Papeles de Panamá

David Cameron reconoce haberse lucrado con el fondo 'offshore' de su padre

El primer ministro de Reino Unido participó de la sociedad de inversión oculta creada por su padre hasta cuatro meses antes de entrar en el número 10 de Downing Street.

El primer ministro británico se ha visto afectado por los Panama Papers.

El primer ministro británico se ha visto afectado por los Panama Papers. Efe

Después de que el escándalo de los papeles de Panamá lo salpicara el domingo, el primer ministro británico, David Cameron, ha admitido que se benefició del fondo offshore de su padre, el difunto Ian Cameron.

Ian Cameron ayudó a establecer Blairmore Holdings Inc. en 1982 y era uno de los directores del fondo de inversiones.

El rotativo británico The Guardian asegura haber confirmado que en 30 años "Blairmore no ha pagado un penique en impuestos en Reino Unido por sus ganancias".

Este jueves, después de negar que se beneficiara de fondos offshore, el premier británico ha desvelado que vendió su participación en Blairmore por más de 30.000 libras apenas cuatro meses antes de asumir el puesto que actualmente ocupa.

"Nosotros [Cameron y su esposa, Samantha] teníamos 5.000 participaciones en Blairmore, que vendimos en enero de 2010. Valían unas 30.000 libras", dijo en exclusiva a ITV News.

El dirigente conservador ha asegurado que pagó los impuestos correspondientes sobre las ganancias.

Asimismo, David Cameron ha dicho que recibió una herencia de 300.000 libras de su padre y ha reconocido no saber si ésta procede de la actividad de Blairmore.

"Obviamente no puedo señalar la fuente de cada parte del dinero y mi padre no sigue aquí para preguntarle", ha insistido. "Nunca he ocultado el hecho de que soy una persona muy afortunada que tenía padres adinerados que me pagaron una escuela excelente. Nunca he pretendido ser algo que no soy".

Cuando el nombre de su padre emergió con las revelaciones de los Panama Papers, Cameron aseguró que se trataba de un asunto privado. Luego afirmó que ni él ni su familia se benefician de fondos offshore, pero no se pronunció sobre el pasado.

"Quiero ser tan transparente como pueda sobre el pasado, el presente, el futuro porque, sinceramente, no tengo nada que ocultar, estoy orgulloso de mi padre", ha explicado el líder tory. "No puedo soportar ver cómo su nombre es arrastrado por el barro".

El primer ministro rechaza la idea de que el fondo tuviera como objetivo la evasión fiscal. "Creo que muchas de las críticas se basan en una confusión fundamental", se ha defendido.

The Guardian destapó este mismo jueves que el padre del premier había recibido asesoramiento de expertos en 2008 para escoger el mejor paraíso fiscal al que trasladar el fondo. Daba así la impresión de que los directivos de la sociedad intentaban encontrar la jurisdicción más ajustada a sus propósitos.

Los asesores evaluaron las Bermudas y las Islas Caimán como posibles paraísos fiscales a los que mover la sociedad y dijeron a los clientes que les cobrarían entre 45.000 y 50.000 libras por el traslado. Finalmente, unos dos años después de la muerte de Ian Cameron, Blairmore pasó a Irlanda, que tiene condiciones fiscales muy favorables a las empresas.

El fondo realizaba sus reuniones en paraísos fiscales para así no tener que pagar impuestos al Reino Unido, informa BBC Mundo.

La presión sobre los hombros del líder conservador para que arrojara más luz sobre sus finanzas no ha dejado de acumularse a lo largo de la semana. El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, le ha exigido que presente sus declaraciones al fisco y que combata los paraísos fiscales.

En la entrevista con ITV News, Cameron ha asegurado sentirse cómodo con la posibilidad de publicar su declaraciones. "Estoy muy relajado al respecto", ha afirmado.

Cameron es uno de los numerosos jefes de Estado y Gobierno que se han visto afectados por el escándalo de los papeles de Panamá. El presidente ruso, Vladímir Putin, el argentino, Mauricio Macri, o el primer ministro islandés son algunos de ellos.