1. Marruecos
  2. Alhucemas
  3. Mohamed VI
  4. Protestas sociales
  5. Detenciones

Once sospechosos, entre ellos funcionarios y policías, pasaron a disposición judicial la mañana del martes, según un comunicado del fiscal general. Éste consideró la muerte del comerciante de Alhucemas un "homicidio involuntario tras una serie de irregularidades administrativas".

El juez de instrucción de Alhucemas ha arrestado preventivamente a ocho de los 11 sospechosos, dejando a los otros tres en libertad condicional. Entre los inculpados se encuentran el delegado de Pesca, un jefe del departamento de esta misma área, el jefe del servicio de Veterinaria y tres empleados de la sociedad de Limpieza, incluidos el conductor del camión y tres mecánicos de basura.

El juez seguirá la investigación con los otros tres sospechosos que han quedado en libertad condicional, aunque la persona o empresa que vendió el pescado al comerciante parece no ser el objetivo principal de la investigación, según explicaron telefónicamente fuentes de la wilaya (gobernación civil) de Alhucemas a EL ESPAÑOL.

Este primer paso judicial ha tranquilizado a la familia del fallecido que por primera vez hizo declaraciones a los medios de comunicación. Imad Fikri, hermano de la víctima, habló a las cámaras rodeado de amigos. En una pequeña intervención en el digital marroquí Le360 se mostró esperanzado y aseguró que los parientes confían en la Justicia y en que no haya manipulación del caso para obtener de ello beneficio propio. Asimismo esperan que lo ocurrido "no desencadene un desorden civil" y que la Justicia actúe para que "los responsables sean detenidos y reciban su castigo".

La familia ya había recibió las garantías de las autoridades y del rey Mohamed VI el domingo con la visita del ministro de Interior, Mohamed Hassad, coincidiendo con el entierro de la víctima.

El fiscal reconstruye los hechos

El fiscal general detalló los actos que llevaron a la trágica muerte de Mohcine Fikri. El fallecido pidió a otra persona que le transportara los 500 kilogramos de pez espada en un vehículo que no tuvo que someterse a los controles del puerto. Un miembro de la policía informó a las autoridades de seguridad y lo detuvieron en la ciudad.

El veterinario solicitó la destrucción del pescado al no considerarlo apto para el consumo por la falta de documentación que acreditara su origen. Aquí es cuando llamaron al servicio de limpieza, donde arrojaron la mercancía por la que Fikri se tiró al camión de basura y murió aplastado al ponerse en marcha la trituradora. Queda por determinar cómo o quién accionó el botón de la trituradora, que se encuentra en la cabina del conductor.

Los resultados de la autopsia, revelados por la prensa local, señalan que el cuerpo presentaba “fracturas de las cinco primeras costillas del lado izquierdo y derecho”, y que la muerte fue causada por “un choque hemorrágico después de una herida torácica”.

Investigan la pesca ilegal en Alhucemas

Una vez terminada la primera parte de la investigación y la detención de los sospechosos, incluidos funcionarios del Gobierno, el ministro de Interior solicitó a Mustapha Ramid, ministro de Justicia, una investigación sobre la pesca ilegal en la región de Alhucemas. En un comunicado, publicado por la agencia nacional de noticias MAP, Interior dejó claro que esta medida "está directamente relacionada con la tragedia que se produjo el 28 de octubre en la ciudad de Alhucemas, específicamente con la compra y salida del puerto con una cantidad de pescado no autorizada".

A pesar de las medidas judiciales, las manifestaciones de estudiantes, comerciantes y vecinos de Alhucemas se sucedieron hasta el mismo martes, cuando se unieron también los familiares de los detenidos delante del palacio de Justicia.

El malestar de los marroquíes se vio agravado en la tarde del lunes cuando se anunció que el soberano apoyaba al cantante Saad Lamjarred, acusado en Francia de violar a una chica de 20 años. Mohamed VI recomendó un abogado francés a la familia del artista y correrá con los gastos del juicio. Pocas horas después de hacerse público, las comparaciones y críticas sobre el apoyo al rapero y la desidia con el vendedor del Rif inundaron las redes sociales.

Tras el descontento general y las protestas por todo el país desde el pasado viernes, y a una semana de la Conferencia Internacional del Clima (COP22) en Marrakech, el rey Mohamed VI suspendió el lunes la visita a Etiopía, el tercer y último país de su gira por África.