Obama en Cuba

Raúl Castro: "Deme la lista de presos políticos y los soltamos esta noche"

El presidente de Cuba niega que en la isla existan presos de conciencia durante una rueda de prensa con Barack Obama. 

Obama y Castro durante su reunión.

Obama y Castro durante su reunión. Reuters

"Reconstruir un puente es una tarea mucho más dificil que construirlo", ha aseverado el presidente de Cuba, Raúl Castro, en una comparecencia con su homólogo estadounidense, Barack Obama, después de su reunión en el Palacio de la Revolución de La Habana. 

La comparecencia, que se produce en el momento de mayor acercamiento entre los dos países, ha puesto de manifiesto la distancia entre ambos mandatarios en áreas como los derechos humanos.

Castro ha adelantado en su comparecencia que las diferencias entre ambos países no van a desaparecer. Mientras, Obama ha asegurado que "continuamos teniendo serias diferencia, inclusive sobre democracia y derechos humanos".

El líder cubano se ha visto expuesto a las preguntas de la prensa y a una cuestión sobre presos políticos ha respondido negando su existencia. "Deme una lista de los presos políticos", ha exigido. "Si los tuviéramos, los soltaríamos esta noche".

Por su parte, Barack Obama,  ha afirmado que "el destino de Cuba no debe ser decidido por EEUU o ningún otro país", aunque advirtió que su país mantendrá su reclamación del derecho del pueblo cubano a decidir su destino. "El futuro de Cuba lo tienen que decidir los cubanos y no nadie más", aseveró Obama en una intervención en la que advirtió, entre bromas, que haría un discurso largo "al estilo de los Castro.

OBSTÁCULOS AL DESHIELO

Castro ha aprovechado la oportunidad para pedir a Obama el fin del bloqueo comercial que afecta a la isla desde hace décadas. "Hay que acabar con el bloqueo, el obstáculo más importante para nuestro desarrollo, es esencial", ha exigido como ya hizo en otras ocasiones desde el inicio del deshielo.

El presidente cubano, que aboga por la "convivencia civilizada" ha subrayado que esta medida será clave para restablecer por completo las relaciones entre ambos países y beneficiará a la emigración cubana.

Obama ha afirmado a la prensa que el bloqueo desaparecerá porque la estrategia de aislamiento aplicada hasta el momento por EEUU no ha beneficiado a ninguna de las dos naciones. No ha fijado una fecha, sin embargo, porque necesita al Congreso para levantar el embargo y su mandato está a punto de terminar.

Después de repasar las medidas adoptadas por la Administración Obama desde el inicio del deshielo, Castro ha recordado que "son positivas pero no suficientes". El mandatario cubano también ha señalado que Guantánamo es otro de los grandes obstáculos en la relación entre ambos países.