ELECCIONES ARGENTINAS

Todo lo que debes saber sobre las elecciones argentinas

Mauricio Macri lucha para forzar una segunda vuelta contra el favorito Scioli y encabezar un Gobierno no peronista.

El candidato presidencial, Mauricio Macri, sonríe en un acto en Buenos Aires

El candidato presidencial, Mauricio Macri, sonríe en un acto en Buenos Aires Reuters Argentina

  1. Elecciones Argentina
  2. Argentina
  3. Daniel Scioli
  4. Sergio Massa
  5. Margarita Stolbizer
  6. Mauricio Macri
  7. Cambiemos
  8. Partidos políticos
  9. Política
  10. Peronismo

Argentina llega con cierta incertidumbre al presunto final del kirchnerismo: según las últimas encuestas, no es seguro que el candidato oficialista, Daniel Scioli, logre el triunfo en la primera vuelta. Si el centroderechista (y no peronista) Mauricio Macri logra reducir la distancia a menos de diez puntos, ambos candidatos se medirían por segunda vez el 22 de noviembre, ya sin otros competidores en liza. Sería la primera vez que ocurre en las ocho elecciones presidenciales celebradas desde que Argentina recuperó la democracia en 1983. La ausencia de partidos fuertes y las alianzas cambiantes de la volátil política argentina suelen complicar las predicciones acerca del voto. En todo caso, se perciben señales de cambio político inevitables ante la ausencia de un candidato presidencial con apellido Kirchner por primera vez desde 1999.

QUÉ SE VOTA

Más de 32 millones de votantes elegirán este domingo en Argentina a su presidente y a su vicepresidente para los próximos cuatro años. Además se renovará la mitad de la Cámara de Diputados (130 congresistas), un tercio del Senado (24 senadores) y se designarán, por primera vez, 43 legisladores del Parlasur (una nueva asamblea que funcionará como órgano deliberativo y no legislativo del Mercosur).

Además de todo ello, se eligen gobernadores en 11 provincias: Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Chubut, Santa Cruz, Misiones, Formosa, Jujuy, San Juan, Catamarca y San Luis.

El distrito esencial es la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país (casi 11 millones de electores), que representa un 37,5% del padrón electoral. Es tradicionalmente peronista. Su actual gobernador es el candidato oficialista, Daniel Scioli.

QUIÉNES SON LOS CANDIDATOS

Son seis los aspirantes a suceder a Cristina Fernández, viuda de Néstor Kirchner, en la Casa Rosada. Son estos, ordenados según su posición en las elecciones primarias de agosto:

Daniel Scioli, del Frente para la Victoria (kirchnerista, izquierda peronista). Gobernador de Buenos Aires desde 2007.Mauricio Macri, de la plataforma Cambiemos (centroderecha no peronista). Alcalde de la ciudad de Buenos Aires desde 2007.

Sergio Massa, de Nueva Alternativa (UNA), centroderecha peronista. Ex jefe de Gabinete del Gobierno de Cristina Kirchner.

Margarita Stolbizer, de Progresistas (socialdemócratas). Diputada nacional.

Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda y Trabajadores (izquierda marxista). Diputado nacional.

Adolfo Rodríguez Saá, de Compromiso Federal (centroderecha peronista). Ex gobernador de San Luis y presidente del Gobierno durante 7 días en 2001.

El candidato favorito, Scioli, concita un 40% de apoyo en los sondeos. Mauricio Macri por ahora no logra superar definitivamente la barrera del 30% que necesita para tener una segunda oportunidad. El ex kirchnerista Sergio Massa, tercer clasificado, reúne cerca del 20% de los votos y fragmenta los votos de la oposición.

Tanto Scioli como Massa pertenecen al movimiento peronista, la columna vertebral de la política argentina desde la década de 1959, que está presente en todo el espectro ideológico y ha gobernado 26 de los 32 años desde que regresó la democracia. Incluso la plataforma Cambiemos tiene algunos miembros peronistas, pese a que haya logrado juntar a las principales fuerzas antiperonistas del país por primera vez desde el desastre de 2001.

ASUNTOS FUNDAMENTALES DE CAMPAÑA

Economía Deteriorada tras un ciclo con tasas de crecimiento similares a las de China (en 2010 alcanzó el 9,5%), la economía argentina presenta un déficit fiscal enorme y una inflación anual del 30%. El Gobierno se niega a devaluar en plena campaña, por lo que los precios son los más altos de la región: la devaluación del real brasileño acecha diariamente a numerosos sectores productivos. La inversión internacional es baja y se espera que el PIB caiga un 0,7% este año. El ‘cepo cambiario’ y la existencia de varios tipos de cambio del dólar complican notablemente el panorama. Los niveles de consumo, una seña de la era ‘K’, siguen por las nubes.

El Frente Para la Victoria promete continuar con el “modelo” impulsado durante estos años: profundizar el desarrollo productivo, el intervencionismo y mantener el empleo y el consumo. También promete reducir la inflación de manera gradual, para no afectar a la actividad económica, y sin grandes ajustes fiscales que recaigan sobre las clases populares. Aunque nadie lo asume en público, la devaluación del peso (directa o indirecta) está en la agenda de los tres candidatos, incluido Scioli, que ha mostrado un pensamiento más centrista en materia económica e comparación con los grandes referentes ‘K’.

Para Cambiemos los puntos fundamentales son suprimir las restricciones a la moneda extranjera (el ‘cepo cambiario’, que impide la compraventa de dólares), fortalecer las economías regionales, bajar la inflación y eliminar las retenciones a la exportación: un cambio total respecto al manual del justicialismo gobernante.Por último, Sergio Massa ha puesto énfasis sobre todo en bajar la inflación, eliminar el cepo al dólar y retirar el impuesto sobre la renta (impuesto a las ganancias).

Pobreza Las cifras de pobreza en Argentina varían notablemente según quién las presente y han generado polémicas relevantes en los últimos meses: la principal de ellas, cuando el Gobierno afirmó que había más pobres en Alemania que en su país. Mediciones privadas indican una incidencia de la pobreza superior al 25%, muy alejada de la improbable estimación oficial (5%), pero otros registros internacionales reconocen una reducción del número de pobres bajo el mandato de Cristina Kirchner, que la colocó como su máxima prioridad. Macri ha incluido este asunto entre sus prioridades en todos los discursos de campaña.

Seguridad y narcotráfico Diversos estudios demuestran que la percepción de venta de droga en el país ha crecido notablemente en la última década. El Papa Francisco alertó este año sobre una posible "mexicanización de Argentina". Rosario, capital de Santa Fe, es el símbolo más reciente de la ola de inseguridad relacionada con tráfico de drogas. Además, Argentina es el país con más robos del continente. La plataforma Cambiemos propone la declaración de emergencia nacional en materia de seguridad, una agencia especial contra el crimen organizado y la modernización de las fuerzas de seguridad.

El gobernante Frente para la Victoria propone establecer una agencia federal especializada para prevención de delitos y lucha contra el narcotráfico, además de insistir en la prevención a través de la inclusión social. Sergio Massa, a su vez, ha mostrado un discursos muy duro sobre la inseguridad, prometiendo por ejemplo llevar el Ejército a los barrios pobres para luchar contra el narcotráfico, como en Río de Janeiro.

Política exterior La determinación de Macri por desmarcarse del kirchnerismo y virar el rumbo argentino en política internacional le ha llevado a prometer mejores relaciones con Reino Unido sobre las islas Malvinas, un símbolo nacionalista predilecto de Cristina Fernández de Kirchner. También ha apostado por reconducir el vínculo con Estados Unidos, ‘bestia negra’ del Gobierno Kirchner, con quien Argentina mantiene un largo conflicto por los ‘fondos buitres’. La tensión ha estado agudizada por los estrechos lazos entre el Gobierno Kirchner y el Gobierno de Venezuela.

Argentina se ha mantenido alejada estos años del mercado financiero internacional, lo que despierta fuertes críticas en la oposición. El Gobierno, sin embargo, defiende que el país pasó la crisis internacional de 2008 mucho mejor que otros Estados plenamente integrados en el circuito financiero internacional.

ENCUESTAS

No cabe duda de que Daniel Scioli conseguirá la mayor cantidad de votos en primera vuelta, pero aproximadamente un tercio señala que finalmente Macri logrará el ballotage. En una hipotética segunda vuelta las opiniones se encuentran divididas, ante la dificultad de prever el comportamiento de los seguidores de Sergio Massa, peronista como Scioli pero antikirchnerista después de haber sido Jefe de Gabinete de Cristina Fernández entre 2008 y 2009, un ejemplo de la volatilidad política argentina.

LA SEGUNDA VUELTA O BALLOTAGE

La ley electoral otorga la presidencia al candidato que obtenga más del 45% de los votos o al que obtenga un mínimo del 40% si tiene una diferencia de diez puntos respecto al segundo. Si no sucede ninguna de esas dos cosas, ambos aspirantes deben medirse en una segunda vuelta (o ballotage) el domingo 22 de noviembre. Si Macri lograse reducir la diferencia a menos de diez puntos, provocaría el primer ballotage de la historia argentina.

¿FIN DEL KIRCHNERISMO?

No hay candidatos con ese apellido en las listas, pero Cristina Fernández ha colocado fieles en puestos relevantes de todas las listas (empezando por el candidato a vicepresidente impuesto a Scioli, el ortodoxo Carlos Zanini). Además, la Cámpora, organización juvenil del movimiento (liderada por su hijo Máximo) también espera conseguir puestos relevantes en la administración Scioli.

La falta de cifras creíbles en instituciones clave como el Instituto Nacional de Estadística (INDEC) y el elevado grado de tensión política existente en el último año (con casos graves de corrupción acechando incluso al vicepresidente, Amado Boudou) complica la evaluación mesurada de los doce años de Gobiernos kirchneristas. Los primeros años de Néstor Kirchner al frente de un país derrumbado económicamente merecen aplauso general, aunque después la profundización del modelo ‘K’ (intervencionismo económico, inflación y consumo altos, subsidios), la corrupción, un cierto autoritarismo formal y la hiperexaltación de la figura del fallecido Néstor Kirchner hayan reavivado el sentimiento antiperonista en diversos sectores.

VOTO OBLIGATORIO

El voto es obligatorio para los ciudadanos entre 18 años y 70 años. Para los adolescentes de 16 a 18 años y los mayores de 70 es optativo. El rigor con el que se aplican multas o sanciones en caso de abstención ha descendido notablemente en la última década.

VIGILANCIA ELECTORAL

El fraude electoral es un un fantasma tradicional de las elecciones argentinas cuya extensión nunca ha sido del todo demostrada, aunque es decididamente mayor en ciertas provincias del norte. En un intento de disipar estas sospechas, reproducidas en recientes elecciones provinciales (como las de Tucumán), las formaciones opositoras han convocado masivamente a sus militantes para la fiscalización de mesas electorales. El Comando General Electoral vigilará los más de 13.000 colegios electorales con la colaboración de 100.000 agentes armados.

EL ESCRUTINIO

Las urnas abrirán a las 8.00 y se cerrarán a las 18.00 (23.00 en España). Los primeros resultados provisionales se conocerán a lo largo de la madrugada del lunes 26.