Día del Recuerdo

Los supervivientes del Holocausto luchan contrarreloj para evitar el olvido

En Israel aún viven 190.000 víctimas para recordarlo, pero envejecen y fallecen cientos cada mes. Una fundación recoge sus testimonios para la posteridad.

Los israelíes guardan dos minutos de silencio mientras suena la sirena del recuerdo.

Los israelíes guardan dos minutos de silencio mientras suena la sirena del recuerdo. Reuters

  1. Holocausto
  2. Israel
  3. Judíos
  4. Benjamin Netanyahu
  5. Nazismo

A las 8 de la tarde (hora local) los principales canales de televisión israelíes comenzaban a retransmitir la ceremonia de la YomHashoah, o Día del Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto, que cada año se celebra en Israel el 5 de mayo coincidiendo con el aniversario de la liberación del campo de Mauthausen. "Dentro de una generación no quedará nadie que viva entre nosotros que haya sobrevivido a aquel infierno y que pueda decir 'Yo estuve allí, vi el horror con mis propios ojos'", dijo el presidente de Israel, Reuven Rivlin, al inicio del acto en el Yad Vashem (Museo del Holocausto) en Jerusalén.

Durante el evento, que da comienzo a una jornada solemne este jueves en la que los establecimientos públicos permanecen cerrados, la televisión y la radio transmiten canciones y documentales de la Shoá. Las banderas quedan a media asta, seis supervivientes encienden una antorcha por cada uno de los seis millones de judíos que fueron exterminados en el genocidio nazi.

Netanyahu interviene en la inauguración del Día para el Recuerdo del Holocausto.

Netanyahu interviene en la inauguración del Día para el Recuerdo del Holocausto. Reuters

A ellos, Rivlin les pidió perdón: "Debemos admitir que nos equivocamos. Los supervivientes del Holocausto nunca han recibido el respeto que se merecen. Incluso hoy, el Estado de Israel no hace lo suficiente". Lo hizo durante la ceremonia a la que también acudieron el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, miembros de su gabinete, o los principales rabinos del país como Meir Lau, rabino de Israel y presidente del Consejo Yad Vashem, encargado de prender la antorcha del monumento conmemorativo.

45.000 supervivientes del Holocausto, bajo el umbral de la pobreza

Netanyahu recogió las palabras de Rivlin para añadir que su Ejecutivo ha añadido más recursos a las ayudas estatales prometidas para los supervivientes del Holocausto. No obstante, 45.000 de ellos (de los casi 190.000 que quedan) viven bajo el umbral de la pobreza, según un informe elaborado por la Fundación de Asistencia a este colectivo.

Cada año se aborda en el Parlamento israelí la adopción de nuevas medidas que aumenten las partidas para las víctimas de la Shoá, pero algunas asociaciones israelíes denuncian que no son suficientes mientras cientos de víctimas fallecen cada mes. Por ello, los especialistas del Museo Yad Vashem trabajan contrarreloj para grabar en vida sus testimonios y recoger algunas de sus pertenencias que terminarán formando parte del vasto archivo que este centro, guardián de la memoria, tiene en Jerusalén.

Como novedad en la conmemoración de este año, Netanyahu y su esposa, Sara, se reunieron con los supervivientes el día anterior a la ceremonia. "Tengo una misión. Un Yad Vashem es suficiente. No habrá una segunda vez”, les dijo el premier israelí.  

Entre los asistentes se encontraba Sara Gutman, hoy ciudadana israelí pero nacida en 1936 en Dortmund, Alemania, de donde pudo huir de los nazis tras un periplo que le llevó, junto a su familia por Francia, España, Portugal, Cuba o Estados Unidos. "Pasaron dos años y medio desde que salimos de Alemania hasta que llegamos a Portugal", explicó la octogenaria esta semana en Jerusalén durante un encuentro con periodistas.

"Allí mi padre fue a cada consulado, a cada embajada para pedir visados. Estados Unidos dijo 'no', en Inglaterra el 'no' fue doble, tampoco en Palestina, todo eran negativas, pero él era muy optimista", relató. "Al final fue a la embajada de Cuba. Por algún motivo a Batista entonces sí le interesó que llegásemos al país", añadió Gutman. Su familia pudo finalmente llegar a Estados Unidos y con el tiempo, viajar a Israel.

Testimonios como el suyo forman parte de la iniciativa Zikaron Basalon (Recuerdos en el salón, en hebreo) que persiguen mantener viva la memoria de las víctimas a través de encuentros en casas o espacios pequeños donde el superviviente comparte su experiencia con un grupo de jóvenes israelíes.

La gente que vive su propio Holocausto puede también sacar valores de estas experiencias que le ayuden en su vida personal

"Hoy el Holocausto se aborda desde el enfoque de los horrores que se cometieron, pero eso no va a durar mucho cuando tristemente la última generación desaparezca", explicó en el mismo encuentro Nadav Embom, fundador de la iniciativa. "Hoy queremos abordarlo por lo que puede extraerse del Holocauto: el peligro del racismo, lo sagrado de la vida humana, el poder de la comunidad, el amor”, aseveró Basalon.

Internos de la prisión Rimonim (Israel) participan en una ceremonia conmemorativa del Holocausto.

Internos de la prisión Rimonim (Israel) participan en una ceremonia conmemorativa del Holocausto. Reuters

Hoy este proyecto que, por primera vez su fundador ha llevado a cárceles y centros de prostitución “porque la gente que vive su propio Holocausto puede también sacar valores de estas experiencias que le ayuden en su vida personal”, se desarrolla en distintos países de mundo con el único fin de "mantener el recuerdo". Una iniciativa que apoya Sarah Gutman, junto a otros supervivientes, que temen que “el horror se olvide” cuando víctimas como ella ya no puedan contar las penurias que padecieron.

Algunos de los nombres de quienes ya desaparecieron se han recordado este jueves pasadas las 11 de la mañana en un acto que se ha celebrado en la Kneset (Parlamento israelí) bajo el título: “Detrás de cada persona hay un nombre". Una hora antes gran parte del país se paralizaba durante dos minutos en los que ha sonado la tradicional sirena antiaérea que cada año recuerda a las víctimas de la Shoá, casi setenta años después del mayor genocidio de la historia del siglo XX.

Este día del Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto, que se conmemora en instituciones públicas y escuelas con actividades dirigidas en especial a los más jóvenes, concluirá en la noche de este jueves con diversos actos como el que tendrá lugar en el Kibbutz Yad Mordechai ante el monumento en memoria de uno de los líderes del levantamiento del gueto de Varsovia. Allí las tropas alemanas comenzaron la que fue la segunda deportación masiva de judíos hacia los campos de concentración y exterminio nazis, donde perecieron seis millones de personas.