Nobel de la Paz

Muere a los 87 años Elie Wiesel, superviviente del Holocausto y Premio Nobel

Wiesel, premio Nobel de la Paz en 1986, es uno de los escritores judíos más conocidos y ferviente defensor de la memoria del Holocausto mediante la educación.

Muere a los 87 años Elie Wiesel, superviviente del Holocausto y Premio Nobel

Muere a los 87 años Elie Wiesel, superviviente del Holocausto y Premio Nobel EFE

  1. Nobel de la Paz
  2. Holocausto
  3. Obituarios
  4. Simon Peres

El premio Nobel de la Paz y superviviente del Holocausto Elie Wiesel falleció este sábado a los 87 años, según informa el Museo del Holocausto de Jerusalén, Yad Vahsem.

Wiesel, originario de la localidad húngara de Sighet (actual Rumanía) y que vivió el período nazi en el campo de exterminio de Auschwitz, entre otros campos, es uno de los escritores judíos más conocidos y ardiente defensor de la memoria del Holocausto mediante la educación.

Su fallecimiento se produjo en su residencia de Nueva York cuando estaba acompañado por su familia, según el servicio de noticias israelí Ynet.

Autor de 47 libros, cuatro de ellos sobre el Holocausto que los judíos sufrieron a manos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45), Wiesel dedicó su vida a la defensa de los derechos humanos y la lucha contra la opresión en los cinco continentes, lo que le valió el Nobel de la Paz en 1986.

El escritor había nacido en el seno de una familia ultraortodoxa judía en Transilvania y durante la Segunda Guerra Mundial pasó por varios campos nazis, en los que perdió a su hermana pequeña y a sus padres.

Él y sus dos hermanas mayores sobrevivieron y, una vez liberados del campo de Buchenwald, se desplazó a París para estudiar en la universidad de Sorbona, tras lo cual trabajó como periodista.

Su labor en defensa del pueblo judío y del Estado de Israel le hicieron merecedor del reconocimiento generalizado en este país, que en 2014 barajó la posibilidad de pedirle que ocupara la jefatura del Estado israelí, a lo que aparentemente se negó.

Israel se viste de luto

Israel se ha vestido de luto por la muerte de Wiesel, uno de los hijos pródigos del pueblo judío.

"Eli era en toda su esencia un hijo fiel del pueblo judío. A lo largo de toda su existencia luchó por preservar la existencia judía y la creación judía después del Holocausto", dijo esta noche Avner Shalev, director del Museo del Holocausto de Jerusalén, conocido como "Yad Vashem".

Por su parte, el Congreso Judío Mundial, órgano representativo del pueblo judío a escala global, dijo en un comunicado que "llora" la muerte de quien era "uno de los maestros y pensadores judíos más grande de los últimos 100 años".

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, destacó que Wiesel era "un artista de la palabra", y que a través de su personalidad daba expresión "a la victoria del espíritu humano sobre la crueldad y el mal".

"En la oscuridad del Holocausto, Elie Wiesel fue un rayo de luz y ejemplo de una humanidad que cree en lo bueno del ser humano", agregó.

Por su parte, el jefe de la oposición y líder laborista, Itzjak Herzog, lo calificó de "uno de los gigantes de la espiritualidad en esta generación", y el jefe del Estado israelí, Reuvén Rivlin, de "héroe del pueblo judío".

"Esta noche nos despedimos de unos de los héroes del pueblo judío. Representaba la determinación del espíritu humano, la capacidad de superar la peor cara del mal, y de sobrevivir a pesar de todo", señaló el presidente israelí en un comunicado.

Rivlin llegó a la presidencia en 2014, después de que el primer ministro, Netanyahu, sondeara la posibilidad de ofrecérsela a Wiesel, a lo que este aparentemente se negó.

Sin ser israelí, Wiesel estaba estrechamente ligado al destino del Estado judío, del que se consideraba parte integral a pesar de no haber solicitado nunca su nacionalidad.

Visitaba el país de forma frecuente y encabezó numerosas campañas internacionales contra su deslegitimación, que consideraba una muestra más del antisemitismo moderno.

Hoy, el ex presidente israelí Simón Peres, amigo personal del fallecido, le agradecía en su comunicado el "haber salvado al mundo de su indiferencia" frente al Holocausto.