'BREXIT'

Los cinco retos de David Cameron hasta que deje el poder

Desde lidiar con la UE a los mercados, el líder saliente afronta grandes desafíos en los próximos meses.

Cameron era la cara más visible de la campaña contra el brexit.

Cameron era la cara más visible de la campaña contra el brexit. Reuters

  1. Brexit
  2. Reino Unido
  3. David Cameron
  4. Referéndum
  5. Unión Europea
  6. Partido Conservador
  7. Boris Johnson

En su primera comparecencia en el Parlamento tras el brexit y su renuncia, David Cameron dijo que no empezarían el divorcio de Europa hasta que no tuvieran claros los términos a negociar. Reiteró que respetaría la voluntad del pueblo británico y que las negociaciones las debía llevar cabo el nuevo líder. “El Reino Unido abandona la UE pero no debe dar la espalda a Europa ni al mundo”, explicó Cameron. También dijo que cualquiera que fuera la naturaleza de la relación entre el Reino Unido y la UE, ésta debía basarse en los lazos económicos más fuertes y la cooperación en seguridad debía continuar.

En cuanto a la negociación con Bruselas reiteró que “requerirá un liderazgo fuerte, resuelto y comprometido” y que ésta es la razón por la cual decidió dimitir. En cuanto a los nuevos retos que se le presentan al Reino Unido con el brexit, afirmó que el país debe ser “respetado en el extranjero, tolerante en casa, involucrado con el mundo y trabajar con nuestros socios internacionales para avanzar en la seguridad y la prosperidad de la nación para las próximas generaciones”. Cameron anunció que dejará el cargo en octubre y deberá enfrentarse en este tiempo a cinco grandes retos.

1.- FRENAR LA CAÍDA DE LA LIBRA Y DE LOS MERCADOS

El ministro de Finanzas, George Osborne, dijo este lunes que el Reino Unido está preparado para afrontar el futuro "desde una posición de fortaleza" e indicó que no pondría en marcha ningún presupuesto de emergencia. De esta manera intentó calmar a los mercados, que se encuentran en caída libre desde que se impuso el brexit el pasado jueves. Reconoció que hará falta “ajustar” la economía pero que era “perfectamente sensato esperar hasta que haya un nuevo primer ministro”.

En sus primeras declaraciones tras el plebiscito, aseguró que sólo el Reino Unido puede poner en marcha el Artículo 50 para comenzar el divorcio de la UE y que “esto sólo lo podemos hacer cuando tengamos claros cuáles son los acuerdos que buscamos con nuestros vecinos europeos”. Garantizó que mientras tanto "no variarán los derechos de los ciudadanos comunitarios para trabajar y para viajar y sobre el comercio de bienes y servicios o cómo se regulan la economía y las finanzas”. Pese al mensaje de calma de Osborne, las compañías en el FTSE-100 de Londres continuaron perdiendo durante todo el día y la libra se hundió a su nivel más bajo en 30 años.

2.- LAS LUCHAS INTERNAS EN SU PARTIDO

La comisión parlamentaria del partido estableció que la elección del nuevo líder se podría realizar el próximo 2 de septiembre. Los candidatos podrán ser nominados el miércoles y Boris Johnson se perfila como el gran favorito para suceder a Cameron y estaría preparando su candidatura con el líder eurófobo Michael Gove como responsable de Finanzas. Boris Johnson no cuenta con el apoyo de todo el partido para ser el nuevo líder conservador, que se podría decantar por alguien con un perfil más de consenso como Theresa May, la actual ministra de Interior, como ya explicó EL ESPAÑOL.

3.- EL DESCONTENTO SOCIAL

La Policía publicó este lunes que desde que se produjo el brexit han aumentado las denuncias por delitos de odio racial en el país en un 57%. Una de las consecuencias de la campaña fue que emergió un racismo intrínseco en la sociedad.

El sindicato Unite pidió que se tomaran medidas. “A aquellos que pusieron odio y división en el debate del referéndum les debería caer la cara de vergüenza y deberían dejar bien clara su condena al racismo y al prejuicio que ahora les ha explotado en la cara”, dijo Harish Patel, portavoz de la organización. “En los últimos días han aparecido pintadas despectivas en un centro polaco y se han producido abusos verbales a minorías étnicas”, dijo David Cameron, “ no vamos a consentir el racismo ni este tipo de ataques; deben ser extirpados”.

4.- LA PRESIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA

David Cameron comunicará este martes al Consejo Europeo la decisión del pueblo británico. El primer ministro les expondrá también que no se acogerán al Artículo 50 del Tratado de Lisboa hasta dentro de tres meses.

“Cameron sabe que cuándo pulse el botón el tiempo empezará a moverse en su contra”, explicó a EL ESPAÑOL Robert Hazell, doctor en política del University College of London. Una vez pulse ese botón el Reino Unido y la UE tendrán dos años para acordar los términos básicos de salida. El plazo se podría ampliar si todos los países miembros estuviesen de acuerdo. Las negociaciones se podrían demorar siete años, según algunos expertos, pero el plazo es de dos años. “Me espero que la Unión Europea presionará a Cameron para que pulse el botón lo antes posible porque no quieren que se desestabilice la UE por intereses partidistas de David Cameron”, expone Hazell.

5.- EL SEGUNDO REFERÉNDUM DE INDEPENDENCIA DE ESCOCIA 

Otra de la consecuencia de este brexit es Escocia. La líder nacionalista Nicola Sturgeon anunció este fin de semana que pondría en marcha el segundo referéndum de independencia y su voluntad de iniciar conversaciones con Bruselas.

También dijo en una entrevista a la BBC que el parlamento escocés podría vetar la salida de Europa, aunque todos los expertos consultados coinciden en que no es factible esta posibilidad ya que es una responsabilidad de Westminster. El 60% de los escoceses votarían a favor de la independencia después del brexit.