Afganistán

EEUU espera que la OTAN se quede también en Afganistán

Obama mantendrá a sus tropas en el país tras 14 años de conflicto con la esperanza de que la alianza decida prolongar su misión.  

Obama anuncia que frenará la salida de tropas de Afganistán.

Obama anuncia que frenará la salida de tropas de Afganistán.

Obama mantendrá a las tropas estadounidense en el país tras 14 años de conflicto con la esperanza de que la OTAN decida prolongar su misión.  

Contrario a sus promesas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado este jueves que mantendrá a miles de soldados estadounidenses en Afganistán después de 2015. “Si bien la misión de combate de Estados Unidos en Afganistán ha terminado, nuestro compromiso con Afganistán y su gente continúa”, ha afirmado.

En concreto, los 9.800 efectivos del Ejército de EEUU que se encuentran hoy en el país permanecerán en su puesto durante la mayor parte de 2016 y luego serán 5.500 los que continúen en 2017. Obama ha renunciado así a su meta de acabar con las guerras que libra su país en Oriente Medio antes de dejar la Casa Blanca. El presidente había dicho anteriormente que sólo pretendía mantener un pequeño contingente para proteger su embajada en Kabul.

“Con los republicanos apretando en casa por una postura más dura, esto que ha hecho es lo mínimo que podía hacer”, afirma Félix Arteaga, investigador principal de Seguridad y Defensa del Real Instituto Elcano, que entiende que la decisión tiene una dimensión electoral. “Toma las decisiones de acuerdo con sus intereses y los de Estados Unidos, no los de los demás”.

Los 10 países que más soldados tienen en la misión afgana de la OTAN.

Los 10 países que más soldados tienen en la misión afgana de la OTAN.

Obama asegura que Afganistán no está en condiciones de afrontar la escalada de violencia que lo sacude. Su decisión llega en un momento en que su Gobierno es la diana de las críticas de la comunidad internacional por bombardear un hospital de Médicos Sin Fronteras y los insurgentes talibanes toman impulso. Los talibanes han vuelto a ganar poder y lograron conquistar y mantener durante dos semanas la ciudad norteña de Kunduz, en la que finalmente se rindieron el martes gracias, en parte, a bombardeos estadounidenses. Esta ofensiva aérea, sin embargo, acabó con la vida de al menos 22 personas en un bombardeo a un hospital hace casi dos semanas (once personas continúan desaparecidas).

Parte de los soldados estadounidenses sobre el terreno seguirán con sus labores de entrenamiento de las fuerzas afganas, han informado las autoridades de ese país, mientras que otros perseguirán a miembros de Al Qaeda y el Estado Islámico. “Seguirán manteniendo la opacidad porque no dirá lo que hacen y nunca reconocerá que están combatiendo, si hay combates”, dice Arteaga.

Junto con los casi 10.000 efectivos estadounidenses, hay más de 6.000 soldados de otras nacionalidades en Afganistán. Estos participan en una misión de la ONU llamada 'Apoyo Resuelto' y sus labores no son de combate sino que entrenan al Ejército afgano y asesoran a las autoridades locales. Casi 7.000 del total de efectivos que EEUU tiene desplegados en Afganistán forman parte de esta misión. EEUU espera ahora que la OTAN siga sus pasos y decida continuar en Afganistán. Si bien su poder sobre la alianza es intenso.

La OTAN, abierta a quedarse

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha valorado positivamente la decisión de Obama. “Esta importante decisión allana el camino para una presencia sostenida de los aliados y socios de la OTAN en Afganistán. Demuestra el compromiso continuo de nuestros aliados y socios con Afganistán”, ha dicho en comunicado. La alianza se ha mostrado abierta a continuar en el país, aunque no ha tomado ninguna decisión todavía.

La operación 'Apoyo Resuelto' surgió al comienzo de este año tras la disolución de la Fuerza de Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), cuando la OTAN dio por finalizadas las labores de combate en el país. La ISAF nació al poco de empezar la guerra por mandato de la ONU y en 2003 pasó al mando de la OTAN. Aunque EEUU la dirigió en realidad, afirma Arteaga. Y el General estadounidense John F. Campbell es responsable ahora de la operación.

Aparte de EEUU, que aporta la mitad de efectivos de la misión, los países que más tropas aportan son Georgia (856), Alemania (850), Italia (760), Rumanía (650), Turquía (509), Reino Unido (395), según los últimos datos disponibles de este mes. 'Apoyo Resuelto' cuenta con el apoyo de más de 40 países.

Estados Unidos desembarcó inicialmente en el país en 2001 en respuesta a los atentados del 11 de septiembre para combatir a Al Qaeda y derrocar el régimen talibán. La presencia estadounidense alcanzó su punto más alto en 2010 con unos 140.000 soldados al mismo tiempo, según AP. Reino Unido ha sido el principal aliado de EEUU en la campaña en Afganistán. Unos 140.000 británicos sirvieron a lo largo de la guerra, según la BBC. En 2014, retiró casi todas sus tropas. Francia retiró sus tropas temprano, en 2012, antes de que finalizase la ofensiva de la ISAF. Curiosamente, Canadá, que participó activamente en la campaña, no tiene tropas en la misión de la OTAN y Australia, que también destacó en la guerra, tiene sólo 229.

El papel de España

Alrededor de 440 efectivos de las Fuerzas Armadas españolas han participado en 2015 en la misión que la OTAN mantiene activa en Afganistán. La retirada de las tropas, tal y como está acordado con la Alianza Atlántica, se está produciendo desde hace unas semanas. Sin embargo, un contingente de unas 25 unidades permanecerá en el cuartel general de la operación.

Las tropas españolas pisaron tierra afgana por primera vez en enero de 2002. En un primer momento, lo hizo bajo las directrices de Naciones Unidas, que fue quien puso en marcha la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF, por sus siglas en inglés) en Afganistán. El territorio apenas contaba con una estructura gubernamental o de seguridad; el objetivo, además de dotar al Gobierno local de estas estructuras, era el de combatir el terrorismo internacional. Después, en 2003, la OTAN asumió el mando del operativo.

En Defensa detallan que, desde el aterrizaje en el conflicto, 102 militares españoles han perdido la vida en accidentes o en atentados. Actualmente participa en dos escenarios: en Herat, donde controla una base aérea con un hospital de campaña, y en Kabul. Con la retirada de la mayoría de efectivos españoles también se replegará parte de este hospital -denominado Role E2-; el material restante quedará bajo mando italiano.