Operación antiterrorista

Dos sospechosos siguen huidos tras la redada antiterrorista en Bruselas

La policía encuentra una bandera del Estado Islámico, un manual sobre salafismo y abundante munición para fusiles kaláshnikov

Un tirador de la policía belga durante la redada de este martes

Un tirador de la policía belga durante la redada de este martes

Dos sospechosos siguen huidos tras la redada antiterrorista que se llevó a cabo este martes en Bruselas y están siendo buscados activamente, según ha confirmado el portavoz de la fiscalía, Thierry Werts. La operación estaba relacionada con los ataques del 13 de noviembre en París, en los que murieron 130 personas. En el tiroteo murió uno de los atacantes y resultaron heridos leves cuatro policías. Las dos personas detenidas han sido puestas este miércoles en libertad sin cargos.

Durante la redada, la policía ha encontrado en el apartamento en el que se escondían los sospechosos una bandera del Estado Islámico, un manual sobre salafismo, 11 cargadores para kaláshnikov y abundante munición. No se han encontrado explosivos.

El sospechoso muerto ha sido identificado como Belkaid Mohammed, de 35 años y nacionalidad argelina. Residía de forma irregular en Bélgica y no era conocido por los servicios antiterroristas. Sólo tenía un antecedente por robo en 2014. Fue abatido por un tirador de élite cuando se disponía a disparar contra la policía desde la ventana del apartamento en el que se había atrincherado.

“Dos personas que se encontraban también en el apartamento y cuya identidad se desconoce en estos momentos, han logrado huir y están siendo buscados activamente”, ha relatado el portavoz de la fiscalía.

Se evitó lo peor por la reacción de los agentes

Durante las horas posteriores al tiroteo, las fuerzas de seguridad detuvieron a otros dos hombres. Uno de ellos llegó herido a un hospital de Bruselas a las 20:15 horas. Tenia una pierna rota y fue operado de inmediato. La persona que le trasladó al hospital huyó cuando vio llegar a la policía local.

El otro fue detenido durante una redada llevada a cabo el martes por la noche. Tras ser interrogados, los dos han sido puestos en libertad sin cargos por el juez investigador a media tarde del miércoles, según ha informado la fiscalía.

La operación antiterrorista empezó alrededor de las 14:15 horas de este martes. En ella participaban un equipo conjunto de seis policías, cuatro belgas y dos franceses. Desde el momento en que abrieron la puerta del apartamento investigado, al menos dos personas empezaron a disparar con un kaláshnikov y un arma antidisturbios.

“Se ha evitado lo peor gracias a la reacción profesional de los policías presentes, que han replicado de inmediato y han podido batirse en retirada”, ha dicho la fiscalía.