Venezuela

Nicolás Maduro: "Si nos toca tomar un fusil, lo tomaremos"

El presidente venezolano advirtió que habrá una "resistencia histórica" si la OEA interviene en el conflicto interno.

Maduro, rodeado de sus seguidores en Caracas.

Maduro, rodeado de sus seguidores en Caracas. Gobierno Venezolano/ Reuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, respondió este miércoles al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que había iniciado un proceso al principio de la semana para intervenir en la situación "crítica" venezolana.

"Estamos defendiendo la libertad de nuestro país. Se defiende para que siga siendo libre, soberana, democrática (...). Si algún día nos toca tomar un fusil, lo tomaremos. Estudio, trabajo y fusil", respondió Maduro ante un público joven, en declaraciones recogidas por el diario venezolano El Universal.

"La patria no se vende, se defiende", aseguró el presidente venezolano en un discurso en el que entremezcló la educación y la defensa de "la soberanía de la patria".

Almagro defiende en un informe que es necesario atender la "alteración del orden constitucional", que afecta en su opinión "gravemente al orden democrático" en Venezuela. Además de la crisis política, señala problemas de abastecimiento en alimentación y sanidad, así como una falta de respeto a los derechos humanos por presos políticos.

Almagro, que calificó en otra ocasión reciente de "dictadorzuelo" a Maduro, invocó así la Carta Democrática Interamericana de la OEA, que establece la intervención de los estados miembros para garantizar los derechos humanos en sus países miembros. "Es un mecanismo de asistencia para ayudar a los países que están en una situación crítica, que la propia Venezuela lo usó 2012 en ocasión del golpe contra el presidente Chávez", explicó el portavoz de Almagro, Sergio Jellinek.

Maduro ha advertido de que si se aplica la Carta Democrática en Venezuela, impulsará "un trabajo de resistencia histórica que llevaría a una batalla final".

El Consejo Permanente de la OEA pide diálogo

El Consejo ha limado asperezas y desautorizado a su secretario general con una declaración en la que se ofrece como mediador en un "diálogo abierto e incluyente" entre el Gobierno de Maduro y la oposición -mayoría en la Asamblea Nacional venezolana.

El Consejo apoya también el diálogo promovido -entre otros- por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero “con el fin de encontrar alternativas para favorecer la estabilidad política, el desarrollo social y la recuperación económica” del país.

Almagro resaltó en su cuenta de Twitter que un representante de la oposición venezolana, Carlos Vecchio, le había entregado una resolución de la Asamblea Nacional apoyando su iniciativa:

La coalición de la oposición venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD) continúa en medio del proceso para convocar un referéndum revocatorio, que establece la Constitución Venezolana y permite realizar una consulta popular para decidir si el presidente debe seguir en el poder. 

Maduro ha convocado al sector educativo a manifestarse el próximo sábado contra Almagro y "contra el imperialismo".