Atentado en Paris

Así ayudan los perros a atrapar terroristas

Una pastor belga ha muerto tiroteada en la operación de Saint-Denis. Los agentes caninos galos son los primeros en entrar en asaltos.

Imagen de un perro como Diesel publicada por la Policía francesa en su honor.

Imagen de un perro como Diesel publicada por la Policía francesa en su honor. DGPN/ SICoP

Se llamaba Diesel y tenía 7 años, ha detallado la Policía Nacional. El anuncio de la muerte de esta pastor belga se realizó sobre las 10 de la mañana en la cuenta policial de Twitter. La habían matado los terroristas durante la operación en Saint-Denis, al norte de París, en la que han resultado “ligeramente heridos” cinco efectivos de seguridad franceses, detenidos siete terroristas y muerto otros dos (entre ellos, la primera mujer suicida del Estado Islámico en Europa).

"Los perros de asalto y búsqueda de explosivos: indispensables en las misiones de los agentes del RAID (fuerzas especiales)", ha honrado la Policía el trabajo de esta pastor belga en la red social. Los internautas no han tardado en poner en marcha iniciativas como la etiqueta (hashtag) que ha copado las redes sociales: #JeSuisChien (“Soy un perro”) o #Diesel, con la intención de poner en valor la labor de perros como esta agente canina, aunque sin conseguir evita alguna que otra mofa por la importancia concedida.

Cómo trabajan estos agentes especiales

Los perros como Diesel están entrenados para realizar un descenso vertical colgados de una cuerda que maneja su compañero humano, se tiran en paracaídas, buscan drogas, explosivos… y son los primeros en entrar cuando puede haber peligro. Precisamente lo que ha pasado este miércoles, según Le Figaro, antes de que los terroristas abatieran a la perra. “El animal había sido enviado por el RAID para reconocer el lugar por si estaba minado”, informa el diario francés. 

“Entre la fase de negociación pura, en la que el personal del RAID ha razonado con la persona, y la fase del asalto, yo me beneficio de todas las ventajas a mi disposición, algo de lo que el perro -evidentemente- forma parte”, explicaba el comisario del RAID, Amaury de Hautecloque, en un reportaje sobre la unidad canina de esta unidad de élite de la Policía Nacional emitido por la cadena France 3 en 2012.

“Tiene un papel que jugar. En toda situación difícil, donde no hay tiro directo ni podemos poner elementos técnicos como vídeos que me permitan entrar, el perro adquiere todo su rol. Es uno de los elementos del dispositivos para cumplir la misión con la mejor seguridad posible”.

Ante un posible tiroteo, como el que se ha producido en Saint-Denis, estos animales no llevan una protección adicional a la corporal que les prestan sus compañeros agentes. El can avanza protegido entre las piernas de su compañero mientras la situación lo permite. “Es una herramienta que te puede ayudar para despistar o salvar vidas si alguien se inmola”, explica Javier, entrenador canino de la Policía Nacional española. Él no ha visto ningún agente canino con chaleco antibalas en ningún país del entorno. Les puede coartar el movimiento, justifica.

El reportaje de France 3 sobre los perros del RAID muestra intrépidos canes que trabajan codo con codo con los policías. Los perros especializados en explosivos deben memorizar decenas de materiales. Cuando huelen un material explosivo “marcan” su ubicación. Doce son los canes que pertenecen a esta unidad de élite de la Policía Nacional francesa formada por un total de 170 agentes, según datos de 2012. Con un número tan reducido de canes especializados, una pérdida como la de este miércoles resulta significativa.

Los agentes caninos en España

Existe un total de 600 perros que trabajan con la Guardia Civil y la Policía Nacional, con siete áreas de especialización: drogas, armas, cadáveres, supervivientes, billetes, explosivos y asalto, informa Dani Montero. Estos últimos son los que llevan a cabo operaciones como la de Diesel en Francia, en España las realizan con los GEO.

Tanto en el país vecino como en España, las fuerzas de seguridad prefieren a los pastores belgas. “El pastor belga malinois es un perro que tiene una inteligencia y capacidad de aprendizaje bastante reñida con el pastor alemán, con una capacidad física muy por encima del pastor alemán y aguanta mucho tiempo de búsqueda”, detalla Javier.

'La paz perpetua' de Mayorga

“Sólo soy un perro”. Enmanuel duda, busca la verdad. No sabe a qué atenerse. Busca solucionar las cosas con palabras. Al final, muere. Enmanuel es un perro entrenado para luchar contra el terrorismo en la ficción. Protagonizaba La paz perpetua, un texto de Juan Mayorga, que el dramaturgo comenzó a escribir tras los atentados del 11-M en 2004 y publicó en 2007.

Un año después, subió a escena en el Centro Dramático Nacional. Allí, Mayorga hacía que algún perro, como Enmanuel, fuera más humano que los humanos, aunque en aquel caso eran sus compañeros policías los que acababan con su vida. Porque dudaba. Y de eso trataba el texto: de dónde situamos los límites ante el terror. Mayorga lanzaba una pregunta: ¿está justificada la tortura si con ello podemos evitar la muerte de inocentes?

Pero antes de llegar a la reflexión final, realizaba un largo juego teatral con tres perros que compiten por un puesto en el K7, el cuerpo perruno de élite (el real es el K9). Enmanuel quería entrar por motivos personales: antes había sido un perro lazarillo y su dueña, Isabel, había muerto en un atentado.