Wikileaks

Wikileaks revela detalles de las escuchas secretas de EEUU a líderes mundiales

El portal de filtraciones ha revelado documentos que supuestamente detallan el espionaje a Merkel, Bank Ki Moon, Netanyahu, Sarkozy y Berlusconi entre los años 2007 y 2011. 

Nuevos documentos de Wikileaks sacan los colores a EEUU.

Nuevos documentos de Wikileaks sacan los colores a EEUU. EFE LONDRES (REINO UNIDO)

Wikileaks ha publicado este martes documentos clasificados de Estados Unidos en los que supuestamente se demuestra que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) escuchó de forma clandestina encuentros de distintos jefes de Gobierno u otros líderes mundiales, como el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon. Los papeles de la NSA datan de los años 2007 a 2011.

Los informes de las supuestas escuchas secretas recogidas por la NSA reflejan detalles de las conversaciones sobre la lucha contra el cambio climático previas a la cumbre del clima de Copenhague en el año 2009, unas escuchas que ya desvelaron las filtraciones del exempleado de la NSA, Edward Snowden, en 2014. Este martes, los nuevos documentos desvelados incluyen conversaciones entre la canciller alemana, Angela Merkel, y Ban Ki Moon al respecto.

En ella, el secretario general de la ONU habría subrayado la necesidad del liderazgo de la Unión Europea para que se pudiera llegar a un acuerdo, revela el diario alemán Süddeutsche Zeitung, uno de los cuatro medios de comunicación -también hay dos italianos y uno estadounidense- con los que se ha asociado Wikileaks para dar a conocer sus últimas filtraciones. Ban alabó el esfuerzo de la canciller y su tarea para convencer a los demás líderes europeos sobre la lucha por el clima.

Presión de Merkel y Sarkozy a la economía italiana

"La NSA investigó a Merkel más ampliamente de lo que se pensaba hasta ahora", destaca el medio alemán. En octubre de 2013 se filtró que la NSA pinchó el teléfono móvil privado de la canciller, lo que provocó el enfado de Merkel. "Espiar a los amigos es totalmente inaceptable", dijo entonces. Estados Unidos reconoció aquellas escuchas.

Además de grabar la conversación previa a Copenhague con Ban, la NSA también espió -según los documentos- un encuentro de 2011 entre la canciller y los entonces presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. En aquel encuentro, Merkel y Sarkozy ejercieron presión sobre Il Cavaliere para que redujera la deuda italiana y reforzara el sector bancario, indican los documentos estudiados por el diario alemán.

El encuentro entre los tres mandatarios fue "tenso" y "muy hostil", según los documentos. 

Enfado entre Netanyahu y Obama

Estados Unidos también espió a su aliado israelí, el primer ministro Benjamin Netanyahu, según las revelaciones de Wikileaks. En la conversación documentada de 2010, Netanyahu le pedía a Berlusconi ayuda para mediar con Obama.

Ambos discutían cómo mejorar la relación de Israel con Estados Unidos, describe The Intercept. Tel Aviv se puso en contacto con Roma para que los ayudase para "suavizar la actual brecha en sus relaciones con Estados Unidos", recoge la publicación estadounidense. El desencuentro, al parecer, se debía a la construcción de 1.600 nuevas casas por parte de Israel en el "disputado" Este de Jerusalén. Berlusconi se comprometió a mediar, de acuerdo con las anotaciones de la NSA.

El informe de la agencia estadounidense de espionaje se basa en los pinchazos a tres números de teléfono de funcionarios italianos, explica The Intercept. Dichos teléfonos pertenecían al asesor diplomático, Marco Carnelos, el asesor de seguridad nacional, Bruno Archi, y el embajador ante la OTAN, Stefano Stefanini. 

"Si Ban Ki Moon puede ser un objetivo sin consecuencias, cualquiera correrá peligro"

En otra escucha, el ex presidente francés Nicolas Sarkozy advertía a Berlusconi sobre su sistema bancario, que pronto "saltaría por los aires". También hay escuchas secretas a conversaciones entre ministros de Industria de la Unión Europea y Japón.

"Hoy hemos mostrado que los encuentros privados entre el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, sobre cómo salvar el planeta del cambio climático fueron grabados [secretamente] por el propósito de un país de proteger sus mayores compañías petroleras", ha opinado Julian Assange, fundador del portal de filtraciones. "Será interesante ver la reacción de la ONU, porque si el secretario general puede ser un objetivo sin consecuencias, entonces cualquiera -desde un líder mundial a un barrendero- correrá peligro".