Bernie Sanders

Un socialista acecha a Clinton gracias a microdonaciones

El candidato más progresista a las primarias demócratas, Bernie Sanders, ha recaudado casi tanto dinero como la gran favorita.

El candidato demócrata Bernie Sanders.

El candidato demócrata Bernie Sanders.

Unos 26 millones de dólares en tres meses. El candidato más a la izquierda en las primarias demócratas de Estados Unidos, Bernie Sanders, se ha quedado a sólo dos millones de recaudar tanto dinero como la favorita, Hillary Clinton, para su campaña en el último trimestre. Un dato más llamativo si cabe, teniendo en cuenta que Sanders presume de ser “socialista demócrata” en un país donde dicho adjetivo está mal visto por buena parte de la sociedad estadounidense, que lo equipara a los regímenes comunistas.

Desde julio, Sanders, que es senador por el estado de Vermont, ha participado en siete eventos para recabar fondos y Clinton en 58, según The Washington Post. Pero la clave del repentino impulso económico de Sanders son las pequeñas donaciones que su campaña recibe a través de internet. Desde que presentó su candidatura hace cinco meses, ha logrado más de un millón de donaciones de una red de 650.000 donantes. Y ha alcanzado la marca del millón de contribuciones más rápido que el presidente, Barack Obama, cuando se lanzó por primera vez a la conquista de la Casa Blanca en 2007, informa The New York Times.

Antes de que las campañas de Sanders y Clinton informasen este miércoles de las novedades en sus finanzas, Clinton dominaba la carrera por el 'cash' con 47 millones de dólares recaudados, frente a los 15 de Sanders. Ahora, al restar gastos, se espera que los dos candidatos tengan más o menos la misma cantidad de dinero en mano. La Comisión Federal de Elecciones publicará los datos oficiales más adelante en el mes de octubre. “Hillary Clinton ha recaudado [el dinero] fundamentalmente con grandes contribuciones”, dijo el miércoles a la cadena CNN David Axelrod, estratega en jefe en las campañas de Obama de 2008 y 2012. “Bernie Sanders lo está haciendo casi completamente con donaciones pequeñas; ha tenido un millón de donaciones y cientos de miles de donantes que probablemente donarán de nuevo. Por tanto, la historia sugiere que sus números incrementarán y no al revés y va a tener recursos para competir durante un buen tiempo”.

Los datos de donaciones disponibles hasta ahora y las encuestas de popularidad sugieren que el donante medio de Sanders es un hombre blanco de izquierdas que vive en estados progresistas como el propio Vermont o California. Sanders, que tiene causas como la reforma de Wall Street en su agenda, atrae al ala blanca izquierdista del Partido Demócrata, dice a EL ESPAÑOL Alana Moceri, profesora de comunicación política en la Universidad Europea de Madrid y responsable de la plataforma Spain for Hillary. “Pero el problema es que puede tener problemas en otros estados en los que hay más hispanos o afroamericanos”, afirma. Y es que Sanders es poco conocido entre las comunidades negra y latina. Por ejemplo, un sondeo de la empresa Gallup señalaba en agosto que el 33% de los afroamericanos conocían a Sanders mientras que el 92% estaban familiarizados con Clinton.

Mismo balance, diferente inversión

A diferencia de Clinton, Bernie Sanders no ha comprado aún espacio televisivo alguno para promover su candidatura. Pero el socialdemócrata, como se define a sí mismo, pisa fuerte en redes sociales. Su página de Facebook cuenta con más de 1,6 millones de 'me gusta', sus cuentas oficiales en Twitter suman casi 1,4 millones de seguidores, en Instagram le siguen 240.000 personas y también está presente en otras plataformas como Reddit. “El apoyo online nos funcionó mejor que intentar captar la atención de la gente a través de anuncios de televisión durante las vacaciones de verano”, dijo el director de campaña de Sanders, Jeff Weaver, al New York Times. Si bien, Clinton, tiene sólo en su cuenta personal de Twitter casi 4,4 millones de seguidores.

Aparte de las campañas de los candidatos, hay otro aspecto a tener en cuenta a la hora de hablar de dinero: los grupos independientes. En concreto, los Super PAC -súper comités de acción política- originados en 2010 son grupos que recaudan sumas ilimitadas de dinero de asociaciones, individuos y empresas para luego hacer campaña a favor o en contra de un candidato. El Super PAC principal a favor de Clinton, Priorities USA, ha recabado unos 26 millones de dólares desde julio, según Los Angeles Times, lo que supone un total de 115 millones destinados a que Clinton tome la Casa Blanca desde que la ex primera dama anunciara su candidatura en abril. Sanders no cuenta con esta ayuda extra, ya que considera que los Super PAC ponen en peligro la democracia y, por tanto, no recauda fondos a través de ellos.

Clinton, ha bajado el ritmo de recaudaciones en los últimos meses -21 millones menos- debido al daño político causado por la publicación de los correos electrónicos que intercambió como secretaria de Estado con Obama desde una cuenta no gubernamental y los rumores de una posible irrupción del vicepresidente, el demócrata Joe Biden, en la carrera presidencial. “Ha empezado una espiral destructiva en los medios y claro que ha hecho daño en su campaña”, dice Moceri. “Han sido unos meses duros [para Clinton]”.

Pese a la caída en donaciones, Clinton sigue por delante en las encuestas para las primarias demócratas. Los últimos sondeos a escala nacional otorgan a Clinton una ventaja de 18 puntos frente al candidato socialdemócrata.