Terrorismo

Las claves de la operación contra 'John, el yihadista'

EEUU está “razonablemente seguro” de haber acabado con la vida del mediático decapitador de occidentales del Estado Islámico.

EEUU tiene una "certeza razonable" de la muerte del 'Yihadista John'

EEUU tiene una "certeza razonable" de la muerte del 'Yihadista John'

Este viernes Estados Unidos ha llevado a cabo un ataque contra Mohamed Emwazi, el joven británico de origen kuwaití que se ha hecho mundialmente conocido por sus vídeos sable en mano promoviendo en correctísimo inglés las decapitaciones de rehenes occidentales. Estos son los detalles de la operación de 'John, el yihadista':

¿Dónde se ha producido la operación?

Al noroeste de Siria, en las inmediaciones de Raqqa, el principal bastión del Estado Islámico en el país, al que se desplazó en 2012.

¿Cómo ha sido el ataque?

Un misil Hellfire lanzado desde un drone (avión no tripulado) ha atacado un coche en el que el Pentágono cree firmemente que iba Emwazi. “Sabemos que el sistema armamentístico dio en el objetivo y que el personal que iba en él está muerto”, ha asegurado el coronel Steve Warren en una rueda de prensa en nombre del Pentágono desde Bagdad (Irak), recogida por The Guardian.

¿Por qué ahora?

EEUU llevaba “un tiempo” persiguiendo a este objetivo y a última hora del jueves (hora española) vieron clara la posibilidad de tiro “con víctimas civiles mínimas”, ha explicado Warren, a lo que ha añadido que no han muerto civiles. Emwazi viajaba con otro terrorista considerado de menor relevancia y cuyo nombre no ha trascendido.

El premier británico ha declarado que se trataba de una acción “en defensa propia”, aunque no ha aclarado el papel de Reino Unido en el ataque. Y la Casa Blanca ha dicho que suponía una amenaza para el mundo entero.

El secretario de Estado de EEUU ha lanzado un mensaje al Estado Islámico: “Vuestros días están contados, seréis derrotados”.

¿Cuál ha sido el rol de Reino Unido?

El país del británico de origen kuwaití ha trabajado 24 horas al día con EEUU para localizar al objetivo, según David Cameron. Ha asegurado que se trata de “un esfuerzo conjunto, en el que la contribución de ambos países ha sido esencial”.

¿Cómo afectaría su muerte al Estado Islámico?

“Su habilidad con las redes sociales para inspirar y radicalizar a gente de todo el mundo significaba que estaba haciendo una contribución valiosa al EI”, ha declarado el jefe de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, desde Washington.

Warren, por su parte, ha explicado que “no era una figura importante tácticamente”, pero sí “una herramienta de reclutamiento” y un “famoso” para el grupo yihadista. Considera que su muerte dejaría seriamente tocado el “prestigio” del EI.

¿Qué certeza existe de que haya muerto?

El secretario de Estado de EEUU ha asegurado en la tarde de este viernes (hora española) que continúan evaluando el resultado de la operación, aunque fuentes estadounidenses habían hablado previamente de estar “seguras al 99%” de que John, el yihadista había muerto, ha informado The Guardian. El coronel Warren, que ha hablado a última hora del día (hora española), ha añadido que fuentes de inteligencia habían proporcionado “gran confianza” en que el hombre identificado era John, el yihadista.

¿De qué se le acusa?

Es el presunto autor de las decapitaciones de varios rehenes occidentales del Estado Islámico, pues ha sido identificado como el hombre de perfecto inglés con acento británico que degolló a sus víctimas ante las cámaras, como el fotoperiodista estadounidense James Foley, de GlobalPost.

Aunque en los vídeos únicamente quedaban al descubierto sus ojos, su voz acabó ayudando a delatarlo. También los testimonios de algunos de los rehenes del EI que estuvieron bajo su vigilancia y salieron liberados, como los españoles Javier Espinosa (periodista de El Mundo) y Ricard García Vilanova (fotoperiodista).

¿De dónde viene el apodo de 'John'?

Así le llamaban quienes estuvieron bajo su control y consiguieron huir. “¿Lo notas? Está frío, ¿verdad? ¿Imaginas el dolor que te produciría si te lo clavara? Un dolor inimaginable”, le dijo John a Espinosa según narraría el periodista en su diario tras su liberación.

¿De dónde procede su correctísimo inglés?

De origen kuwaití, vivió en Reino Unido desde los seis años y estudió informática en la Universidad de Westminster, donde se licenció en 2009.

¿Desde cuándo estaba en el punto de mira?

El mismo año que acabó sus estudios de informática acudió a Cage, una institución británica que vela por los derechos humanos en la “guerra contra el terror”, porque consideraba que el MI15 le acosaba.

En correos intercambiados con esa organización a la que también acudió en persona, él contaba que la inteligencia británica le acusaba de haberse unido a terroristas yihadistas en Somalia, según The Wall Street Journal. El diario The Guardian añade que intentaron captarlo como espía británico. Desde Cage aseguran que era una persona “amable”, nada parecido a lo que ahora se ha visto de él.

¿Cuánto costaba (o cuesta) su vida?

EEUU ofreció una recompensa de 10 millones de dólares en septiembre de 2014 por cualquier información que llevara a él.