TURQUÍA

Un terrorista suicida mata a un policía en la ciudad turca de Gaziantep

La explosión tuvo lugar enfrente de un cuartel. Hay al menos 22 heridos

Varias ambulancias, desplegadas en la zona del atentado.

Varias ambulancias, desplegadas en la zona del atentado.

  1. Atentados terroristas
  2. Turquía

Un agente de policía fue asesinado en la explosión de un coche bomba frente a un cuartel en la ciudad de Gaziantep, en el sudeste de Turquía. En la explosión falleció también el atacante. Además, hay al menos 22 personas heridas (18 de ellas también policías).  Mehmet Erdogan, un diputado por Ganziatep del partido gubernamental AKP, aseguró que la bomba iba cargada en un minibús que impactó y superó las barricadas que rodean el edificio, explotando enfrente de él.

"La Dirección de Seguridad de Ganziatep ha ejecutado muchas operaciones exitosas contra el EI (Estado Islámico) y el PKK (la guerrilla kurda). Esto es un ataque directo a la Policía, para amenazarla, para vengarse", opinó el diputado.

Akif Ekici, un diputado del partido opositor CHP por esta provincia, aseguró a CNNTürk que los atacantes llegaron en dos vehículos y que el policía fallecido disparó contra ellos para evitar que se acercaran más al edificio. Tras la explosión, se inició un tiroteo, según CNNTürk.

Un coche que se dio a la fuga fue perseguido por la Policía, que acordonó toda la zona alrededor del edificio atacado. Estaba previsto que cerca del lugar del ataque se celebrara más tarde una concentración por la festividad del 1 de Mayo.

Una región en la mira del Estado Islámico

La región en la que se asienta Gaziantep es fronteriza con un territorio sirio controlado por el Estado Islámico. De hecho, este mismo domingo otras cuatro personas resultaban heridas en la ciudad de Kilis tras caer dos proyectiles de mortero disparados desde esas zonas.

Uno de los proyectiles impactó en un garaje y provocó daños a muchos vehículos y a varios edificios colindantes. La agencia Dogan señala que en respuesta a este nuevo ataque desde Siria, el Ejército turco disparó cinco andanadas de artillería contra la zona desde donde llegó el fuego de mortero. Kilis ha sido objetivo las últimas semanas de varios ataques desde Siria que han causado hasta ahora 18 víctimas mortales y 64 heridos.

Según algunos analistas, el EI trata de arrastrar a Turquía a una intervención terrestre en Siria y provocar un conflicto con las fuerzas del régimen sirio y sus aliados rusos, por un lado, y con las milicias kurdas, enfrentadas a los yihadistas, por otro.