Amenaza terrorista

Dos detenidos en una nueva operación antiterrorista en Bélgica

Uno de ellos quería atentar presuntamente durante la proyección del encuentro entre Bélgica y Hungría.

La policía belga, durante una reciente reconstrucción de los atentados del 22-M

La policía belga, durante una reciente reconstrucción de los atentados del 22-M Reuters

  1. Amenaza terrorista
  2. Terrorismo islamista
  3. Bélgica
  4. Eurocopa de Fútbol 2016

Una nueva operación antiterrorista en Bélgica se ha saldado con dos detenidos, uno de los cuales quería atentar presuntamente el domingo durante la proyección en una pantalla gigante del encuentro entre Bélgica y Hungría. Ese presunto terrorista planeaba atentar en la localidad de Verviers, mientras una segunda persona fue detenida en Mons, según informaron medios locales.

Según la cadena RTBF, la operación tuvo lugar en Ensival (a unos 120 kilómetros al este de Bruselas), entre las 02:00 y las 03:00 horas locales, donde hay, al menos, un detenido de unos veinte años, y en Mons (a 60 kilómetros al sur de la capital).

La alcaldesa de Verviers, Muriel Targnion, informó de que los arrestados son sospechosos de preparar un atentado en el marco de una proyección pública de los partidos de la Eurocopa, aunque no está confirmado dónde.

No hay vínculo entre estas operaciones y las que tuvieron lugar la semana pasada en el país. La Fiscalía Federal no ha proporcionado, por el momento, datos del operativo.

El 17 de junio se llevó a cabo una operación antiterrorista en dieciséis localidades de país, que se saldó con doce personas detenidas, de las cuales permanecen arrestadas tres, acusadas de "tentativa de asesinato en un contexto terrorista y de participación en las actividades de un grupo terrorista en calidad de autores o coautores".

La comparecencia de los tres detenidos se pospuso esta semana al 14 de julio a petición de los abogados de los acusados. Estaba previsto que los tres sospechosos declararan ante la Cámara del Consejo de Bruselas el 23 de junio.

Las instalaciones de la pantalla gigante en las que supuestamente pretendía atentar este comando, en la plaza Rogier de Bruselas, se cerraron durante dos días a raíz de la operación, aunque han vuelto a funcionar con normalidad.