Justicia

La viuda 'secreta' del rey Fahd, indemnizada con 21 millones

La justicia británica da la razón a Janan Harb, a la que el monarca de Arabia Saudí prometió soporte económico "el resto de su vida". 

El príncipe Fahd con su mujer secreta Janan en una imagen de 1970

El príncipe Fahd con su mujer secreta Janan en una imagen de 1970

La Justicia da la razón a Janan Harb, la ex esposa del difundo rey Fahd De Arabia Saudí. El juez británico Peter Smith ha dictaminado que Harb tiene derecho a una compensación de 21 millones de euros por haber compartido parte de su vida con el monarca saudí. La argumentación de la justicia británica para esta recompensa se basa en la promesa de su esposo de que la cuidaría "el resto de su vida".

El magistrado ha dado por buena la reclamación de Harb, que alegaba haberse casado en secreto con el monarca en 1968, cuando ella tenía 19 años y él aun era príncipe y ocupaba el cargo de ministro de Interior de su país.

Soporte financiero para siempre

Según su versión, el príncipe Abdul Aziz se citó con ella el hotel Dorchester de Londres en junio de 2003 cuando el rey se encontraba gravemente enfermo. Durante el encuentro el príncipe acordó pagarle 12 millones de libras (16,8 millones de euros) y cederle dos pisos situados en el exclusivo barrio de Chelsea -valorados, cada uno, en 7 millones de euros- a fin de honrar la promesa hecha por su padre de dar a Harb soporte financiero para toda la vida.

Aunque el príncipe saudí ha negado en varias ocasiones esta promesa, el magistrado británico ha aceptado la demanda al considerar que sí se produjo tal acuerdo económico. La ausencia del príncipe de la vista tampoco ha ayudado. El juez le reclama también 35.000 euros por "desacato a la autoridad", una cifra que será donada a obras benéficas.

Una relación complicada

Durante una vista anterior celebrada en julio, Harb indicó que la familia del rey Fahd, fallecido en 2005, se opuso a su relación con el monarca porque pertenecía a una familia cristiana en Palestina. Harb se convirtió al islam antes de casarse en una ceremonia discreta con el monarca en marzo de 1968.

La relación duró tres años. La mujer se quedó embarazada tres veces y en cada uno de esos embarazos fue obligada a abortar a petición de Fahd, según su versión.