Crisis de refugiados

Human Rights Watch denuncia una “amplia represión global”

Critica que la “política del miedo” haya llevado a gobiernos europeos a tomar medidas erróneas contra los refugiados, incluidas "expulsiones sumarias" en España.

Refugiados sirios, iraquíes y afganos caminan en la frontera entre Serbia y Macedonia.

Refugiados sirios, iraquíes y afganos caminan en la frontera entre Serbia y Macedonia.

Human Rights Watch (HRW) ha examinado el respeto a los derechos humanos en más de 90 países en su Informe Mundial 2016, en el que resalta la propagación de ataques terroristas y el crecimiento de los flujos migratorios provocados por la represión y el conflicto el año pasado. Critica que “muchos gobiernos” hayan restringido los derechos en el contexto de la crisis de los refugiados en “esfuerzos erróneos” por proteger su seguridad.

“El miedo a los ataques terroristas y las corrientes masivas de refugiados están provocando que muchos gobiernos occidentales estén restringiendo las protecciones de derechos humanos”, ha dicho el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth. “Estos retrocesos amenazan los derechos de todos, sin ninguna eficacia demostrada a la hora de proteger a los ciudadanos comunes y corrientes”.

La ONG advierte de un “creciente alarmismo e islamofobia” debido a la llegada de numerosos solicitantes de asilo, procedentes en gran medida de Siria, y la propagación de los ataques terroristas del autodenominado Estado Islámico. Lamenta que países como Estados Unidos, Francia o Reino Unido hayan tratado de “ampliar sus poderes de supervisión [socavando] los derechos de privacidad sin una mejor capacidad demostrada para frenar el terrorismo”.

En opinión de la organización de defensa de los derechos humanos, la respuesta de Europa a la crisis de refugiados ha sido “contraproducente”. Subraya una petición que lleva realizando esta y otras organizaciones humanitarias desde hace meses: facilitar vías de acceso seguras para estas personas. Sin ellas, Europa las deja “sin otra alternativa que arriesgar sus vidas en embarcaciones poco seguras para cruzar el mar”. La ONG añade, además que esto crea “una situación caótica que los terroristas potenciales pueden explotar fácilmente”.

“Expulsiones sumarias” en España

El informe afirma que España ha llevado a cabo “expulsiones sumarias” en Ceuta y Melilla tras la entrada en vigor el pasado abril de nuevas leyes migratorias. Además, critica la complejidad para solicitar asilo en las oficinas de estas ciudades.

Recuerda que el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura volvió a mostrar su preocupación ese mismo mes por las condiciones “prácticamente carcelarias” de los centros de migrantes, con especial gravedad en Melilla por su “sobrepoblación”.

El documento también critica la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como “Ley Mordaza” que entró en vigor en julio y la mayoría de grupos políticos de la oposición prometieron deshacer de llegar al poder. HRW asegura que la nueva normativa define los delitos de terrorismo “en términos excesivamente amplios y violan los derechos de libertad de expresión y reunión pacífica”.

Represión de opositores

Human Rights Watch destaca a Rusia y China como los “peores infractores” del respeto al derecho a la libertad de expresión y reunión de grupos disidentes. También destaca una “fuerte represión” a los críticos con el Gobierno en Turquía.

Bolivia, Ecuador y Venezuela son los tres países hispanohablantes donde HRW asegura que se han promulgado “leyes imprecisas y excesivamente amplias para controlar a los activistas y socavar la capacidad operativa de los grupos independientes. Además, critica la lentitud de gobiernos occidentales en criticar estas “amenazas globales”.

Mayor igualdad para homosexuales

Las personas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero (LGBT), “a menudo víctimas de leyes abusivas y ataques violentos”, subraya HRW han avanzado hacia la igualdad con la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda, México y Estados Unidos. Además, se ha despenalizado la homosexualidad en Mozambique.

En el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, una declaración de 72 países estableció el compromiso para acabar con la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género.

Otros avances

El informe destaca que las elecciones de noviembre en Birmania (actual Myanmar) transcurrieran pacíficamente, al igual que en Nigeria, donde también hubo una transferencia pacífica del poder.

En septiembre, la ONU adoptó 17 objetivos de desarrollo ambiciosos que por primera vez son universales y están fundados en los derechos humanos. Esta agenda incluye metas para alcanzar la igualdad de género y facilitar el acceso universal a la justicia, destaca la ONG. En la cumbre climática de París, los gobiernos acordaron por primera vez “respetar, promover y considerar” los derechos humanos en su respuesta al cambio climático, subraya también.