Catástrofe aérea

Lo que sabemos y no sabemos sobre el avión de EgyptAir desaparecido

Volaba sobre el Mediterráneo cubriendo la ruta entre París y El Cairo cuando desapareció su señal de los radares. Francia asegura que había humo en la cabina.

Un avión de la compañía EgyptAir.

Un avión de la compañía EgyptAir. Europa Press

El vuelo MS804 de la compañía EgyptAir cubría la ruta entre París y El Cairo la madrugada del jueves 19 de mayo cuando se perdió la señal en los radares mientras sobrevolaba el Mediterráneo a la altura de la isla griega Kárpatos.

Se han hallado las cajas negras y los primeros restos humanos en el mar. Los primeros trozos del avión se encontraron el viernes 20 de mayo a unos 295 kilómetros de la costa de Alejandría (Egipto).

El ministro de la Aviación Civil egipcio, Sherif Fathy, declaró el jueves que una acción terrorista es un escenario "más probable" que un fallo técnico. Pero pasan los días y ningún grupo terrorista ha reivindicado el ataque. 

Las investigaciones de Francia señalan que el avión emitió señales de alerta por humo además de un posible fallo en el ordenador antes de desaparecer de los radares.

El vuelo MS804 de Egyptair había partido del aeropuerto Charles de Gaulle de París la noche del miércoles

El vuelo MS804 de Egyptair había partido del aeropuerto Charles de Gaulle de París la noche del miércoles

LO QUE SABEMOS

¿Qué vuelo es?

Un Airbus A320 con número de vuelo MS804 que partió en la noche del miércoles del aeropuerto Charles de Gaulle de París a El Cairo, con hora planeada de llegada al aeropuerto de la capital egipcia a las 03:15 hora local del jueves 19 de mayo (mismo huso horario que en la España peninsular).

¿Cuántas personas viajaban a bordo?

En total, 66. 56 de ellos, pasajeros civiles. Además, tres guardias de seguridad y siete tripulantes. Entre los pasajeros se encontraban un bebé y dos niños, ha informado EgyptAir. Grecia y Egipto descartan que haya supervivientes.

¿Cuáles son las nacionalidades de los pasajeros?

No hay ningún español registrado a bordo. Según datos facilitados por la propia aerolínea, embarcaron 30 egipcios, 15 franceses, 2 iraquíes. También un portugués, un británico-australiano, un belga, un kuwaití, un sudanés, un chadiano, un argeliano y un canadiense.

¿Cuándo se perdió la señal?

EgyptAir ha informado de que el vuelo desapareció de los radares a las 02:29 horas de la madrugada (misma hora en Egipto que en España). El avión sobrevolaba el Mediterráneo, a unos 280 kilómetros de la costa egipcia, y faltaban 45 minutos para su hora de llegada al aeropuerto de El Cairo. Hacía poco que había entrado en el espacio aéreo egipcio, informa la agencia de noticias Reuters.

El avión volaba a una altura de 37.000 pies (unos 11.270 metros) y a 574 nudos por hora, lo que equivale a 989 km/h en el último registro del que dispone la web especializada FlightRadar24.

¿Qué ocurrió antes de perder el contacto?

El ministro griego de Defensa, Panos Kamenos, aseguró en declaraciones recogidas por Associated Press que se registraron movimientos muy abruptos en pleno vuelo antes de que el aparato desapareciese de los radares: "Viró 90 grados a la izquierda y luego 360 grados hacia la derecha, bajando de 38.000 pies [las fuentes coinciden finalmente en que la altura era de 37.000] a 15.000 y entonces se perdió a los 10.000".

El jefe de los servicios de navegación aérea egipcia, Ehab Mohieldin Azmi, lo niega y dice que ellos no apreciaron ninguna de esas maniobras. Según sus registros, el avión se mantuvo a 37.000 pies mientras lo veían en sus radares. 

Las autoridades egipcias trataron de ponerse en contacto con el aparato, sin recibir respuesta, ha informado el ministro de Aviación Civil, Sherif Fathy, en rueda de prensa a primera hora de la tarde del jueves: "Se intentó contactar con el vuelo, sin éxito".

¿Hacía mal tiempo?

El piloto británico Alan Carter voló por el mismo espacio aéreo sobre la misma hora y ha asegurado que la climatología era "perfecta", informa la BBC. Capitaneaba un vuelo de Milán a Yeda (Arabia Saudí) y volaba a 39.000 pies, algo por encima del Airbus de EgyptAir. 

"Todos los sistemas de comunicaciones funcionaban de forma normal. [El espacio aéreo] estaba tranquilo", ha comentado. Tan tranquilo, que incluso lo comentó con la torre de control de Atenas. Desde allí le comentaron que únicamente había cinco aeronaves en la zona. "Las comunicaciones con la torre de control de El Cairo también eran normales", ha indicado.

¿Dónde cayó el avión?

Los primeros restos se hallaron a unos 290 km de la costa egipcia y cerca de la isla griega de Kárpatos, donde se perdió la señal con la aeronave.

Un vídeo publicado por la aplicación de localización de naves marítimas Marine Traffic, muestra cómo se aproximaron desde primeras horas tras la desaparición del avión embarcaciones que navegaban por la zona cercana al último punto localizado del vuelo, supuestamente para ayudar en la localización de la aeronave:

"Se están llevando a cabo operaciones de búsqueda del aparato en el área donde se cree [que se encontraba] al perder el contacto", informó entonces el primer ministro egipcio, Sherif Ismail.

Algunos testimonios provenientes de ciudadanos en islas griegas aseguran haber visto una bola de fuego en el aire. Una fuente del Ministerio de Defensa griego indicó el jueves que las autoridades estaban investigando las indicaciones del capitán de un barco mercante sobre una "llama en el cielo" a unas 130 millas náuticas al sur de la isla helena Kárpatos, aunque ya en el espacio aéreo egipcio, matiza la Agencia France Presse (AFP).

¿Se han encontrado restos?

En la mañana del viernes 20 de mayo, las autoridades egipcias aseguraron que se han encontrado restos del Airbus A320 a 295 km de la costa de Alejandría (Egipto). En la tarde del jueves ya creyeron haber encontrado restos, una información que fue desmentida poco tiempo después por el Comité griego de Seguridad Aérea, cuando aseguraron que los restos de los que se hablaban no eran azules y blancos, que eran los colores del avión siniestrado. 

El mismo viernes se empezaron a encontrar los primeros restos humanos, que fuentes anónimas forenses de Egipto aseguraron que indicaban una explosión en el avión, afirmación negada tajantemente después por el jefe de la Autoridad Forense Egipcia.

Los investigadores ya tienen en sus manos las cajas negras para tratar de descifrar qué pasó.

LO QUE NO SABEMOS

¿Cuál es la última comunicación que se tiene del vuelo?

El Ejército egipcio ha negado informaciones sobre una señal de socorro emitida después de la desaparición de los radares del vuelo. "Las Fuerzas Armadas no han recibido ningún mensaje de socorro del avión desaparecido", ha dicho el portavoz militar en declaraciones recogidas por la agencia Efe.

FlightRadar24 también ha informado de que no ha registrado una señal de emergencia.

Fuentes de la aerolínea y de la aviación civil egipcia habían comunicado a Reuters que el aparato lanzó una señal de emergencia, posiblemente proveniente de una baliza de emergencia en la parte exterior del avión, a las 04:26 horas.

Preguntado en rueda de prensa acerca de la supuesta señal de socorro, el ministro egipcio de Aviación Civil ha afirmado que "un alto funcionario cometió un error [confirmando la información] y minutos más tarde salió a pedir disculpas".

¿Fue un atentado terrorista?

Tanto el primer ministro egipcio, Sherif Ismail, como el francés, Manuel Valls, declararon poco después de la desaparición del aparato que no se puede descartar ninguna posibilidad.

"Todo el mundo sabe [que existe] la posibilidad de que fuera algún tipo de acción terrorista, pero no podemos confirmarlo", ha manifestado el ministro en la rueda de prensa. Si bien recalcó que "no queremos difundir rumores" Sherif Fathy dijo el jueves 19 de mayo que un ataque terrorista es "más probable" que un fallo técnico.

La Fiscalía de París ha abierto una investigación, que lidera la Dirección General de la Gendarmería Nacional. La Fiscalía resaltó que "no se descarta ni se privilegia ninguna hipótesis".

Más de cinco días después nadie ha reivindicado el suceso como un ataque terrorista.

La desaparición de este vuelo recuerda al siniestro de otro avión, en aquella ocasión de la compañía MetroJet, el pasado 31 de octubre. Pero el grupo terrorista Estado Islámico reivindicó la muerte de las 224 personas que iban a bordo.

Rusia y servicios de Inteligencia occidentales indicaron que el siniestro de MetroJet había sido un atentado. Egipto no admitió que había sido un ataque hasta tres meses después.

(Última actualización del artículo realizada el 24 de mayo de 2016).