Corea del Norte

Corea del Norte ejecutó al jefe militar

La muerte del general Ri Yong Gil, a principios de febrero, acusado de corrupción, se ha hecho finalmente pública tras una sonada ausencia.

Kim Jong-Un, en la cima del Paektu

Kim Jong-Un, en la cima del Paektu Efe

  1. Corea del Norte
  2. Kim Jong-Un
  3. Ejecuciones
  4. Corrupción
  5. Ejército

Su ausencia durante el publicitadísimo lanzamiento del cohete de largo alcance el fin de semana pasado por parte de Pyongyang llamó la atención. El general Ri Yong Gil, jefe del Estado Mayor del Ejército norcoreano, llevaba muerto unos días, pero la noticia -como tantas otras en el país considerado como el más hermético del mundo- no se ha conocido hasta este miércoles.

Se ha sabido que Ri fue ejecutado -teóricamente- por corrupción y por “perseguir beneficios personales”, según han declarado fuentes conocedoras del caso a la agencia de noticias surcoreana Yonhap

Fue ejecutado la semana pasada en el contexto de una reunión conjunta entre los militares y el Partido de los Trabajadores presidida por su líder, Kim Jong Un, según una fuente consultada por la agencia. No llegó a acudir a aquel encuentro.

“Ri Yong Gil era conocido por fiel a sus principios, por lo que el Norte citó [los cargos] para justificar su ejecución”, según la fuente. Ostentaba el cargo de jefe del Estado Mayor desde 2013 y parecía ser de la confianza de Kim Jong Un, a quien había acompañado en diversas inspecciones militares y al Ministerio de Defensa.

La información oficial del lanzamiento del cohete el pasado domingo ya apuntó a quién podría ser su sustituto: Ri Myong Su, exministro de Seguridad.

Pero prácticamente todo es especulación, ya que la censura del régimen norcoreano impide conocer toda la realidad de lo que sucede en Pyongyang. Que si puede que Ri estuviera en contra de los recientes nombramientos de nuevos cargos militares, que si podría haber una conspiración para retirar a Ri de la cúpula norcoreana…

De momento, Corea del Norte no ha confirmado la información, algo que tampoco es clarificador, ya que rara vez lo hace. Sí lo hizo cuando Kim Jong Un decidió prescindir de su tío Jang Song Thaek, después de ejecutarlo también -acusado de corrupción- en 2013. Hasta entonces había estado considerado el número dos del régimen.