Wikileaks

Las cinco frases que definen a Julian Assange

El polémico activista, que ha recibido el apoyo de la ONU, centra su discurso público en críticas a EEUU y la libertad de expresión.

Assange pide la devolución de su pasaporte y el fin de la orden de arresto.

Assange pide la devolución de su pasaporte y el fin de la orden de arresto. Reuters

El fundador del portal de filtraciones que sacó los colores a Estados Unidos al publicar documentos confidenciales del Pentágono sobre las guerras en Afganistán e Irak tras el 11-S, obtuvo este viernes el apoyo de Naciones Unidas. Un panel de expertos en derechos humanos del organismo ha presentado un informe en el que concluye que “ha sido arbitrariamente detenido por Reino Unido y Suecia”. A pesar de ello, ambos países subrayan que esta conclusión con calificación de “Opinión oficial” no es vinculante.

Julian Assange exige que le devuelvan su pasaporte y que ambos países cejen en su empeño por extraditarlo a Suecia, donde se le requiere por presuntos delitos de acoso sexual. Permanece como asilado desde hace tres años y medio en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su extradición a Suecia.

Se define como “activista por la libertad de expresión”. Es una persona de carácter firme y crítico, siempre pegado a la polémica. Así lo ha demostrado en su propio programa televisado por el canal internacional estatal de Rusia, Russia Today -en el que entrevistó a personajes tan dispares como el presidente de Ecuador, Rafael Correa, o el filósofo estadounidense Noam Chomsky- y en las escasas entrevistas que ha concedido desde que saltara a la fama.

Celoso de su intimidad, públicamente sólo habla sobre las filtraciones de Wikileaks, su caso de presunto abusos sexuales, la libertad de expresión o analiza la actualidad internacional:

“Wikileaks, podemos estar orgullosos, ha podido sobrevivir a una lucha bastante seria contra los Estados Unidos con respecto a nuestras publicaciones”. Entrevista en Radio Televisión Suiza. Marzo 2015.

A pesar de llevar más de cinco años perseguido por la justicia británica y sueca, y más de tres como asilado político en la embajada de Ecuador de Londres, Julian Assange continúa dirigiendo el portal de filtraciones que se dio a conocer mundialmente tras hacer público un vídeo del Ejército de Estados Unidos clasificado como secreto.

En él se ve cómo las fuerzas estadounidenses liquidan a un fotógrafo y un conductor de la prestigiosa agencia de noticias Reuters desde el aire en Irak. Los habían confundido con “insurgentes”. Después llegaron las filtraciones de cientos de miles de documentos sobre las guerras en Afganistán e Irak tras el 11-S que desvelaron los trapos sucios de la primera potencia mundial.

“Tú [como estadounidense] puedes ser asesinado por alguien en la Casa Blanca por razones arbitrarias [y en secreto]. No sabrás que estabas en la lista de objetivos hasta que estés muerto”.Programa de Bill Maher (Estados Unidos). Febrero 2013.

Es la crítica de Assange al uso de drones (aviones no tripulados) de Estados Unidos para matar sin juicio previo a los sospechosos de terrorismo. Fue su respuesta al presentador de televisión de ese país, Bill Maher, cuando le preguntó por qué deberían los estadounidenses apoyarle en su caso contra Reino Unido y Suecia.

Por otra parte, la defensa de Assange teme que su extradición al país noruego por las denuncias de acoso sexual en ese país deriven en una extradición a Estados Unidos por haber develado cientos de miles de documentos clasificados del Pentágono. Aunque actualmente han moderado el discurso, Assange y su entorno llegaron a afirmar que temían que fuera condenado incluso a pena de muerte allí. La soldado Chelsea Manning (antes Bradley), declarada culpable por transferir todos esos documentos a Wikileaks, fue condenada a 35 años de cárcel.

“Estoy arrestado desde hace cinco años en Reino Unido sin cargos. Es un periodo difícil para mí y mi familia, pero mi trabajo ha continuado y Wikileaks también continúa”. Entrevista en Radio Televisión Suiza. Marzo 2015.

Reacio a hablar de sus sentimientos, declaraciones como ésta son las más personales que ha hecho. Este viernes, tras el informe a su favor del panel de expertos en derechos humanos de la ONU, Assange ha repetido prácticamente las mismas declaraciones por videoconferencia en una rueda de prensa con su equipo legal, incluido el exjuez Baltasar Garzón:

"Llevo detenido por el Reino Unido cinco años y medio sin cargos, con gran dificultad para ver a mi familia y a mis hijos", ha comenzado su intervención. Para finalizar ha hecho una nueva referencia a sus seres queridos, algo poco habitual en sus declaraciones públicas: "Echo de menos a mi familia, pero esta victoria ha traído una sonrisa a mi cara".

“La prensa tiende a tener un foco diminuto, algunas veces sesgado con bastante claridad”. BBC Newsnight. Septiembre 2015.

Es muy crítico con los medios de comunicación y se jacta de que Wikileaks ofrece información sin filtros abierta al público. Uno de sus amigos personales en Londres es precisamente Vaughan Smith, el director de un centro que se dedica a la defensa del periodismo independiente, el Front Line Club, donde este viernes fue la rueda de prensa de la defensa de Assange. Smith fue quien le acogió en su casa durante su arresto domiciliario antes de que decidiera pedir asilo en la embajada de Ecuador de la capital británica.

Assange ha concedido entrevistas a medios seleccionados a través de los últimos cinco años, manteniendo un especial trato con aquellos que han colaborado con Wikileaks, como Russia Today o el diario británico The Guardian. Sí ofrece una completa lista de personas a las que contactar para entrevistas en torno a distintos temas relacionados con la web de filtraciones y con él mismo.

“Facebook es la máquina de espionaje más escandalosa que se ha inventado nunca”. Entrevista en RT. Mayo 2011. 

Lo decía por todos los datos personales que contiene esta red social con 1.500 millones de usuarios activos mensuales en la actualidad (750 millones a mediados de 2011). Estas declaraciones las hizo dos años antes de que Edward Snowden, el antiguo informático que trabajaba para la Agencia de Seguridad de EEUU (NSA) filtrara la información sobre supuesto espionaje a través de internet y el teléfono a los ciudadanos de ese país. La libertad en la Red es una preocupación que Assange ha abordado en su libro Cypherpunks: Freedom and the Future of the Internet, algo así como “Punkis de las claves: Libertad y el futuro de internet” (2012).

Este viernes el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha emitido un informe con calificación de “Opinión oficial” favorable a la petición de Julian Assange para que se retire la orden europea de arresto que emitió Suecia contra él tras sendas denuncias de abusos sexuales por ciudadanas de ese país.

El panel de expertos de la ONU ha concluido tras más de un año de investigación que Julian Assange está "detenido de forma arbitraria por Reino Unido y Suecia" y ha pedido que le devuelvan su “derecho a la libertad de movimiento”. La investigación ha concluido que su caso es el resultado de una “acción legal de ambos gobiernos” contra él.

Tanto Reino Unido como Suecia han manifestado que el apoyo del panel de la ONU no cambia nada en la orden de arresto internacional emitida por el país nórdico, que le requiere después de que fuera acusado allí de dos presuntos casos de abusos sexuales.