Amenaza terrorista

Así es el nuevo estilo de combate del Estado Islámico en Europa

Europol avisa del alto riesgo de nuevos atentados terroristas a gran escala en la UE y en particular en Francia

Un soldado francés patrulla las calles de Niza esta semana

Un soldado francés patrulla las calles de Niza esta semana Reuters

El autodenominado Estado Islámico (EI) ha desarrollado un “nuevo estilo de combate” cuyo objetivo es llevar a cabo una “campaña de ataques terroristas a gran escala en todo el mundo”, en particular en Europa y sobre todo en Francia. “Se trata de una agresiva nueva forma de terrorismo internacional”, ha avisado este lunes el director de la oficina de cooperación policial de la UE (Europol), Rob Wainwright. Alrededor de 5.000 ciudadanos europeos han viajado a combatir en Siria e Irak y podrían preparar atentados a su regreso a Europa.

Europol ha inaugurado una nueva unidad antiterrorista que estará dirigida por el coronel de la Guardia Civil Manuel Navarrete. Con una plantilla de medio centenar de personas, su prioridad es mejorar el intercambio de información entre los estados miembros. También se encargará de coordinar grandes investigaciones a escala de la UE en materia de financiación del terrorismo, armas de fuego, propaganda en línea o uso de documentos falsificados. Europol está asistiendo ya a las autoridades de Francia y Bélgica en la investigación de los atentados del 13 de noviembre en París y ha publicado su primer informe sobre la actividad del Estado Islámico.

“Hay muchas razones para esperar que el Estado Islámico, terroristas inspirados por este grupo u otros grupos terroristas de inspiración religiosa lleven a cabo un ataque terrorista de nuevo en algún lugar de Europa, pero particularmente en Francia, con la intención de causar un gran número de víctimas entre la población civil”, avisa Europol. Estas son las principales conclusiones de su informe.

El perfil de los terroristas

-El Estado Islámico ha desarrollado un mando responsable de operaciones en el extranjero, que incluye la UE y Francia. “Esto podría significar que en la actualidad se están planificando y preparando más ataques como los que se produjeron en París en noviembre”, dice Europol. Las células terroristas listas para llevar a cabo estos atentados están en su mayoría formadas por nacionales europeos y tienen su base en los estados miembros. Sus miembros pueden haberse entrenado en Siria, pero no es obligatorio.

-El componente religioso en el reclutamiento o la radicalización está siendo sustituido por elementos más sociales como la presión de grupo. También es importante la “perspectiva romántica” de formar parte de un acontecimiento “importante y emocionante”. “Los terroristas suicidas se ven a ellos mismos más como héroes que como mártires religiosos”, explica el informe. La mayoría de los detenidos por unirse al Estado Islámico no tienen un conocimiento suficiente de su religión como para ser vulnerables a las interpretaciones del Corán que promueve esta organización. El reclutamiento se produce rápidamente, sobre todo en los jóvenes.

-Uno de los datos más llamativos que proporciona Europol es que a muchos de los yihadistas europeos (al menos el 20%) se les diagnosticaron problemas mentales antes de que se enrolaran en el Estado Islámico. Además, el 80% de los reclutados tenían antecedentes penales, que van desde delitos menores a otros más graves.

-Aparte de los campos de entrenamiento en Siria, hay otros más pequeños en la UE y en los Balcanes. En ellos, el Estado Islámico verifica la capacidad de resistencia y la determinación de los futuros miembros. Para ello son importantes las actividades deportivas. Un fenómeno nuevo es el de las “reuniones de hermandad islamista”, análogos a los campamentos de Biblia en el cristianismo, pero que no se daban entre los musulmanes.

-El entrenamiento del Estado Islámico consiste en “técnicas de guerra importadas” para el uso de armas y explosivos, así como técnicas de ejecución como las decapitaciones. Sus características hacen posible que los terroristas lleven a cabo los ataques “sin involucrarse emocionalmente”, tal y como muestran los atentados de París. “La aceptación de la muerte se ve como un elemento facilitador para el reclutamiento y la ejecución de los ataques terroristas de EI”, apunta Europol. Hasta ahora no hay pruebas de que el uso de drogas juegue un papel importante.

-Tampoco hay pruebas concretas de que los terroristas utilicen los flujos de refugiados para entrar en Europa desapercibidos. No obstante, es posible que algunos miembros de la diáspora de refugiados sirios suníes sean vulnerables a la radicalización. De hecho, los reclutadores islamistas radicales empiezan a tener como objetivo los centros de refugiados, según el informe.

Los objetivos más probables de futuros ataques

-El Estado Islámico ha mostrado su capacidad de golpear en cualquier momento y contra cualquier objetivo que desee. No obstante, muestra una preferencia por los denominados “objetivos blandos” o fáciles como bares, restaurantes, centros comerciales o grandes acontecimientos públicos, con el fin de provocar un gran número de víctimas, como ocurrió en París o en Bombay en 2008. “Toda la población civil es un objetivo blando”, avisa Europol.

-No son prioritarios los atentados contra infraestructuras básicas como las redes de electricidad, las instalaciones nucleares o los grandes centros de transporte. Lo mismo ocurre con los ciberataques, por el impacto reducido que tendrían en la opinión pública.

-Los terroristas de Estado Islámico son conservadores en la selección de armas. Su favorita es el fusil de asalto kaláshnikov AK 47, “que tiene valor icónico como demuestran varios logos de la organización y sus filiales”. Lo que sí es nuevo en la UE es el uso de cinturones explosivos como los del 13-N.

-Internet y las redes sociales se utilizan para comunicaciones y la adquisición de armas o de documentos de identidad falsificados. Los terroristas prefieren aplicaciones encriptadas y seguras como WhatsApp, Skype y Viber. En Facebook, VK (su equivalente ruso) y Twitter, se unen a grupos cerrados y ocultos a los que sólo se puede acceder por invitación y que utilizan lenguaje codificado.

-Las fuentes de financiación de las células en la UE son desconocidas. Los costes del viaje, el alquiler de coches y pisos francos y la adquisición de medios de comunicación y de explosivos “puede suponer considerables cantidades de dinero”. “Pero no hay pruebas de que existan redes de financiación del Estado Islámico”, apunta Europol. No está confirmado que los terroristas utilicen monedas anónimas como Bitcoin.

Europol aconseja a los gobiernos de la UE que "esperen lo inesperado" en materia de atentados terroristas. El cambio de estrategia de Estado Islámico no significa que se hayan abandonado otras tácticas. Persiste la amenaza de los denominados "lobos solitarios" y de otros grupos de inspiración religiosa como Al-Qaeda.