Filipinas

Medallas a quien mate narcos y otras polémicas del nuevo presidente de Filipinas

Rodrigo Duterte, presidente electo de Filipinas, quiere eliminar a 100.000 delincuentes en seis meses.

Duterte, presidente electo de Filipinas, ha sido comparado con Trump.

Duterte, presidente electo de Filipinas, ha sido comparado con Trump. Reuters

  1. Filipinas
  2. Asia
  3. Papa Francisco
  4. Ejecuciones
  5. Manila

Un país donde los ciudadanos ajusticien a tiros a los traficantes de droga es la visión que tiene el nuevo presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, para su nación.

Apodado 'El Castigador' y 'El Donald Trump Filipino', Duterte, que venció en las urnas en mayo y asumirá el cargo a final de mes, ha escandalizado al mundo con sus controvertidas propuestas para controlar la delincuencia o su trato hacia las mujeres. 

Repasamos algunas de sus intervenciones más polémicas:

Medallas a quien mate narcotraficantes

Duterte ha ascendido al poder prometiendo acabar con la delincuencia en Filipinas en sus primeros seis meses al frente del país. Para ello, ha ofrecido recompensas a los ciudadanos por matar a traficantes de droga.

“Si se encuentra con un criminal, dispárele o clávele un cuchillo y recibirá una medalla”, afirmó a principios de este mes.

Duterte ha asegurado que eliminará a 100.000 delincuentes en su primer medio año como presidente, de manera que los cuerpos de los fallecidos harán que los peces en Manila “engorden”.

El mote de 'Castigador' procede de su gestión de la urbe de Dávao, donde se le ha asociado con escuadrones de la muerte que realizaron ejecuciones extrajudiciales. En una investigación de 2009, cuando era alcalde de dicha ciudad, Human Rights Watch descubrió que la Administración y la Policía locales estaban involucradas en estos abusos. Aunque no encontraron pruebas directas contra Duterte, él mismo ha dicho: "¿Soy el escuadrón de la muerte? Cierto, eso es cierto".

Muerte a los periodistas “corruptos”

Después de que un reportero resultara muerto a tiros en Manila en mayo, Duterte respondió a las preguntas de la prensa afirmando que “sólo porque seas periodista no estás libre del asesinato si eres un hijo de puta”.

Al menos siete decenas de periodistas han sido asesinados en Filipinas en represalia por su trabajo desde 1992, según el Comité para la Protección de los Periodistas, que sospecha que podrían ser casi el doble.

Duterte afirmó que “la mayoría de los asesinados, francamente, habían hecho algo. No te matarán si no haces nada malo”.

La semana pasada, sin embargo, el llamado 'Donald Trump Filipino' se desmarcó de sus comentarios al prometer que protegería a la prensa. “No condono ni tolero el asesinato de periodistas, independientemente de los motivos de los asesinos o la razón del asesinato”, aseveró en declaraciones recogidas por Reuters.

Silbidos a una reportera

El presidente electo de Filipinas fue acusado recientemente de faltar al respeto a las mujeres después de que interrumpiera a una periodista que le preguntaba acerca de su formación de Gobierno con un comentario sobre cómo ella supuestamente intentaba captar su atención. Luego Duterte le silbó a modo piropo.

Duterte ha insistido en que su silbido está protegido por el derecho a la libertad de expresión y que pretendía ser un piropo, informó CNN en Filipinas.

Ataques a la Iglesia católica

Duterte ha levantado ampollas en la Iglesia católica después de que, meses atrás, criticara al papa Francisco por generar atascos durante su visita a Filipinas. “Nos afectó el tráfico. Nos llevó cinco horas. Pregunté por qué; dijeron que [la calle] estaba cerrada. Pregunté quién venía. Me respondieron: el Papa. Quería decirle: 'Papa, hijo de puta, vete a casa, no nos vuelvas a visitar'”, declaró.

El presidente electo de Filipinas, un país fundamentalmente católico, ha barajado viajar hasta el Vaticano para pedir disculpas al pontífice por sus palabras, informó Time.

Duterte arremetió también el mes pasado contra los obispos que supuestamente lo criticaron durante la campaña para frenar su ascenso. “¿Sabéis cuál es la institución más hipócrita? La Iglesia católica”, dijo el filipino, que asegura que al tiempo que le atacaban, algunos religiosos le pedían favores.

Bromas sobre una violación

Su estilo no ha impedido a Duterte imponerse en las urnas, ni siquiera una polémica broma sobre una misionera violada en su ciudad en 1989 durante un motín carcelario. El nuevo presidente afirmó recientemente que los violadores debieron haber dejado que él, el alcalde de Dávao, la forzara primero.

“Violaron a todas las mujeres. Estaba esta misionera australiana (…). Fue de locos que la violaran, pero ella era tan guapa. Pensé, 'el alcalde debió haber sido el primero [en violarla]'”, dijo. Posteriormente pidió disculpas por sus palabras.

Una tumba de héroe para el dictador de Filipinas

En mayo, Duterte garantizó a la familia del dictador fallecido Ferdinand Marcos que su difunto podrá ser enterrado en un cementerio de Manila junto a héroes de guerra.

También ha hablado de perdonar a la expresidenta Gloria Arroyo, que afronta un proceso por corrupción y fraude electoral, informa The Guardian.