Papeles de Panamá

Transparencia Internacional o el hijo de Kofi Annan: lo más increíble de los papeles de Panamá

Personas vinculadas a ONG y organismos internacionales aparecen en los documentos del despacho Mossack Fonseca.

Mossack Fonseca usó la identidad de Cruz Roja para sus actividades.

Mossack Fonseca usó la identidad de Cruz Roja para sus actividades. Reuters

La revelación de los papeles de Panamá ha generado una onda de consternación que ha sacudido gobiernos como el de Islandia o Reino Unido. El fondo offshore del padre del primer ministro británico, David Cameron, o la relación del presidente argentino, Mauricio Macri, con la firma panameña Mossack Fonseca copan los titulares de la prensa.

Pero historias increíbles sobre el escándalo que no afectan a jefes de Estado y Gobierno destapadas por la filtración apenas han trascendido. Estas son algunas de las más impactantes.

Un director de Transparencia Internacional, implicado

En casa del herrero, cuchillo de palo. Uno de los primeros afectados por las revelaciones de los papeles de Panamá fue el presidente de Transparencia Internacional en Chile, Gonzalo Delaveau.

Delaveau dejó su cargo al tiempo que el chileno Centro de Investigación Periodística (CIPER) informaba que había actuado como intermediario de cinco sociedades basadas en las Bahamas. El abogado subrayó sin embargo que sus actividades no eran ilegales, pero Transparencia Internacional agradeció que dimitiera.

“Valoramos este gesto de Gonzalo Delaveau, que permite despejar cualquier duda respecto a la labor del Capítulo Chileno de Transparencia Internacional, entidad que al mismo tiempo condena cualquier conducta reñida con la probidad y transparencia, como las que se han dado a conocer por el caso Panama Paper”, dijo el capítulo local de la organización en un comunicado.

Mossack Fonseca se hizo pasar por Cruz Roja

El nombre de la Cruz Roja ha aparecido entre los papeles de Panamá, pero no por voluntad del organismo.

La firma panameña en el epicentro del escándalo creó fundaciones opacas para atraer clientes y mencionó entre sus beneficiarios al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), según revelaron las filtraciones.

Mossack Fonseca se habría aprovechado de la identidad del organismo como tapadera para distraer la curiosidad de instituciones financieras, informa Reuters. “Retener la identidad del beneficiario se ha vuelto difícil”, dice un empleado del gabinete de abogados en un correo electrónico citado por la agencia.

El organismo internacional ha criticado la táctica de la firma panameña y ha asegurado que no tenía conocimiento de que su nombre estuviera vinculado a las fundaciones opacas.

"Lo ocurrido es muy grave y ha puesto en grave peligro tanto las actividades como al personal de la entidad", denunció el presidente del CICR, Peter Maurer, en declaraciones recogidas por Efe. "Nunca hemos tenido ninguna relación con Mossack Fonseca y no hemos recibido dinero”.

El hijo de Kofi Annan dirigía sociedades 'offshore'

Kojo Annan, único hijo del ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan (1997-2006), también está relacionado con la firma Mossack Fonseca.

La investigación coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) ha revelado que Kojo Annan utilizó una sociedad offshore para comprar un apartamento en Londres por 500.000 dólares.

La prensa africana informa de que Mossack Fonseca se comunicó con él hasta 2015 y que además Annan ha dirigido dos sociedades basadas en las Islas Vírgenes Británicas.

El abogado de Annan ha respondido a la polémica asegurando que sus compañías “operan de acuerdo a las leyes y regulaciones de las jurisdicciones en cuestión” y que éstas “pagan impuestos en las jurisdicciones en que deben pagarlos”.

Annan fue investigado en la década pasada bajo sospecha de que había utilizado su influencia para que Naciones Unidas contratara a una empresa suiza para la que trabajaba, pero no se encontraron pruebas.

El “robo del siglo” apunta a Mossack Fonseca

Las revelaciones de los papeles de Panamá parecen haber arrojado más luz sobre un robo realizado en 1983 que la prensa británica calificó como el mayor del siglo XX.

Seis ladrones dieron el golpe en 1983 cuando, tras forzar a los guardias de un almacén del aeropuerto londinense de Heathrow a darles paso, se llevaron un botín de 26 millones de libras en lingotes de oro, efectivo y diamantes.

Poco después, Mossack Fonseca estableció una sociedad que habría servido para blanquear los beneficios del robo. Feberion Inc está ligada a Gordon Parry, quien lavó dinero para los ladrones.

El ICIJ expone que Jürgen Mossack, cofundador de Mossack Fonseca, aparecía como director sobre el papel de esta sociedad. Un documento interno de la firma citado por el Consorcio muestra que el creador del gabinete era consciente de que Feberion Inc estaba “aparentemente involucrada en la gestión de dinero del famoso robo del Brink's-Mat en Londres. La compañía en sí no se ha usado ilegalmente pero puede que haya invertido dinero de fuentes ilegítimas a través de cuentas bancarias y propiedades.