Atentados en Bruselas

El testamento del kamikaze de Zaventem: "Si espero, terminaré en una celda con Abdeslam"

El fiscal federal de Bélgica confirma que los hermanos El Bakraui se hicieron estallar en el aeropuerto y el metro, pero la identidad del sospechoso huido está por confirmar.

El fiscal federal belga, Frederic Van Leeuw.

El fiscal federal belga, Frederic Van Leeuw.

Frederic Van Leeuw, fiscal federal de Bélgica, ha confirmado en rueda de prensa que los hermanos Brahim y Jalid El Brakaui son los suicidas responsables de las explosiones en el aeropuerto de Zaventem y la estación de metro de Maelbeek respectivamente. El testamento del primer hermano ha sido encontrado en una papelera de la calle Max-Roos, en el que confiesa actuar con "precipitación".

Brahim iba acompañado de dos personas aún por identificar, según han revelado las imágenes de las cámaras de seguridad. Uno de los acompañantes también ha fallecido y el segundo, el "hombre de blanco", se encuentra huido. Van Leeuw no ha confirmado que se trate de Najim Laachraoui, vinculado a la célula de Salah Abdeslam, presunto artificiero de los atentados de Paris, y sobre cuyo arresto se informó erróneamente en la mañana del miércoles.

El fiscal ha confirmado que una persona se encuentra detenida a raíz de los registros en el entorno de los kamikazes, pero no ha revelado su identidad. Una segunda persona fue detenida y posteriormente puesta en libertad tras un interrogatorio "en profundidad".

Fue durante estos registros que se localizó el testamento de Brahim El Brakaui. Según el fiscal, el terrorista confiesa en el texto actuar "con precipitación" ya que se siente "perseguido por los cuatro costados". "Si espero más terminaré con él en una celda", haciendo referencia según el fiscal a Salah Abdeslam.

La pista del taxista

La presencia de los hermanos ha sido acreditada por las huellas dactilares en el lugar de los atentados. Sobre el "hombre de blanco", se sabe que transportaba en su equipaje la mayor carga explosiva. Artificieros de la policía de Bruselas la hicieron detonar debido a su inestabilidad. El fiscal confirma que no se han encontrado armas de fuego en el aeropuerto.

El taxista que llevó a los tres hombres al aeropuerto se puso en contacto con las autoridades para llevar a la Polícia al apartamento de Schaerbeek en el que los había recogido. En su interior han localizado 15 kilos de explosivos, 150 litros de acetona, 30 litros de agua oxigenada, clavos y maletas que podrían haber servido para fabricar otras bombas.

El fiscal ha dado una nueva cifra de víctimas de los atentados, emplazando su identificación para las próximas horas: 31 fallecidos y 270 heridos.