Venezuela

Maduro: "Vienen a dar un golpe, creen que les llegó la hora"

El presidente de Venezuela hace un llamamiento para que la Asamblea Nacional se constituya en paz pero advierte que "contendrá y derrotará" cualquier "plan golpista” 

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en el Palacio de Miraflores

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en el Palacio de Miraflores EFE

  1. Venezuela
  2. Nicolás Maduro
  3. Elecciones Venezuela
  4. Partidos políticos
  5. Mesa de Unidad Democrática (MUD)
  6. Política
  7. Conflictos políticos
  8. Latinoamérica

Nicolás Maduro ha roto el silencio. En su primera intervención de 2016 ha dicho que su gobierno garantiza que la Asamblea Nacional, cuya mayoría será opositora, se constituirá en paz: “Que se instale el parlamento burgués y los revolucionarios a trabajar”. No obstante, el presidente ha advertido que sus adversarios políticos "vienen a dar un golpe de Estado".

El líder bolivariano ha hecho énfasis en que por primera vez en la historia una “revolución” permitirá que la “contrarrevolución” esté al frente de un poder público tan importante como el Legislativo.

"Es un hecho histórico que se instale un parlamento burgués en el marco de una revolución”, ha reiterado Maduro desde el Palacio de Miraflores, donde se ha reunido con el bloque legislativo del Partido Socialista Unido de Venezuela, compuesto por 55 diputados, aunque ha hecho una salvedad: jurarán sólo 54 parlamentarios del Psuv que son "los reconocidos" por todos los poderes.

Maduro ha hecho así clara referencia a la sentencia de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia que ha suspendido “los actos de totalización, adjudicación y proclamación” de los comicios en el estado Amazonas.

En esa entidad el Consejo Nacional Electoral proclamó a cuatro diputados, tres de ellos de la Mesa de la Unidad Democrática, pero el oficialismo ha pedido la impugnación de esos resultados. Con ello pretende dejar sin efecto, de manera provisional, la mayoría de dos terceras partes obtenida por la MUD, conformada por los 112 diputados adjudicados por el CNE.

Instalación en paz

"Hago un llamado a que la Asamblea Nacional se instale tranquila y en paz, respetando la Constitución, las leyes y a todos los poderes públicos”, ha expresado el jefe de Estado venezolano que también ha advertido que si la oposición llega con “un plan golpista” se encontrará con su gobierno “para contenerlo y derrotarlo”.

Maduro ha dado órdenes al ministro de Interior, Justicia y Paz que tome todas las previsiones de seguridad para que la transición en el Parlamento “se haga en paz”, según ha anunciado. “Se están tomando todas las medidas de protección para que los opositores puedan cantar sus consignas en un perímetro que no obstruya el paso a la Asamblea Nacional”.

El presidente venezolano ha recordado que los partidarios de la “revolución bolivariana” también podrán manifestarse en Caracas y ha pedido “evitar provocaciones”.

“Vienen a dar un golpe”

Héctor Rodríguez, joven parlamentario de 33 años que hasta hace unas semanas estuvo al frente del Ministerio de Educación, ha sido nombrado como el jefe de la fracción parlamentaria del Psuv, y así lo ha anunciado Maduro que durante su mensaje ha pedido en varias ocasiones a la nueva Asamblea Nacional que respete a todas las instituciones del Estado.

“Ellos vienen a dar un golpe, porque creen que les llegó la hora. Yo les digo: respeten”, ha alertado. El dirigente socialista también ha remarcado que con Henry Ramos Allup presidiendo la Asamblea no hay posibilidad de cambio, porque “representa al pasado”, en referencia a la militancia del diputado en Acción Democrática, partido que gobernó Venezuela durante varias décadas.

Maduro también ha anunciado que está evaluando decretar una “emergencia económica nacional de carácter constitucional”. Ese sería el primer reto que desde el Ejecutivo se haría a la Asamblea, que tendría que decidir si acompaña o no al Presidente en las medidas que anunciará en los próximos días, en medio de la crisis económica más grave de la historia venezolana.