Referéndum de paz en Colombia

"Votaré 'no', el acuerdo se basa en la impunidad"

El excandidato presidencial, Óscar Iván Zuluaga, afirma que el plebiscito que se vota hoy en Colombia no definirá si el país avanza o no a la paz.

Zuluaga, en una imagen de 2014

Zuluaga, en una imagen de 2014 Efe

  1. Colombia
  2. FARC Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia
  3. Acuerdos de paz

El jefe del Centro Democrático, mano derecha del expresidente Álvaro Uribe Vélez, exministro de Hacienda y excandidato presidencial por el uribismo en Colombia, Óscar Iván Zuluaga, argumenta una y otra vez que quienes lideran el movimiento por el No, en el plebiscito que se vota hoy domingo en Colombia, no están en contra de la paz en el país. Defiende que lo que buscan es un mejor acuerdo que el firmado entre el presidente Santos y alias ‘Timochenko’, y sostiene que de ganar el No, la guerrilla debiera sentarse a renegociar algunos de los puntos pactados en La Habana.

Zuluaga habló en exclusiva con EL ESPAÑOL.

¿Por qué votar por el 'No' en el plebiscito?

Lo primero que quiero aclarar es que este domingo no se vota por la paz de Colombia. La paz es un derecho que nos pertenece a todos los ciudadanos. Lo que hemos dicho nosotros es que en este plebiscito lo que se define es si se acepta o no el Acuerdo firmado por el gobierno de Santos y las Farc.

Este es un acuerdo basado en la impunidad, un acuerdo que no cumple con nuestra Constitución y que lo que busca es complacer totalmente a las Farc.

¿Cómo explicar fácilmente a quien no conoce la realidad colombiana, que después de 50 años de guerra, existan colombianos que no estén de acuerdo con avanzar en un proceso de paz?

Es que nosotros no estamos en desacuerdo con la paz. Nosotros también queremos la paz, pero no a cualquier costo. No la paz que ha ofrecido el gobierno Santos.

Explíquese un poco más. ¿Cuáles puntos del acuerdo usted considera que deben cambiarse?

Por ejemplo, no puede ser posible que Timochenko, quien tiene en firme 433 años de condenas por delitos de todo tipo – secuestro, extorsión, narcotráfico, reclutamiento de menores, narcotráfico, siembra de minas antipersonales, entre otros – no vaya a cumplir ni un solo día de cárcel.

En aras de la paz está bien que se reduzca su pena a 6 años, pero es que no va a pagar ni un día cárcel.

Adicionalmente, todos los líderes de las Farc, que han cometido delitos de lesa humanidad, van a poder ejercer cargos públicos, cuando Colombia está suscrita al Estatuto de Roma que lo prohíbe.

El expresidente Cesar Gaviria señaló que Álvaro Uribe está liderando el No, porque el proceso no lo pudo llevar adelante él. ¿Qué opinión tiene al respecto?

Totalmente falso. Es que lo que ha hecho este gobierno con el proceso es falaz. Mire: Colombia es un país de 48 millones de habitantes y el gobierno alteró la Constitución para reducir el umbral a 13% de la población. Eso no tiene explicación.

El propósito de buscar una paz negociada es que una a los colombianos y resulta que Santos logró que la población esté más polarizada que nunca.

Tampoco estamos de acuerdo con un tribunal de justicia especial que incluya a policías y militares. El tribunal debe ser solo para las Farc. Es un error también haber establecido que el narcotráfico sea considerado delito político.

¿Está de acuerdo con alguna parte de lo pactado con las Farc?

Nos parece muy responsable la verificación de Naciones Unidas y todo el protocolo de seguridad para la entrega de armas. También todo lo relacionado con la entrega y destrucción de armas. Aunque nunca se estableció qué tipo de armas. Finalmente, también le puedo decir que nos parece positivo el tema de zonas de concentración, con una excepción y es aquellas que coinciden con las zonas de frontera como el Catatumbo, al nororiente colombiano.

¿Qué pasa si gana el No?

Si gana el No, buscaremos la posibilidad de que el Gobierno y las Farc se sienten a renegociar algunos de los puntos. Queremos un acuerdo que una a los colombianos y le dé garantías reales a las Farc. Si esto no sucede, se sienta un precedente muy grave para el país.

Es que el gobierno se ha encargado de atemorizar a la ciudadanía diciendo que, si gana el No, no va a haber paz, y las Farc volverían a sus acciones terroristas. En Guatemala ganó el No y qué pasó. Se fueron al Congreso y allá buscaron como renegociar, y volvieron a la Constitución y a la Ley. Lo mismo en El Salvador. Son ejemplos muy cercanos que debemos revisar.

¿Y si gana el Sí?

Si gana el Sí comienza un proceso que debe proyectar algunas leyes en el Congreso, donde nos opondremos firmemente. Pero, sobre todo, lo que pasa si gana el Sí, es que nos prenderá una alerta, para que nos preparemos mejor como alternativa de poder en el 2018.

¿Qué le diría usted a alguien que todavía no decide su voto?

Se debe entender que acá nos jugamos el país de nuestros hijos. No es una elección cualquiera. Debemos pensar qué queremos para nuestra familia, para nuestros nietos. Si vota el Sí, sin haber leído los acuerdos, le está entregando un cheque en blanco a las Farc y Santos. Para el indeciso

Para el indeciso, el único camino es si gana el No, para corregir esos acuerdos. Es como un seguro. Lo que hay que garantizar es que gane el No.