Referéndum en Reino Unido

El sucesor de Cameron será elegido en diez semanas

Su sustituto será elegido como tarde el 2 de septiembre. El plazo para presentar una candidatura acaba este jueves.

David Cameron durante su comparecencia en Downing Street para anunciar su dimisión.

David Cameron durante su comparecencia en Downing Street para anunciar su dimisión. Reuters

El plazo para presentar candidaturas al nuevo liderazgo tory en sustitución de David Cameron finalizará este mismo jueves, según el denominado "Comité 22" del partido conservador británico, encargado de llevar a cabo el proceso. Para el próximo 2 de septiembre como tarde, la formación espera haber encontrado a su nuevo líder.

Los candidatos a sustituirle podrán desembolsar un máximo de 135.000 libras (casi 166.000 euros al cambio a media tarde de este lunes) y habrá votaciones cada martes y jueves hasta que queden dos contrincantes, explica el periodista parlamentario Harry Cole. "El proceso está diseñado para ser tan rápido como sea posible sin que dé sensación de inquietud", ha indicado un miembro del Comité 22 a este periodista de The Sun

En la quiniela de los posibles sustitutos de Cameron entran el exalcalde de Londres y cabez visible de la campaña por el brexit, el también conservador, Boris Johnson; el ministro de Justicia, Michael Gove; o la ministra del Interior, Theresa May, entre otros, como informó EL ESPAÑOL.

El primer ministro británico anunció su dimisión tras la derrota de su campaña por la permanencia en la Unión Europea el pasado viernes. Pero no quiso que fuera con efecto inmediato, sino para octubre, cuando se celebra el próximo congreso del partido.

Ante el Parlamento británico, Cameron ha reconocido este lunes que la situación resultante del referendo puede ser motivo para nuevas elecciones, pero que la decisión de convocarlas dependerá del nuevo primer ministro conservador.

También ha señalado que aunque no le guste el resultado del plebiscito, debe ser respetado. Sin embargo, no invocará inmediatamente el Artículo 50 del Tratado de Lisboa para dejar la Unión. Se ha creado una unidad especial para el brexit que abordará las complejidades del proceso de divorcio.