Atentados de París

Abdeslam debió ser uno de los kamikazes en los ataques de París, pero se echó para atrás

El fiscal de París, François Molins ha descrito al terrorista como "un actor clave" en los ataques yihadistas de esa noche pero ha señalado que su relato hay que tomarlo con precaución.

Salah Abdeslam.

Salah Abdeslam. Efe

Salah Abdeslam ha declarado ante los investigadores tras su arresto que el 13 de noviembre debía hacerse saltar con un cinturón de explosivos, como los otros tres terroristas del Estadio de Francia, pero dio marcha atrás.

El fiscal de París, François Molins ha descrito a Abdeslam como "un actor clave" en los ataques yihadistas de esa noche porque "tuvo un papel central en la conformación de los comandos", en los preparativos logísticos y además era uno de los miembros de esos comandos.

Molins, en una rueda de prensa, contó que el presunto terrorista ha afirmado tras su captura el viernes en Bruselas que "quería hacerse explotar en el Estadio de Francia, pero dio marcha atrás".

No obstante, el fiscal francés puntualizó que hay que tomar ese relato "con precaución" por diversos elementos que parecen desmentirlo y "sobre los que tendrá que explicarse".

En primer lugar, porque Abdeslam llevó a los tres terroristas hasta el Estadio de Francia, en el norte de París, donde activaron sus cinturones de explosivos, pero él se fue con el vehículo en que los transportó hasta el distrito XVIII de París, que según un comunicado posterior del grupo yihadista Estado Islámico era uno de los escenarios de los atentados de aquella noche.

Además, queda por aclarar por qué este hombre abandonó un cinturón de explosivos esa madrugada en Montrouge, en la periferia sur de la capital francesa, y por qué llamó a dos conocidos en Bruselas para que lo fueran a recoger.

Será entregado a Francia en dos meses 

El representante del Ministerio Público dio cuenta, en cualquier caso, de su "papel central" en la conformación de los comandos, con los continuos viajes que hizo por Europa durante el verano y el otoño de 2015 con diversos coches alquilados, y en algunos casos acompañado de algunos de los otros presuntos miembros de la red.

Igualmente recordó que se encargó de alquilar dos de los vehículos utilizados el 13 de noviembre y de reservar el hotel donde pernoctaron varios de los terroristas la noche precedente.

Molins reiteró que Abdeslam será entregado por Bélgica a Francia y que eso ocurrirá en un plazo de dos meses, que puede prolongarse hasta tres si recurriera a la jurisdicción suprema. A ese respecto, indicó que los magistrados instructores franceses han cursado una nueva euroorden contra Abdeslam que le ha sido notificada esta misma tarde por la Justicia belga.

Añadió que, aunque su abogado ha dicho que va a oponerse a la entrega, eso sólo retrasará el procedimiento, pero no lo impedirá.

Molins se esforzó por negar que hubiera habido fricciones al comienzo de la investigación entre Bélgica y Francia: "La colaboración entre las dos Fiscalías" y entre las Policías de uno y otro país "fue ejemplar desde el comienzo", dijo.

El fiscal consideró que la captura de Abdeslam constituye "un gran alivio para todos, sobre todo para las víctimas" de los atentados.