Atentados de París

Bruselas, en alerta máxima por riesgo de atentados similares a los de París

La amenaza afecta a centros comerciales, transportes públicos y grandes acontecimientos deportivos y culturales

Presencia militar reforzada en las calles de Bruselas

Presencia militar reforzada en las calles de Bruselas

La ciudad de Bruselas se encuentra este sábado en un nivel de alerta máxima por el riesgo “grave e inminente” de atentados con armas y explosivos similares a los que se produjeron en París la semana pasada. El objetivo de los ataques son los centros comerciales, los transportes públicos y los grandes acontecimientos públicos y culturales, según ha informado el primer ministro belga, Charles Michel. “Se trata de una amenaza de atentado en varios lugares a cargo de varias personas”, ha dicho.

Según el diario Le Soir, la policía belga busca a al menos dos terroristas, uno de los cuales podría llevar un chaleco explosivo. Esta información no ha sido confirmada oficialmente. El ministro del Interior belga, Jan Jambon, ha dicho a la televisión RTBF que hay "indicios serios y la situación es grave". "La amenaza no está ligada únicamente al caso Salah Abdeslam", ha afirmado, en referencia al octavo terrorista de París que logró escapar.

La abogada de uno de los dos cómplices de Salah Abdeslam que le ayudaron a huir de París a Bruselas el sábado pasado ha asegurado que el terrorista no llevaba armas consigo pero sí un chaleco explosivo similar al del resto de kamikazes de París. "Según las últimas declaraciones de mi cliente, Salah estaba extremadamente nervioso y quizá dispuesto a hacerse estallar", ha dicho la abogada, Carine Couquelet.

El nivel de alerta terrorista en Bruselas se ha aumentado este sábado del 3 al 4, el máximo posible. Como medidas de precaución se ha cerrado por completo el metro de la ciudad de Bruselas hasta el domingo a mediodía y se han suspendido todos los partidos de fútbol y conciertos previstos. Además, se ha reforzado la presencia de policía y militares en la calle por toda la ciudad. También se han multiplicado los controles en el aeropuerto de Zaventem, en el que se registran largas colas. En el resto del país, el nivel de alerta se mantiene en el grado 3.

La amenaza afecta en particular a “los acontecimientos con público, las calles comerciales y los centros comerciales, la manifestaciones y los transportes”, ha dicho el primer ministro belga. Michel ha aconsejado a la población de Bruselas “prudencia y vigilancia” pero les ha pedido que eviten caer “en una situación de pánico”. El Gobierno no ha recomendado expresamente a la gente que se quede en casa pero sí que respete los consejos de seguridad que den las autoridades públicas.

Los restaurantes de la turística place Sainte Catherine de BXL, cerrados o sin clientes. Juan Sanhermelando

Los restaurantes de la turística place Sainte Catherine de BXL, cerrados o sin clientes. Juan Sanhermelando

El primer ministro belga ha eludido explicar cuál es la información que ha llevado a su Gobierno a aumentar el nivel de alerta escudándose en motivos de seguridad. 

La policía belga ha encontrado "algunas armas" durante una redada en el domicilio de uno de los detenidos este viernes en Bruselas por su posible relación con los atentados de París, cuya identidad no ha sido desvelada. Pero en la operación no se han descubierto "explosivos ni chalecos explosivos", según ha informado este mediodía la fiscalía belga. 

Bruselas, ciudad desierta

Desde primera hora del día, se ha desplegado una fuerte presencia militar y policial en las calles de Bruselas. Incluso los comercios que habían abierto a primera hora del día han ido cerrando a lo largo de la jornada, sobre todo en las principales arterias comerciales de la ciudad.

El alcalde de Bruselas ha pedido a los bares y restaurantes del centro que cerraran sus puertas a partir de las 18:00 horas. A primera hora de la noche, la ciudad estaba semidesierta, con muy poca gente en la calle y un gran número de militares y policías.

El Gobierno belga celebrará este domingo una nueva reunión extraordinaria para volver a evaluar la situación.