Alemania

Un niño de 12 años deja en coma a otro tras una partida de cartas en un colegio alemán

El pequeño fue ingresado tras recibir una patada en la cabeza, según medios locales. Ocurrió en una escuela de Colonia.

Juego de cartas Yu-Gi-Oh

Juego de cartas Yu-Gi-Oh

  1. Alemania
  2. Menores
  3. Protección de menores
  4. Sucesos y Acontecimientos

Una brutal agresión cometida presuntamente por un niño de doce años, que atacó a un compañero de colegio de su misma edad y le causó heridas de extrema gravedad, conmociona a Alemania mientras se filtran los detalles del suceso, desencadenado al parecer por una pelea tras un juego de cartas en la escuela.

Según el relato que publica este domingo diario regional Express, antes de la pelea los niños habían jugado en una mesa del colegio con las cartas coleccionables de Yu-Gi-Oh. La publicación de este juego japonés data de 1996, antes incluso del nacimiento de los menores, que comenzó siendo un cómic y su popularidad le convirtió en una franquicia que se trasladó a series, juegos de cartas y videojuegos.  

Según han informado hasta el momento la policía y la fiscalía, el menor agredido, Eric, se encuentra ingresado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Colonia (oeste del país) desde el jueves por la tarde.

Sin responsabilidad penal

Tras entrevistar durante el viernes y el sábado a otros niños de la escuela que presumiblemente fueron testigos del ataque, ocurrido el jueves, la policía apunta como principal sospechoso a un compañero de colegio de la misma edad, por lo que no tendría responsabilidad penal.

Al parecer la agresión tuvo lugar después, en otro lugar del recinto escolar, cuando el otro menor le propinó una patada en la cabeza a Eric, según informa el diario Bild.

Una profesora del centro llamó a los servicios de emergencia al ver que Eric se quejaba de fuertes dolores y se mostraba aturdido y, tras ser examinado en el hospital local y comprobar que su vida corría peligro, con graves heridas en la cabeza y una contusión pulmonar, se decidió su traslado inmediato con un helicóptero a una clínica de Colonia.

Fueron los médicos de Euskirchen quienes alertaron a la policía, que ha pedido a todos los niños que presenciaron la agresión que hablen con sus padres y llamen al equipo de investigación encargado del caso.