Brexit

El Reino Unido se asoma peligrosamente al ‘brexit’

Las encuestas de ICM dan 5 puntos de ventajas a la salida del Reino Unido de la UE, el sondeo de YouGov 4 puntos y el de ORB un punto.

The Sun hace campaña por el 'brexit' usando el paro en España

The Sun hace campaña por el 'brexit' usando el paro en España

  1. Brexit
  2. Reino Unido
  3. Unión Europea
  4. David Cameron
  5. The Guardian
  6. The Sun

Los sondeos de las principales empresas demoscópicas publicados este martes indican que el Reino Unido está cada vez más cerca de salir de la UE. Las encuestas de ICM dan 5 puntos de ventajas al ‘brexit’, el sondeo de YouGov 4 puntos y el de ORB un punto. Unos días atrás The Independent daba 10 puntos de ventaja a los partidarios de romper con Bruselas.

Estos sondeos son especialmente significativos porque hasta hace poco, la opinión pública se encontraba dividida al 50% y variaba según quien diera los resultados. ¿Por qué se ha producido este giro? ¿Por qué el brexit ha logrado esta ventaja cuando tan sólo quedan ocho días para la votación?

“SE HA PERMITIDO QUE SE MALINTERPRETARA EUROPA”

“Los partidos políticos y los líderes han permitido que la gente asumiera que muchos de los problemas que tenía el Reino Unido estaban relacionados con la UE, han permitido que se culpara y se criticara a la UE, que se malinterpretara y ahora estos políticos -como Cameron- no quieren seguir echándole la culpa a Europa. Pero, por otro lado, tampoco quieren asumir responsabilidades por temas delicados como la inmigración o la economía", explica a EL ESPAÑOL Victoria Honeyman, profesora de política británica de la Universidad de Leeds.

Honeyman dice que un ejemplo claro fue el debate de la semana pasada entre Nigel Farage, el líder del UKIP, el partido antieuropeo y antiinmigración, y el primer ministro, David Cameron, “en el que Farage decía que el problema de la inmigración lo provocaba la UE y Cameron no quería decir que era culpa de Europa pero tampoco quería decir que era culpa de su Gobierno”.

Otro punto importante es que “se trata de temas muy complejos, que no son blanco o negro, y esto es una gran ventaja para la campaña del brexit”, expone Honeyman, y pone como ejemplo el tema del dinero que el Reino Unido ha entregado para rescates financieros de otros países de la UE. En total ha desembolsado 6.500 millones de euros, de los cuales 3.000 millones los entregó a Irlanda en el 2010 y 3.500 millones a Portugal en el 2011 (los dos países ya están fuera del rescate).

“Es muy difícil para Cameron hacer entender a la gente que Irlanda es uno de los principales mercados de Reino Unido y que no se puede permitir una quiebra de Irlanda, mientras que los partidarios del brexit tienen suficiente con decir ‘mirad a Grecia’ como argumento para convencer a la gente”, señala.

“A LA GENTE NO LE GUSTA SENTIRSE INTIMIDADA”

Para el profesor de política de la Universidad de Glasgow, Thomas Lundberg, en conversación con EL ESPAÑOL, habría distintos factores que explican esta caída en los sondeos de los detractores del brexit. Uno de ellos sería la campaña demasiado alarmista y basada en el miedo que está llevando a cabo Cameron.

El primer ministro dijo el domingo que no podría garantizar ni las pensiones ni la Sanidad pública y que habría más recortes y más políticas de austeridad si la gente se decantaba por salir de Europa. También decía que la salida de la UE podría generar un agujero negro de entre 25.000 y 50.000 millones de euros para el país.

“A la gente no le gusta sentirse intimidada y creen que desde el lado proeuropeo han sido demasiado alarmistas con respecto a las consecuencias económicas”, explica Lundberg. En este sentido, considera que pudo haber influido la campaña que los unionistas hicieron en Escocia en el 2014 basada en lo que él denomina “táctica del miedo”, que “en aquella ocasión dio resultado”.

“LA INMIGRACIÓN ES EL TEMA PRINCIPAL”

Otro de los motivos, según Lundberg, es que los conservadores se han enfocado demasiado en el aspecto económico, pero “parece que a la gente no le importa demasiado la economía y les preocupa más el control de las fronteras y la soberanía. La inmigración está siendo el gran tema de la campaña”, asegura. En este sentido “el UKIP ha sido muy efectivo”.

Cuenta que hace unos años que el tema de la inmigración no era importante. Las encuestas de antes de 2004 indicaban que la inmigración no era uno de los temas que más preocupaban a los británicos pero que “todo cambió a partir de 2004, cuando Reino Unido, Irlanda y Suecia fueron los únicos tres países miembros que abrieron las puertas a los nuevos países del este de Europa [en total ocho países con Polonia a la cabeza]”, explica Lundberg.

Se calcula que cerca de un millón de ciudadanos de la Europa del este cruzaron la frontera británica. El entonces Gobierno laborista “infravaloró el número de inmigrantes que accedían al Reino Unido” y se le fue de las manos, opina el analista. Desde entonces empezó a cambiar la opinión de los británicos sobre los extranjeros. “Y el UKIP supo canalizar ese malestar”, asegura Lundberg.

En las elecciones municipales del 2013 consiguió el 25% de los votos; en las elecciones generales del año pasado, el 13% de los apoyos (aunque sólo se llevó un diputado). “La campaña ‘Leave’ (que significa 'Vete' en inglés) para salir de la UE vio que el discurso de la inmigración funcionó para el UKIP”, explica Lundberg, “y lo han aplicado ahora; lo están haciendo muy bien en áreas laboristas, en áreas de clase obrera, donde están consiguiendo muchos votos”.

“La campaña para salir de Europa ha mentido de forma compulsiva afirmando que hay 76 millones de turcos esperando para entrar en la UE cuando todo el mundo sabe que no está prevista la entrada de Turquía", explica a este diario Benjamin Ramm, el editor en jefe de la plataforma de comunicación Open Democracy. "Han demostrado que es posible mentir compulsivamente y tener un impacto”. Ramm considera que se ha producido un trasvase de votos en las zonas obreras del noreste y el noroeste del país del Partido Laborista al UKIP por la falta de movilización de los laboristas.

“ES UN REFERÉNDUM CONTRA EL ESTABLISHMENT POLÍTICO”

“Este no es sólo un referéndum sobre quedarse o salir de la UE, sino que es un referéndum sobre la inmigración y sobre el establishment político”, dice el politólogo de la Universidad de Glasgow. Y lo compara con la eclosión de partidos como Podemos o Ciudadanos en España o de Donald Trump en Estados Unidos. “Trump es parte del establishment económico, es un millonario, pero nunca ha ocupado un cargo político; la gente se ha cansado del establishment político”, añade.

En este sentido considera que el exalcalde de Londres, el conservador Boris Johnson y líder de la campaña a favor del brexit, es una excepción. “Es cierto que ha ocupado un cargo público como alcalde, pero los votantes no lo asocian con el establishment, ven que tiene un estilo único, quieren presentarlo como un bufón, pero no lo es. Incluso se dice que se despeina el pelo aposta, es un tipo excéntrico y a los británicos les encanta la excentricidad”, opina.

“A CORBYN NO LE ENTUSIASMA EUROPA”

Hasta ahora han sido Cameron y los conservadores los que han llevado el peso de la campaña para seguir en Europa. El precio que han tenido que pagar los tories está siendo demasiado alto con el partido roto entre los que se quieren quedar en Europa y los que se quieren marchar y con sus líderes tirándose los platos a la cabeza.

Los conservadores parecen haber pedido a los laboristas, que también están dentro de la campaña proeuropea, que asuman un mayor liderazgo en los últimos días de campaña antes del 23 de junio. Se ha acusado al líder del partido, Jeremy Corbyn, de no haberse implicado lo suficiente en la campaña. La mitad de los nueve millones de votantes laboristas no tienen clara la posición de Corbyn ni del Partido Laborista. “Todo el mundo sabe que a Corbyn no le entusiasma Europa”, dice Lundberg, “la gente en el partido está confundida sobre la posición que ha adoptado respecto a Europa”.

Este martes Corbyn hizo un llamamiento “a todo el movimiento laborista” para que el próximo día 23 votaran a favor de la permanencia en Europa. Afirmó que el brexit conllevaría una “hoguera de derechos de trabajadores”. “Queremos trabajar con los sindicatos, partidos laboristas y socialistas de toda Europa por el interés de la gente trabajadora de todo el continente”, expresó Corbyn.

Lundberg cree que su reacción, en cualquier caso, llega demasiado tarde porque el número de indecisos ha bajado al 10%.

EL PERIÓDICO MÁS LEÍDO PIDE VOTAR POR EL BREXIT

El diario sensacionalista The Sun, que es el más leído en el Reino Unido, publicó este martes una demoledora portada en la cual se posicionaba a favor del brexit. “Pedimos a nuestros lectores que voten la salida de la UE, esta es la última oportunidad para librarnos de la maquinaria antidemocrática de Bruselas”, decía el diario. Y añadía: “si nos quedamos, será peor por culpa de la inmigración, será peor para el trabajo, será peor para los salarios y para nuestro estilo de vida".

También citaba la crisis griega y española: "Grecia está en bancarrota, Italia en riesgo de bancarrota, con consecuencias que pueden ser incluso peores, y en España el 45% de los menores de 25 años no tienen trabajo y más gobiernos pobres y mal gobernados están a punto de entrar en la UE”.

“No creo que afecte mucho la portada de The Sun porque de alguna manera refleja la opinión de sus lectores, estos hubieran votado por el brexit de cualquier forma. Además, todo el mundo sabe que a Rupert Murdoch (magnate mediático dueño del diario) no le gusta la UE”, concluye Victoria Honeyman.