Partido Laborista

Escándalo en el Partido Laborista: un diputado pillado con chaperos y tomando drogas sexuales

Este diputado, presidente de la Comisión de Asuntos Internos, defendió en el Parlamento inglés la legalidad de este tipo de drogas 

Imágenes del diputado Keith Vaz en su encuentro sexual.

Imágenes del diputado Keith Vaz en su encuentro sexual. Sunday Mirror

  1. Partido Laborista
  2. Escándalos sexuales
  3. Jeremy Corbyn

Al laborista Keith Vaz lo llaman "el diputado de teflón", una especie de hombre de acero, porque lleva 29 años en cargos públicos y protagonizando escándalos que no han conseguido acabar con su carrera.

Sin embargo, el último puede haber sido un duro golpe: Vaz ha sido pillado pagando los servicios de dos prostitutos rumanos y tomando drogas en un piso de su propiedad y muy próximo a la casa familiar donde vive con su mujer y sus dos hijos, según publica el Sunday Times.

El escándalo es mayor puesto que el diputado laborista es uno de los miembros clave del Comité de delincuencia, inmigración y explotación sexual. Y, además, uno de los mayores defensores de la legalidad de las llamadas drogas afrodisíacas, que supuestamente también habría consumido en su orgía sexual.

Por ahora, las informaciones y las fotografías publicadas no han provocado la dimisión del diputado que ha sido respaldado por el líder de su partido, Jeremy Corbyn, quien asegura que se trata de un asunto privado.

"Vaz no ha cometido ningún delito, que yo sepa. Es un asunto privado y, obviamente, voy a hablarlo con él", aclaró el líder laborista.

El Sunday Mirror ha publicado parte de las conversaciones entre el diputado laborista y los dos prostitutos en las que Vaz urge a los dos chicos a "empezar la fiesta" mientras discuten sobre tener sexo sin protección. Además, el diputado laborista les promete tener cocaína, aunque insiste en que él no va a consumir, pero sí les pide que lleven drogas para mejorar la actividad sexual.

El pago por los servicios se realizó por transferencia bancaria.

Keith Vaz, de 59 años, fue ministro para Europa entre 1999 y 2001, donde también tuvo que dimitir de su cargo. Desde 2007, preside el Comité de Asuntos Internos y lo único que ha anunciado hasta ahora es que va a dejar ese cargo porque "está realmente arrepentido por el daño que ha causado su actuación a su mujer y sus hijos". 

De dimitir como miembro del Parlamento británico no se ha dicho nada todavía.