Elecciones Venezuela

La MUD confirma sus 112 diputados y Maduro amenaza con el combate si le revocan

La oposición, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) logró 112 diputados frente a 55 del oficialismo, lo que implica dos tercios de la Asamblea Nacional.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro. Efe

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) ha ofrecido los últimos resultados de los comicios legislativos del pasado domingo que confirman que el nuevo Parlamento que tomará posesión el próximo 5 de enero estará conformado por una mayoría opositora "cualificada" de dos tercios. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) logró 109 diputados, frente a los 55 obtenidos por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). La MUD sumaría además los tres escaños de las circunscripciones indígenas, alcanzando los 112 asientos, lo que implica dos tercios de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) una mayoría con un gran poder sobre leyes orgánicas, entre otras atribuciones.

El poder de la mayoría

Con esta cantidad de parlamentarios podrán llevarse a referendo aprobatorio los proyectos de ley, los tratados, convenios o acuerdos internacionales. Esa mayoría permite igualmente destituir a los magistrados, en el caso de que cometieran faltas graves que fueran calificadas previamente por el Poder Ciudadano (integrado por el fiscal, el defensor del pueblo y el contralor), informa Efe.

El defensor del Pueblo venezolano, Tarek William Saab, advirtió este martes, sin embargo, que el Parlamento recién electo "no tiene poderes omnímodos para estar despachando, despidiendo o destituyendo a miembros de los demás poderes porque existe el contrapeso constitucional" y llamó a la "convivencia" y a la "humildad".

El CNE también informó esta jornada, a través de su página web, de que, con estos datos, la oposición logra un 67,07% de los 167 escaños del Parlamento y el chavismo, un 32,93%. El ente electoral no ha ofrecido todavía, sin embargo, el número de votos recibidos por cada formación en las elecciones, que tuvieron una participación oficial del 74,25%.

Ir al combate y que el pueblo decida

Entretanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su programa de radio y televisión En contacto con Maduro advirtió que actuará si la mayoría opositora decide convocar un referendo revocatorio para darle fin a su mandato. "Aquí está la Constitución, si ellos toman el camino del revocatorio, vamos al combate y el pueblo decidirá, y nosotros iremos con la verdad ya consumada de la amenaza de la derecha, iremos a construir una nueva y poderosa mayoría, yo me iré por las calles de Venezuela", dijo Maduro.

La Constitución venezolana prevé la figura del referendo revocatorio que sería aplicable a Maduro tras cumplir la mitad de su mandato en 2016. Esta figura se aplicó en 2004 a Hugo Chavéz (1999-2013) fallecido presidente, que en vez de ser revocado, resultó ser "ratificado" pues ganó la opción de que no abandonara el Gobierno.

"Ganaron los malos, ganó la contrarrevolución"

Para el líder bolivariano, la oposición ya ha sacado su "odio" y ha anunciado, supuestamente, que derogará las leyes "del poder popular"."Se impusieron los malos, ganaron los malos, ganaron como ganan los malos, con la mentira con el engaño, con la oferta engañosa, con la estafa". "En Venezuela no ganó una oposición democrática, ganó una contrarrevolución, utilizando la Constitución, y lo primero que hicieron es sacar su odio, su odio desmedido", dijo Maduro al señalar al diputado electo opositor Henry Ramos Allup de sacar "su desprecio" y "racismo social".

Asimismo, Maduro dejó claro que no apoyará "ninguna" ley de amnistía que le proponga el nuevo Parlamento de mayoría opositora para liberar a políticos presos.

"Lo digo como jefe de Estado, no aceptaré ninguna ley de amnistía porque se violaron los derechos humanos y así lo digo y así me planto, me podrán enviar mil leyes pero los asesinos de un pueblo tienen que ser juzgados y lo tienen que pagar, así lo digo". Maduro respondía así al anuncio de la oposición de que entre las primeras acciones del nuevo Parlamento que se instalará el próximo 5 de enero está pedir una ley de amnistía para los que consideran "presos políticos".

El presidente también dijo que tenía "información de primera mano" de que la bancada opositora quiere "destruir los convenios de cooperación con Petrocaribe, con China, con Rusia y con el resto de América Latina" y aseguró que no permitirá que se destruyan estos convenios y aseguró que defenderá todos estos mecanismos.

"Si Petrocaribe fuera destruido por decisiones de la mayoría fascista que ha tomado la Asamblea Nacional venezolana (...) vendría la crisis humanitaria más grande que se haya conocido en nuestra región, no lo voy a permitir, lo vamos a impedir y tenemos como y lo haremos", dijo.