CATÁSTROFE AÉREA

El análisis de los restos humanos del avión de EgyptAir apunta a una explosión a bordo

Según los forenses egipcios, el número de restos encontrados trasladados a una morgue de El Cairo ascienden a 80.  

Los restos hallados del vuelo de EgyptAir

Los restos hallados del vuelo de EgyptAir REUTERS

  1. Egypt Air
  2. Egipto
  3. París
  4. El Cairo
  5. Accidentes aéreos
  6. Explosiones

Una supuesta explosión a bordo del avión podría haber sido la causa del accidente mortal que provocó que el vuelo 804 de EgyptAir se estrellase en el Mediterráneo el pasado jueves. Según el equipo de forenses egipcios encargados de analizar los restos humanos rescatados del fondo del mar, estos presentan signos que apuntan a una explosión, recoge Europa Press. 

A pesar de todo, el responsable del equipo forense señala que esta conclusión se basa en el examen preliminar de unos restos de pequeño tamaño. Asimismo, recalca que aún no se han encontrado partes de un posible explosivo. 

El avión de la aerolínea EgyptAir que cubría la ruta París-El Cairo desapareció de los radares el pasado jueves cuando sobrevolaba la isla griega de Kárpatos y se estrelló contra el mar Mediterráneo. Sin supervivientes, el siniestro se saldó con la muerte de 66 personas, de las cuales 56 eran pasajeros y las otras diez, miembros de la tripulación. Las nacionalidades de las víctimas eran, fundamentalmente, egipcios y franceses. 

Muchos países se han sumado a la búsqueda primero, del avión, que fue encontrado al norte de Alejandría el pasado viernes, y, después, de los cadáveres y las cajas negras para aclarar las causas del accidente. Al menos 80 restos humanos de reducido tamaño han sido trasladados hasta el Cairo para ser examinados por el equipo de forenses que trabaja en la investigación. 

El incidente que provocó la caída fue "brutal" y "repentino"

Son varias las hipótesis que se han barajado como culpables del accidente. En un primer momento, no se descartó ninguna, aunque la idea de un atentado ha ido desvaneciéndose poco a poco, al no existir reivindicaciones por parte de ningún grupo terrorista del panorama internacional. Lo que sí está claro, según el ejército egipcio y la aviación civil griega, es que el incidente que lo provocó fue "brutal" y "repentino", porque la cabina no lanzó ningún mensaje de auxilio antes de perderse. 

El avión efectúo un giro de 90 grados a la izquierda y después, uno de 360 grados a la derecha, en una maniobra brusca de la que pasó de los 337.000 pies de altura a los 15.000. Después, desapareció de los radares, y su señal se terminó de perder cuando se encontraba a 10.000 pies de altura.