Atentados en París

La UE aumentará los controles en sus fronteras exteriores tras los ataques de París

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, denuncia que Europa “ha perdido demasiado tiempo” a la hora de adoptar medidas antiterroristas

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, saluda a su homólogo belga, Jan Jambon

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, saluda a su homólogo belga, Jan Jambon

La Unión Europea tiene previsto aumentar de manera inmediata los controles en las fronteras exteriores del espacio de libre circulación Schengen, incluyendo también a los ciudadanos con pasaporte comunitario. El objetivo es poder detectar los movimientos de los yihadistas europeos que viajan a combatir a Siria y regresan a Europa, y neutralizarlos antes de que puedan cometer ataques como los de París el pasado viernes.

El refuerzo del control en las fronteras exteriores cuenta con el apoyo unánime de los gobiernos de la UE, según se recoge en el borrador de conclusiones de la reunión extraordinaria de ministros del Interior de los 28 que se celebra este viernes en Bruselas. “Los estados miembros se comprometen a aplicar inmediatamente los controles sistemáticos y coordinados necesarios en las fronteras exteriores, también a las personas que se benefician del derecho a la libre circulación”, señala el texto, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

La convocatoria extraordinaria responde a la petición de ayuda que lanzó Francia tras la masacre de París. El Gobierno de François Hollande quiere ahora que la UE acelere en la lucha antiterrorista. De hecho, todas las medidas en la agenda, incluyendo el refuerzo de fronteras, ya fueron planteadas por Francia y respaldadas por sus socios europeos en enero, tras el ataque contra la revista satírica Charlie Hebdo. Pero 10 meses después, ninguna de ellas se ha llevado todavía a la práctica debido a las disputas y la lentitud en la toma de decisiones en la UE.

“Hemos pedido esta reunión porque Europa, que ha perdido el tiempo sobre una serie de cuestiones urgentes, adopte hoy las decisiones que se imponen”, ha denunciado el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, a su llegada a la reunión. “No podemos perder más tiempo. Hay urgencia. Ha llegado el tiempo de las decisiones. Seremos absolutamente inflexibles para que las decisiones necesarias se aprueben de forma urgente”, ha avisado Cazeneuve. Estas son las tres medidas fundamentales en la agenda de los ministros del Interior.

Más controles en las fronteras

“Queremos que en el control de fronteras, en un contexto de crisis terrorista extremadamente importante, se adopten medidas: un refuerzo considerable de los controles en las fronteras exteriores de la UE”, ha reclamado el ministro de Interior francés. Francia también pide “controles en las fronteras dentro de la UE porque los terroristas atraviesan las fronteras europeas” y que se facilite la consulta de las bases de datos del sistema de información de Schengen para detectar de inmediato a personas sobre las que exista una alerta.

Para el Gobierno de Hollande, este refuerzo obliga a modificar el código de fronteras Schengen, que ahora prohíbe los controles sistemáticos a los europeos que entran por las fronteras exteriores. Pero la Comisión no ve necesaria una reforma legal y defiende que el sistema actual es suficiente. En sus conclusiones, los ministros piden “mejorar los sistemas de control fronterizo de los estados miembros de aquí a marzo de 2016”, incluyendo “la conexión electrónica a las bases de datos relevantes de Interpol en todos los puntos de cruce fronterizo externo y el control sistemático de los documentos de viaje”.

Un registro europeo de pasajeros aéreos

“Queremos que el registro europeo de datos de los pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés) se adopte en los mejores plazos y con un contenido que lo haga eficaz”, ha insistido el ministro del Interior francés. París quiere que este registro incluya también los vuelos intracomunitarios, y no sólo aquellos con origen o destino fuera de la UE, que los datos puedan guardarse durante un año, y que no se limite el uso del sistema sólo a las infracciones transnacionales graves. Los 28 reiteran que el objetivo debe ser concluir un acuerdo con la Eurocámara antes de fin de año, el mismo plazo que se marcó tras los ataques contra Charlie Hebdo.

Los gobiernos comunitarios creen que el PNR es una herramienta fundamental para detectar a los yihadistas europeos. De hecho, este instrumento existe ya en Estados Unidos desde los atentados del 11-S de 2001 y en otros países como Australia y Canadá. Y la UE ha cerrado acuerdos con los norteamericanos y los australianos para cederles los datos de los pasajeros comunitarios. Pero la creación de un registro europeo lleva encallada en la Eurocámara desde el año 2011. Los eurodiputados alegan que podría vulnerar las normas sobre privacidad y protección de datos.

“Llevamos ya muchos años hablando del PNR y creo que vamos dando impulsos a medida que se producen atentados terroristas. Creo que el Parlamento Europeo, y lo digo con todo el respeto, debe tomar una decisión de tal manera que el PNR pueda entrar en vigor antes de final de año”, ha señalado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Refuerzo de la legislación sobre armas

“Debemos controlar mejor el tráfico de armas para poder erradicarlo, porque el tráfico de armas está en el origen de un gran número de actos terroristas”, ha insistido Cazeneuve. Sobre este problema, Bruselas ha dado un acelerón tras los ataques de París y el pasado 18 de noviembre presentó ya un proyecto de directiva sobre armas de fuego y aprobó unos estándares comunes para inutilizar armas de guerra de forma que no puedan volver a reactivarse. Francia reclama un calendario estricto para aprobar las nuevas normas y también pide que los países de los Balcanes adopten medidas más estrictas contra el tráfico de armas.